Recesiones: Que son y como afrontarlas para salir bien librados de ellas

Mauricio Priego 15/Oct/2011 2

Recesión es un término utilizado en economía para definir la disminución generalizada de la actividad económica de un país o de una región del mundo. Aún que la definición actual data de los años 70’s del siglo pasado, últimamente se ha “puesto de moda” a partir de la crisis financiera global de 2008, hablándose actualmente de una posible “doble recesión” generada por el déficit fiscal y la crisis crediticia subsecuente de algunos países eur0peos y de Estados Unidos. Pero, ¿qué es en sí? ¿Que efecto directo tiene en mis finanzas personales? El saber interpretar los factores que inciden en una recesión te será muy útil para establecer estrategias preventivas en tu hogar, en tu vida personal, así como ajustar tus estrategias de inversión, principalmente si participas – o planeas participar – en instrumentos de alto riesgo como son los fondos de cobertura, los de renta variable, o directamente en la bolsa de valores.

La Actividad Económica, el PIB y su relación con la recesión

Iniciemos entonces. La suma de la capacidad individual que cada ciudadano y empresa de un país tiene para producir bienes y otorgar servicios se llama actividad económica.  La producción de esos bienes en las fábricas, su comercialización en comercios y el otorgamiento de servicios por diferentes negocios generan empleos, los cuales permiten a las personas, precisamente, comprar productos y pagar servicios. De todo funcionar correctamente tendríamos cada vez más productos, más servicios, más empleos, en pocas palabras más dinero en los bolsillos, lo que significaría que la sociedad tendría un mayor bienestar. Esta capacidad de producción de bienes y servicios se mide a través del Producto Interno Bruto o PIB, el cual valora monetariamente (usualmente en dólares americanos) esos bienes y productos generados. De forma natural, si la variación del PIB de un período a otros es positiva, indica que la economía del país está creciendo, y por el contrario, si es negativa, significa que la economía se está contrayendo.

La recesión al desnudo

Para determinar el crecimiento o contracción de la actividad económica el PIB se mide de forma trimestral (Enero – Marzo, Abril – Junio, Julio – Septiembre, Octubre – Diciembre), siendo que la recesión es la disminución de la actividad económica del país o región (la suma de varios países como es el caso de la Eurozona o Latinoamérica, por ejemplo) por dos trimestres consecutivos.

¡Y es aquí donde debemos tener cuidado! Ya que por su definición debemos esperar cuando menos 6 meses antes de que la recesión sea dictaminada de forma oficial… y para entonces podría ser ya muy tarde para tomar medidas preventivas, ya que la actividad económica podría haberse reducido al grado de que se tuviesen que cerrar negocios o realizar recortes de personal. Es entonces cuando entran los gobiernos a “rescatar” bancos y empresas, ya que entre mayores recortes de personal hubiera, menos dinero habría en las calles y por tanto más empresas tendrían que cerrar, lo cual desembocaría en una crisis como la vivida en México en el 95 (el llamado efecto tequila, siendo la primera crisis financiera global de la historia) o la crisis argentina del corralito en diciembre del 2001.

Para terminar de enrarecer el momento en que se oficializa la recesión, tenemos que considerar el último trimestre del año donde se ubica la temporada navideña. Mas allá del significado religioso de las festividades, el mundo occidental ha capitalizado tanto la imagen de la navidad que es cuando más repuntan las ventas en prácticamente todos los países del orbe. De ésta manera es altamente factible tener un tercer trimestre (Julio-Septiembre) malo con una severa contracción económica, pero que en el cuarto Santa Claus obre el milagro de aumentar un poco las malas ventas anteriores, por lo que no se observaría el necesario segundo trimestre de contracción… y como deben ser consecutivos, entonces se tendría que esperar a observar los primeros seis meses del siguiente año… ¡Prácticamente se requiere en este caso de un año completo para que se oficialice la recesión! Y obviamente, para esos momentos, ya habría una verdadera crisis financiera. Lo que acabo de comentar no es una situación hipotética: fue como inició la crisis del 2008.

Pero, ¿qué dispara una recesión?

Realmente no existe una causa única. La economía es donde mejor puede observarse el efecto mariposa (o teoría del caos, popularizada por la película Jurassic Park), de forma que una revuelta popular en un solo país puede generar una caída generalizada de las bolsas del mundo (lo vimos este año: el levantamiento del pueblo libio contra Gadafi provocó importantes caídas en los mercados financieros, muchos de los cuales no se han aún recuperado).

Sin embargo podemos señalar algunas causas internas a un país como son:

  • la disminución en el consumo de las familias (Vg. recortes preventivos de gastos al temer por el empleo),
  • la inseguridad social (temor de acudir a ciertos negocios o ciudades; empresarios que cierran o reubican sus negocios),
  • la falta de emprendedores (que generen nuevos negocios volcando capital nuevo en el mercado),
  • la falta de ideas creativas y novedosas entre emprendedores, trabajadores y gobierno (el “pan con lo mismo” termina sabiendo desabrido),
  • la falta de proyecto de infraestructura gubernamentales (por carencia de recursos, como es el caso de la crisis fiscal griega)
  • eventos fortuitos como fue en México la gripe AH1N1 o cíclicos como es la consabida cuesta de enero.

Como muchos de estos eventos no pueden controlarse, la realidad es que las recesiones se dan tarde o temprano de forma recurrente (los economistas afirman que son cíclicas), por lo que no queda más que estar preparados para afrontarlas.

¿Cómo puedo saber si se acerca una recesión?

Existen algunos indicadores financieros que pueden darte idea de cómo van las cosas

  • Se observa una caída en la producción y comercialización de bienes y servicios;
  • Se reducen las ventas de automóviles y viviendas, necesarios para muchos, buenas oportunidades de inversión para algunos, pero que en todos los casos, de avecinarse una crisis, son difíciles de continuar pagando si se compraron a crédito, o de vender a un buen precio si se compraron como inversión;
  • Las empresas reducen sus inversiones – preparándose para lo que se avecina – y las bolsas de valores muestran movimientos erráticos de alzas y bajas pronunciados;
  • Hay pérdidas de empleos y reducción de nuevas contrataciones. Se incrementa la solicitud de seguros por desempleo en los países donde éste existe;
  • Las empresas reportan reducción en sus ventas y utilidades;
  • Por el descenso del consumo tienden a bajar los precios de algunos los productos, lo cual provoca también un descenso de la inflación (ley de la oferta y la demanda).

¿Que puedo hacer para prepararme ante una posible recesión?

  1. Recortar aquellos gastos superfluos que realmente no son necesarios (paseos, cine, vestuario, refrescos, juegos de azar),
  2. El dinero obtenido del recorte, deposítalo en una cuenta de ahorro para generar tu propio fondo anti-crisis,
  3. Propón iniciativas de reducción de gastos en tu trabajo o negocio, para ayudarlo así a superar la posible crisis… y preservar tu empleo,
  4. Genera una lista de posibles actividades que pudieras realizar para conseguir un ingreso extra emergente en un momento dado (clases particulares, asesorías, servicios de limpieza o mantenimiento),
  5. Da preferencia a adquirir productos elaborados en tu propio país, y aún mejor por empresas nacionales, para de esta forma mantener la economía activa, preservar empleos y mantener un sano flujo de efectivo en las calles;
  6. Habla con tu familia para que formen un frente común al reto. Así será mas fácil salir adelante.
Es cierto que muchas de estas medidas son proteccionistas y que durante las recesiones hay voces que indican que, de llevarlas a cabo, lo único que se está haciendo es acelerar la caída de la actividad económica y con ello fomentando la propia recesión. Si repasas los factores que disparan la recesión, veremos que efectivamente hay acciones compartidas entre los disparadores y las acciones de preparación. Es claro que en este punto el tema se vuelve polémico, por lo que agradeceré compartas tus opiniones con nosotros y los otros lectores en el espacio de comentarios al final del artículo.
Finalmente recuerda que en el centro de una crisis se encuentra la simiente de la oportunidad y el cambio. En tus manos está el ser su víctima o salir fortalecido de la misma al estar preparado para detectar y tomar las oportunidades que seguramente en ella se generarán.
¡Éxito!

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

  • Periódico El Financiero, especializado en noticias sobre economía, finanzas, mercados de valores y de divisas
  • Yahoo Finanzas, el cual, además de noticias de economía y finanzas, tiene herramientas gratuitas muy intuitivas para dar seguimiento a los mercados financieros
Nota: Ni el equipo de Practifinanzas ni un servidor tenemos relación alguna con las ligas recomendadas. Se las compartimos únicamente porque somos usuarios de las mismas y hemos comprobado su utilidad.

2 Comentarios »

  1. ernesto mena 24/Sep/2013 en 10:59 am - Responder

    muy bueno, felicidades

    • Mauricio Priego 28/Sep/2013 en 8:10 am - Responder

      Gracias Ernesto!
      Éxito en tus proyectos

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.