Cinco pasos para elaborar tu propia Estrategia de Ahorro e Inversión

Mauricio Priego 15/Oct/2012 6

Elaborando tu propia estrategia financieraUna de las preguntas que más frecuentemente recibo es cómo elaborar una estrategia de ahorro e inversión. Si bien la estrategia de cada persona difiere por su perfil, necesidades y objetivos personales, podemos trazar un plan de ruta que nos permita tener una visión general de cómo se elabora e implementan este tipo de estrategias, de forma que quien así lo desee desarrolle la suya propia. Antes de comenzar, una recomendación: ten presente en todo momento que un plan de ruta no es una receta de cocina que puedas aplicar al pie de la letra, sino más bien una guía que requieres ir ajustando a tu realidad conforme avanzas en el camino hacia tus objetivos.




1. Define tu objetivo

Tengo que ser honesto: Si no tienes un objetivo por alcanzar, es muy difícil que logres desarrollar una estrategia. El dinero es tan sólo una herramienta para facilitar la adquisición de productos y la contratación de servicios, así que lo realmente importante es definir lo que quieres realizar con ése dinero. ¿Tener un retiro tranquilo sin apuros económicos? ¿Garantizar la educación de tus hijos? ¿Comprar tu casa propia? ¿Poner un negocio? ¿Las próximas vacaciones de tu familia? Recuerda que pueden ser cosas más sencillas y cercanas como comprar el más nuevo Smartphone, un sistema de teatro en casa o cambiar tu televisor.

Ahora bien, sabiendo para qué quieres el dinero sólo has conseguido el objetivo… falta definirlo. Para ello requieres determinar cuánto dinero necesitas y en cuánto tiempo piensas utilizarlo.

Veamos un ejemplo:

  • Objetivo: Tener un retiro tranquilo en el que no requiera de trabajar para vivir
  • Cuánto dinero necesito para lograrlo: $1,000,000
  • Cuándo planeo lograrlo: 35 años

2. Determina tu estrategia de ahorro

Esta es quizá la parte más difícil de todo el proceso, ya que requieres responder dos preguntas que usualmente son antagónicas: Cuánto dinero necesitas ahorrar contra Cuánto dinero puedes ahorrar. El aumento constante de los precios, la aparición de situaciones imprevistas, cambios en las necesidades de tu familia, emergencias… todo ello impide a la mayoría de las personas ya no digamos ahorrar lo que necesita, sino simplemente ahorrar cualquier cantidad.

Pero te voy a dar un secreto. Recuerda que hablamos de un plan de ruta que se ajusta a la realidad del camino y no de cantidades escritas en piedra que no pueden cambiarse una vez establecidas. ¿Cómo se hace esto? Sigue estos cuatro sencillos pasos:

  1. Determina cuánto necesitas ahorrar para alcanzar tu objetivo.
  2. Determina sinceramente cuanto puedes ahorrar para alcanzar tu objetivo. ¿Es menos de lo que necesitas? No te preocupes: ahorra esa cantidad que sí puedes ahorrar con perseverancia. Puedo garantizarte que es mejor alcanzar la meta con algunos pesos menos de lo planeado en el bolsillo, que llegar con los bolsillos vacíos.
  3. Cuando lleguen días de abundancia, vuelve a calcular cuánto necesitas para alcanzar tu objetivo e incrementa tu aportación al ahorro.
  4. Cuando lleguen días de vacas flacas (tarde o temprano los habrá) reduce tu aportación a lo que sí puedes ahorrar haciendo tu mejor esfuerzo para separar lo máximo posible dentro de tus posibilidades.

De esta manera tu estrategia de ahorro se ajusta a la realidad de la vida, la cual es un continuo sube y baja donde se suceden períodos de bienestar con períodos de carencias.

Sigamos con el ejemplo:

Recalco que no debe preocuparte si te sucede como en el ejemplo anterior, donde de forma consciente puse que no se tiene el flujo de dinero suficiente para ahorrar lo necesario. Conozco muchas personas que nunca empiezan a ahorrar porque no pueden ahorrar lo que necesitan. Lo importante es ahorrar, siendo la cantidad que necesitas sólo una referencia… Recuerda: Cuando lleguen los días de bonanza, recibas tu aguinaldo o tengas algún ingreso no contemplado, tendrás la oportunidad de incrementar tu ahorro.

3. Selecciona el mejor instrumento de ahorro o inversión según el monto de tu capital ahorrado

Como seguramente habrás escuchado alguna vez, entre mayor sea tu capital tienes acceso a instrumentos que te dan mejores rendimientos por tu dinero. Por tanto, es importante que vayas identificando dónde depositarás tu dinero conforme tu capital vaya creciendo. Recuerda: Es posible que empieces con una alcancía, de ahí pases a una cuenta de ahorro tradicional y de ahí a instrumentos de inversión más avanzados.

Continuando con el ejemplo:

  • En un principio deposito mi dinero en CETES a 28 días a través de CETESDirecto
    • Monto de apertura: $100 (Desde mi primera ahorro quincenal tengo los $100)
    • Rendimiento anual al 26 de septiembre: 4.12%
  • En cuanto rebaso los $5,000 transfiero mi capital a un fondo de inversión de renta fija con horizonte de inversión a mediano plazo
    • Monto de apertura: $5000
    • Rendimiento anual al 28 de septiembre: 5.26%

4. Diversifica tu portafolio de inversión

Hasta este momento tu capital lo has mantenido junto, pero llega el momento en el que es recomendable dividirlo para alcanzar mejores rendimientos con instrumentos que, si bien ofrecen altos rendimientos, también conllevan mayores riesgos. De esta manera, tu capital se ve protegido por la parte que tienes en instrumentos que brindan seguridad, pero obtienes más dinero por la parte que tienes en instrumentos de riesgo.

Una forma sencilla y conservadora de diversificar es la siguiente: Siempre y cuando tu objetivo esté a más de dos años de distancia, divide los años que te hacen falta para alcanzarlo entre el tiempo total que consideraste que duraría tu proyecto al momento de definirlo. Este es el porcentaje de tu capital recomendable para tener en instrumentos de riesgo.

Fórmula para diversificación

Siguiendo con el ejemplo:

  • Alcanzo los $10,000 en 4 años, por lo que me restan 31 años para llegar a mi objetivo
  • Aplicando la fórmula, el % a invertir en instrumentos de riesgo es de 31 ÷ 35, lo que da, redondeando, el 89%
  • De esta manera, transfiero a un fondo de renta variable $8,900 manteniendo $1,100 en el fondo de renta fija
    • Rendimiento anual de un fondo indexado al IPC: 21.98%
    • Rendimiento anual de un fondo de renta fija: 5.26%
    • (Ambos fondos calculados al 28 de septiembre del 2012)

Recuerda cada año recalcular la distribución de tu capital. Si tu objetivo es de muy largo plazo como en el caso del ejemplo, el recálculo puede hacerse cada 5 años. Y cuando te falten menos de dos años para la fecha en que planeaste alcanzar tu objetivo, regresa lo que tengas en renta variable (riesgo) al Fondo de  Renta Fija (seguridad).

5. Mantente alerta de las tentaciones

Principalmente cuando los proyectos son de largo plazo y por montos importantes, el dinero que tienes invertido se vuelve una tentación muy grande tanto para enfrentar gastos emergentes como para invertirlo en otros proyectos, como podría ser la compra-venta de casas y terrenos, de automóviles, o tan sencillo como poner un negocio propio.

Si bien es posible que efectivamente alcances una mayor utilidad por tu dinero invirtiéndolo en negocios (ya sean personales, familiares o con amigos), también es cierto que el riesgo se vuelve mucho mayor, ya que no es solamente la posibilidad que el negocio fracase, sino que tú mismo no te pagues, tengas algún problema con los otros inversionistas, o que tu capital se convierta en capital de la empresa, de forma que cuando llega la fecha no lo tienes a tu disposición. Se requiere de una gran disciplina y organización financiera para que esta fórmula funcione.

Por otro lado tenemos el autofinanciamiento. Si tienes tanto dinero junto y necesitas atender una emergencia, reparar el automóvil o cubrir un gasto imprevisto, ¿para qué endeudarse? El autofinanciamiento es en sí mismo una estrategia financiera válida y que tiene grandes beneficios, pero nuevamente te enfrentas al reto de tener la disciplina y organización financiera suficiente para garantizar que te pagarás a ti mismo el dinero tomado en préstamo de tu fondo de ahorro. (Para mayor información sobre esta estrategia, te recomiendo el artículo El autofinanciamiento – Beneficios, Riesgos y Consejos para implementarlo).

Respecto a estas tentaciones lo más importante es que seas sincero contigo mismo. ¿Qué es lo que realmente quieres? Al fin y al cabo el dinero que has estado ahorrado es tuyo y puedes hacer lo que desees con él… Pero una vez que lo gastes, tendrás que volver a empezar si deseas juntar esa cantidad otra vez.

Como decía al principio, estos cinco pasos son una guía para que implementes tu propia estrategia de ahorro e inversión, siendo fácilmente adaptable a tu perfil como inversionista, a tus conocimientos sobre instrumentos financieros y a tus necesidades de tiempo y dinero. El que elabores el tuyo no tiene por qué ser una tarea complicada, al contrario ¡disfrútala! Cualquier duda o inquietud que tuvieses en su implementación, no dudes en compartirla. Con gusto la platicamos. Recuerda: dos cabezas piensan mejor que una.

¡Éxito!

¿Tienes otras estrategias que te han dado buen resultado? ¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

6 Comentarios »

  1. Sandra Paz 14/Abr/2016 en 2:16 pm - Responder

    Muchas gracias Fernando, es un gran artículo, me sirvió muchísimo, un saludo y buscare algún articulo útil para contribuir.Un abrazo

    • Mauricio Priego 15/Abr/2016 en 6:27 am - Responder

      Hola Sandra,
      Me alegra que el artículo te haya sido de utilidad, ¡esa es nuestra mayor recompensa! Y de antemano te agradezco tu interés en contribuir con un artículo, ya que la experiencia y conocimientos que comparten ustedes nuestros lectores a la comunidad es la mayor riqueza de PractiFinanzas :)
      ¡Éxito!

  2. Saul Cabrera Toledo 18/May/2015 en 6:37 pm - Responder

    Buenas tardes Mauricio, antes que nada agradecerte y felicitarte por tus valiosas aportaciones en este excelente espacio de educacion financiera qu crearon, de favor se me puedes enviar la informacion a mi correo de como invertir y obterner ganancias del orden del 11.50 % , tengo unos ahorros que quiero empezar a hacer productivo. Gracias.

    • Mauricio Priego 20/May/2015 en 9:50 am - Responder

      Buenos días Saul,
      Gracias por el valor que otorgas a nuestro esfuerzo. El saber que es de utilidad es nuestra mayor recompensa :)
      Me alegra que hayas tomado la determinación de poner a trabajar a tu dinero… Como trabajador, el dinero es noble; pero como patrón, puede llegar a arruinarte la vida.
      Te envío la información por correo.
      ¡Éxito!

  3. Fernando Madrigal Urzua 19/Nov/2012 en 10:48 am - Responder

    Actualmente tengo 61 años de edad, tengo ahorros en una cuenta bancaria, me gustaria saber que instrumentos de inversion serian mas rentables y seguros, planeo seguir ahorrando un minimo de 6000 pesos al mes. Que me recomiendas? GRACIAS

    • Mauricio Priego 19/Nov/2012 en 3:15 pm - Responder

      Fernando, te felicito por tu compromiso con tu ahorro.

      Sobre qué instrumentos serían más rentables, depende directamente de tu horizonte de inversión. Si es mayor de 5 años, bien podrías pensar en invertir en algún fondo indexado a la bolsa, en caso contrario, existen fondos de deuda que dan mayores rendimientos que los CETES manteniéndose por encima de la inflación. Si deseas información más precisa, te sugiero la infografia que aparece en el artículo ¿Dónde ahorrar mi dinero?, o envíame tus datos a través de la opción CONTACTO (en la parte superior). Será un placer aportar mi granito de arena a tu estrategia de ahorro e inversión.

      Éxito en tus proyectos.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.