Arrendamiento financiero, puro o compra de un bien, ¿Qué me conviene?

Mauricio Priego 28/Sep/2020 2
¿Cuál es la diferencia entre arrendamiento puro y arrendamiento financiero?

Si tienes un negocio propio, eres profesionista independiente o freelance, seguramente te has topado con la necesidad de adquirir vehículos o equipos de cómputo para tu empresa. ¿Los has comprado de contado? ¿O has solicitado algún crédito? También puedes hacer uso del arrendamiento financiero o del arrendamiento puro. Cada opción tiene consecuencias en la estrategia fiscal y financiera de tu empresa, las cuales, si son bien implementadas, pueden beneficiar a tu familia o a las de tus colaboradores.




Como introducción para quienes inician en el tema, en tu negocio adquieres básicamente 4 tipos de productos:

  • Aquellos que adquieres para comercializar, es decir, los que compras a un proveedor para venderlos después a un cliente, ya sea directamente (Como en una tienda de ropa), o indirectamente como parte de tu servicio (Instalación de cámaras de vigilancia, por ejemplo)
  • Consumibles son aquellos productos que requieres para operar y que se acaban con el tiempo: Focos eléctricos, material de oficina (hojas, plumas, grapas), incluso el papel de baño
  • No consumibles usualmente se refiere a equipo de bajo costo, como el mouse de las computadoras, las engrapadoras o los anaqueles de exhibición
  • Bienes duraderos de alto costo (Autos, equipo de cómputo), que son, precisamente, de los que hablaremos el día de hoy. Precisamente por su costo, es necesario evaluar financiera y fiscalmente el efecto de comprarlos con dinero propio, o a través de financiamiento.

Los Activos Fijos se incluyen entre los bienes duraderos de alto costo. ¿Qué define a un bien como activo fijo? Un único factor: Si tienes la propiedad del bien o no.

Compra del equipo o vehículo

Esta sería, digamos, la opción más natural: Con dinero generado por tu negocio, o juntando tus ahorros con apoyo de familiares si estás iniciando, compras el activo fijo. 

Beneficios

  • No corres riesgo de endeudarte;
  • Te ahorras los intereses;
  • Puedes venderlo cuando gustes si necesitas liquidez;
  • Si el pago es de contado, puedes acceder a mejores precios.

Desventajas

  • La ley fiscal determina cómo podrás deducir de impuestos lo que pagaste por el activo fijo, lo cual varía según la naturaleza del producto;
  • No siempre es posible deducir al 100% el valor que pagaste, por lo que terminas pagando más impuestos que a través de otras opciones;
  • En algunos lugares existe el “Impuesto sobre Activos Fijos“, el cual es mensual, y suele rondar el 2% del valor en libros del producto.

Por “Valor en Libros” se entiende el costo que tiene el activo en los libros contables. Es decir, cuando utilizas parte del producto para deducir impuestos, el costo del producto, en la contabilidad, se reduce (deprecia) en la misma proporción. Por tanto, con el tiempo, el costo del activo fijo en los libros contables será 0 (cero).

Financiamiento

Aquí nos referimos a conseguir un préstamo, a solicitar un crédito, o incluso pagar utilizando una tarjeta de crédito. En este caso estás también tomando posesión del bien, por lo que es tratado financiera y fiscalmente como un activo fijo.

Beneficios

  • Al ser dinero de terceros, no te descapitalizas;
  • Puedes venderlo cuando gustes, sólo que, si no has saldado la deuda, tendrías que seguir pagándola, o bien, con el dinero de la venta, saldar o pagar parte de la deuda según sea el caso;
  • Si quien te otorga el financiamiento es un tercero, puedes acceder a los precios preferenciales del pago de contado.

Desventajas

  • Usualmente requieres hacer un primer pago al firmar el contrato (el enganche);
  • Adquieres un compromiso financiero (Deuda), lo cual afecta directamente a tu flujo de efectivo;
  • El costo de adquisición se eleva por el pago de intereses, los cuales no son deducibles de impuestos;
  • Se mantiene el impuesto al activo según el lugar donde radique tu negocio.

Arrendamiento Puro

El arrendamiento puro no es otra cosa que rentar el bien que necesitas en vez de adquirirlo. Si alguna vez haz rentado un auto por algunos días para regresarlo a la agencia, ¡lo que hiciste fue arrendarlo!

Ahora bien, no es lo mismo rentar un camión de 4 toneladas por un día porque te vas a cambiar de casa, a que lo necesites todos los días para entregar mercancías a tus clientes en sus domicilios.

Ahí es donde se diferencia un arrendamiento común de un arrendamiento puro:

El arrendamiento puro suele consistir en un contrato de renta a largo plazo, incluso por el tiempo de vida útil de la unidad, con la ventaja de que, en el precio de la renta, ya se incluyen los mantenimientos preventivos, primas de seguro, intereses generados según el caso, y el cambio de la unidad en caso de daño o al término de su vida útil (Se establece al negociarse el contrato con la financiera).

Ventajas

  • Puedes contratarlo por el periodo de tiempo que necesitas;
  • Puedes devolverlo antes de tiempo (algunas financieras manejan penalizaciones por devolución anticipada);
  • Con un pago fijo mensual, tienes cubiertos los gastos propios del equipo, lo que te ayuda a ser más eficiente en tu planeación y control financiero s;
  • El pago mensual es 100% deducible de impuestos, ya que fiscalmente es considerado un gasto;
  • Te ahorras el impuesto al activo;
  • Tienes la tranquilidad que, al término de la vida útil del equipo arrendado, te lo cambiarán por uno nuevo;
  • No se requiere enganche.

Desventajas

  • Nunca tomas posesión del equipo o la unidad;
  • Adquieres un compromiso financiero afectando tu flujo de efectivo;
  • Mientras lo necesites, nunca dejas de pagar la mensualidad correspondiente;
  • No tienes opción de venderlo en caso de necesitar liquidez, sólo de devolverlo y así dejar de pagar.

Arrendamiento Financiero

Entre el arrendamiento puro y el arrendamiento financiero existe una diferencia fundamental: El valor de rescate.

El “valor de rescate” es un porcentaje del valor total del producto a arrendar (usualmente entre el 20% y el 30% del costo del bien), el cual no forma parte del financiamiento. Al terminal el contrato tienes la opción de pagar ese 20% o 30%, con lo cual te quedas ya con el bien arrendado.

Beneficios del arrendamiento financiero

  • El capital a pagar es menor que en un financiamiento o arrendamiento puro (el valor de rescate se excluye);
  • Con un pago fijo mensual, tienes cubiertos intereses y primas de seguro (no siempre incluye mantenimiento preventivo), lo que te ayuda a ser más eficiente en tu planeación y control financiero;
  • El pago mensual es 100% deducible de impuestos, ya que fiscalmente es considerado un gasto;
  • Te ahorras el impuesto al activo y el enganche;
  • Al finalizar el contrato tienes la opción de adquirir el equipo o unidad pagando únicamente el valor de rescate
    • Para tu uso personal o el de tu familia,
    • ofrecerlo a tus colaboradores a precio del valor de rescate (como prestación es un salario emocional muy estimado por los equipos de trabajo),
    • Venderlo a valor de mercado (Con lo cual recuperas buena parte del valor del vehículo).

Desventajas del arrendamiento financiero

  • Adquieres un compromiso financiero afectando tu flujo de efectivo;
  • Suele haber penalizaciones importantes si terminas de forma anticipada el contrato;
  • En caso de decidir pagar el valor de rescate y quedarte con la unidad, la financiera emitirá la factura por el monto del valor de rescate y no por el precio original de la unidad o el equipo. Esto puede afectar a la hora de querer venderlo a precio de mercado.

Conclusiones finales

Como en toda decisión financiera, hay que cuidar elementos fundamentales:

  • Debes poder absorber las mensualidades sin afectar tu fuljo de efectivo;
  • Evaluar el valor que aporta a tu negocio, y los ahorros que te genera, el dinero que vas a gastar;
  • El CAT sólo sirve para comparar opciones de crédito, no para el arrendamiento;
  • Si eres trabajador asalariado, el arrendamiento financiero no te genera beneficio fiscal alguno. Sin embargo, en el caso de los autos, si la mensualidad incluye servicios, emplacamiento y prima de seguro, vale la pena avaluarlo.

Dependiendo de tus objetivos, alguna de las opciones anteriores es la mejor para ti. Con gusto puedo ayudarte a definir o afinar tu estrategia fiscal.

Únicamente házmelo saber en los comentarios y te contacto para conversar. Te recomiendo que incluyas tu número de teléfono, ya que así es más sencillo ponernos en contacto (El teléfono se elimina antes de publicarse tu comentario, por lo que no lo ve nadie más).

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

2 Comentarios »

  1. Luis Becerril 28/Sep/2020 en 9:27 pm - Responder

    Me interesa revisar la mejor opción fiscal para adquirir un auto/camioneta nueva, agradeceré entrar en contacto (8888888888 – Teléfono protegido).

    • Mauricio Priego 29/Sep/2020 en 10:21 am - Responder

      Hola Luis, buenos días.
      Para este momento ya te envié un mensaje de WhatsApp para entrar en contacto.
      Quedo al pendiente…
      ¡Excelente día!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.