fbpx

El grave riesgo de la Modalidad 40 del que pocos hablan

Mauricio Priego 10/Oct/2022 2
El grave riesgo de la Modalidad 40 del que pocos hablan

Afores, asesores en finanzas, tiktokers, youtubers, incluso defraudadores… Todos recomiendan la modalidad 40 para incrementar tu pensión si perteneces a la ley 73. Sin embargo, hay un tema del que muy pocos hablan por falta de una visión integral: El riesgo de la modalidad 40 en personas mayores de 50 años.




La Modalidad 40 en pocas palabras

La modalidad 40 nace para que un asalariado que se independiza pueda seguir cotizando ante el IMSS y así tener derecho a una pensión. Nunca fue la idea de legisladores – ni del propio instituto – que fuese aprovechado para incrementar artificialmente la pensión.

El punto base es que, al inscribirte a esta modalidad, tú puedes elegir el monto de tu salario de cotización, teniendo como base tu último salario y, como monto máximo, 25 UMAs.

Y como para quienes pertenecen a la Ley 73, la pensión se calcula en base al salario promedio de los últimos 5 años cotizados, ¡Voilá! No importa si toda tu vida cotizaste con un salario mínimo: Con sólo 5 cotizar tus últimos 5 años con salario topado (lo cual puede hacerse a través de la modalidad 40), puedes alcanzar la pensión máxima (Más de 50 mil pesos al mes).

Sin embargo, la modalidad 40 tiene dos limitantes importantes:

  • No te da derecho a las prestaciones en especie del IMSS (Guarderías, Ayuda de maternidad, Ayuda por matrimonio entre otras)
  • Tampoco tienes acceso a los servicios de salud del instituto (Consultas médicas, hospitalización, medicamentos, análisis clínicos)

Y es precisamente, en este segundo punto, donde se esconde el grave riesgo del que pocos hablan.

El riesgo de la Modalidad 40

El riesgo de la modalidad 40 surge debido a sus limitaciones inherentes:

Al pasarse una persona a la modalidad 40, los tratamientos médicos que recibieran ella o sus familiares por parte del IMSS quedan suspendidos, lo cual puede ser en extremo delicado en caso de enfermedades crónico-degenerativas.

¿Te imaginas? De la noche a la mañana dejar de recibir medicamentos, terapias, seguimientos clínicos en enfermedades como hipertensión, diabetes, lupus, hernias lumbares, bipolaridad, cáncer… Los costos de estas enfermedades podrían impactar negativamente al flujo de efectivo de la familia y, con ello, que saliera más cara la cura (una pensión elevada) que la enfermedad (Literalmente).

Pero ¿No hay nada que pueda hacerse al respecto?

Citas decisiones información Mauricio Priego #MPPh

Modalidad 33, el acceso a los servicios médicos del IMSS

Existe una modalidad – la Modalidad 33 – que te permite contratar de forma externa los servicios médicos y hospitalarios del IMSS. Sin embargo, con total sinceridad, no es la solución al riesgo de la modalidad 40 que conversábamos anteriormente.

La modalidad 33 funciona, en lo general, como un Seguro de Gastos Médicos Mayores, sólo que limitando sus servicios a hospitales, clínicas y personal médico y de salud del propio instituto.

Entonces, ¿Por qué no es una solución?

Al igual que cualquier otro Seguro de Gastos Médicos Mayores, no cubre enfermedades preexistentes.

¿Qué significa lo anterior en español? Que si como asalariado tú o algún miembro de tu familia comenzaron a ser tratados por alguna enfermedad crónica o crónico-degenerativa, al tratar de contratar la modalidad 33 dichas enfermedades quedan excluidas. Es decir, ya no recibirás tratamientos ni seguimiento alguno en el IMSS.

Como último comentario informativo sobre la modalidad 33, su costo es muy cercano al de un seguro de gastos médicos mayores con una aseguradora, por lo que conviene cotizar y comparar calidad de servicios antes de inscribirte en esta modalidad. Puedo apoyarte en este punto. Si te interesa, contáctame en esta liga.

¿La Modalidad 10 y la Modalidad 44 tienen el mismo problema?

Así es. Incluso, en las propias normas de estas modalidades, el tener enfermedades ciertas enfermedades preexistentes son motivo para negarte la inscripción en ellas.

¿Cuál es mi recomendación en este caso?

Si tienes enfermedades preexistentes importantes, y más si son crónico degenerativas, evalúa si realmente vale la pena perder los servicios médicos para dichas enfermedades por alcanzar una pensión más elevada, la cual llegará años más adelante.

Aprovecho para compartirte un artículo que escribí sobre mi estrategia personal para tener una alta calidad de vida en mi retiro el cual contempla estos temas. Espero te sea de utilidad.

Cualquier duda que tengas con todo gusto déjala en los comentarios, que para mí, el poder aportarte mi granito de arena, es como agradezco a la comunidad todo lo que me ha brindado.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros de que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook.

Referencias

2 Comentarios »

  1. Edith 25/Oct/2022 en 11:02 am - Responder

    Qué interesante artículo, Mauricio. Fíjate que una opción podría ser evaluar el costo del servicio médico de la enfermedad que se tenga en el Sector Salud público. Incluso ver la posibilidad de contratar un seguro médico privado que eventualmente cubra la afección deseada. La verdad que hay muchos lugares donde la atención del Sector Salud público es mucho mejor que en el IMSS y los costos son reducidos. En donde vivía mi papá así era. Sería cuestión de ver cómo está la cosa en el lugar donde se vive. Saludos.

    • Mauricio Priego 26/Oct/2022 en 8:57 pm - Responder

      ¡Hola Edith! Qué gusto volver a saludarte.
      Y como siempre, con comentarios muy atinados.
      Tienes razón: Podrían buscarse opciones en el sector salud. Con aseguradoras privadas sería buscarle: La gran mayoría excluyen enfermedades pre-existentes, y las pocas que sí las manejan, tienen cláusulas que hay que analizar muy bien y normalmente se incrementa la prima.
      ¡Éxito en tus objetivos!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.