Ideas originales y divertidas para lograr ahorrar

Mauricio Priego 10/Feb/2014 5

Ideas y estrategias originales y divertidas para lograr ahorrarCon los precios en continua subida y los sueldos relativamente estancados – cuando se tienen -, cada vez es más frecuente escuchar “quisiera ahorrar, pero no me alcanza” o “quisiera ahorrar, pero siempre sale algo que no tenía contemplado”. Sin embargo es posible encontrar ideas creativas que te ayudan a ahorrar, ¡y mejor aún! que puedes llevar a cabo con tus amigos o tu familia. Y es que como siempre que queremos cambiar un hábito, el apoyo de otras personas es muy valioso.




Idea 1: El Reto

Reúne a tu grupo de amigos/familiares y nombren a uno de ustedes como administrador. Consigan una alcancía y determinen el plazo que durará El Reto. Cada uno de ustedes establece una cantidad que considera podrá ahorrar durante ese tiempo y lo escriben en un papel dándoselo a guardar al administrador. Cada día de pago (o cada mes, depende de ustedes) se reúnen para depositar la cantidad comprometida en la alcancía y registrar los depósitos… y los que no cumplan con su compromiso, ¡tendrán que realizar un servicio a los que sí cumplan! Cortarles el pasto, lavarles el auto, barrer la calle, lavar los trastes… ¡No se vale echarse para atrás!

Una vez que se haya cumplido el plazo de El Reto el administrador les reparte el dinero que le corresponde a cada uno, separando el 10% de lo ahorrado para que todos vayan juntos a cenar, al cine, a tomar un helado… ¡a premiarse porque que lograron vencer juntos el reto del ahorro! :D

Nota importante: El que no pueda ir a la reunión, tiene que enviar el dinero. No se valen pretextos ;)

Idea 2: Creando el Ahorro

Nuevamente reúne a un grupo de amigos o familiares, pero en esta ocasión el requisito es que entre ustedes se puedan prestar algún servicio por el cual normalmente pagarían, desde actividades como lavar el auto o bañar al perro, hasta otras quizá más elaboradas como cortar el pelo, repostería, mantenimiento eléctrico o plomería. El secreto es que ninguno de ustedes debe vivir de ello siendo en realidad un pasatiempo o una manera de conseguir un dinero extra a su fuente formal de ingresos.

Una vez definidos el tiempo durante el cual estarán ahorrando así como el administrador y la alcancía, lo que deben hacer es llamarse entre ustedes cada vez que requieran uno de los servicios acordados. Pero el dinero por el servicio prestado no se les pagará sino que se meterá a la alcancía (uno de los problemas de los ingresos adicionales es que se “desvanecen” en las manos al utilizarse para diversos gastos) llevando el administrador el registro de los depósitos.

Al finalizar el plazo definido, al igual que en la idea anterior, se entrega a cada uno el dinero que consiguió en base a su esfuerzo, ¡y se separa el 10% para premiarse por el buen esfuerzo realizado!

Idea 3: El Club del Descuento

Nuevamente necesitaremos a nuestro grupo de amigos o familiares, al administrador con su libreta, un período de tiempo y la alcancía, pero en esta ocasión lo que se busca es comprar productos al mayoreo para conseguirlos más baratos (existen tiendas especializadas en ello), o bien, que entre todos encuentren dónde ciertos productos son más baratos para comprarlos en ése lugar. Normalmente para una persona comprar al mayoreo no es redituable, y el costo del transporte hace que tampoco lo sea el ir de tienda en tienda para comprar los productos en oferta. Pero si son ustedes varios y entre ustedes se dispersan entre las tiendas, ¡sí puede llegar a ser bastante redituable!

Ahora bien, hay muchas personas que hacen lo anterior… Pero no ven el ahorro como tal porque el dinero se termina utilizando para cubrir otros gastos. El secreto en esta idea es que el dinero que se ahorran al comprar a través de esta estrategia (es decir, si normalmente gastas en papel de baño $100 y por seguir esta estrategia lo adquieres en $80, el dinero que te ahorraste son $20) lo depositan en la caja fuerte (los $20), llevando el registro el administrador.

¿Y a que no adivinas que sucede al final del período? ¡Correcto! El administrador reparte el dinero según corresponda, ¡y se van a convivir y divertirse juntos con el 10% de lo ahorrado!

Variante general

Una variante de las ideas anteriores es que el dinero se deposite en una cuenta de ahorro buscando que éste gane algún rendimiento. Si bien el interés generado puede justificar el esfuerzo, hay que considerar que las reglas de cómo se distribuirá ése interés debe quedar claro desde el principio… Se trata de que ahorren, se diviertan y fortalezcan su amistad, no que la lastimen discutiendo por dinero.

Las actividades anteriores pueden realizarlas cuantas veces quieran, y cuando se den cuenta, el ahorro no sólo se habrá convertido en un hábito para todos ustedes, sino que habrán desarrollado la habilidad de identificar y aprovechar oportunidades para ahorrar ;)

¡Éxito!

¿Has llevado acabo otras ideas para lograr ahorrar que te han dado resultado? ¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog (reblogging), por favor sigue esta liga.

Artículos relacionados

5 Comentarios »

  1. Elizabeth Padilla 26/Feb/2015 en 9:37 am - Responder

    En mi caso somos 4 hermanas. La casa de mi mamá tiene dos gravámenes con mas de 40 años (mis papás la compraron así a mis abuelos). Es algo que debería haberse resuelto hace mucho, pero que nunca hicieron. Total, que consultamos a un abogado el costo del trámite, y le preguntamos el plazo mínimo que podría tardar resolverlo, cuanto habría que pagarle y cada cuando. Ya con esa información nos pusimos de acuerdo las 5 (mamá y 4 hijas) y fijamos una cantidad quincenal para aportar. Tal como comentas abrimos una libreta de registro y le fuimos dando el dinero a una hermana para que la depositara en la cuenta bancaria que generaba más intereses, cuando llegamos al monto del anticipo firmamos el contrato con el Lic., calculándo que continuando con esa cuota completaríamos el siguiente pago antes de que llegara el plazo (y los subsiguientes).
    Obviamente como todo asunto legal tiende a alargarse más de lo esperado, pero a la fecha ya tenemos para liquidar el pago (y un poco mas), y seguimos ahorrando para realizar objetivos comunes mas adelante (los pesitos extras de los intereses serán para el mismo fin).
    En su momento alguien sugirió que si pedíamos prestado para empezar el trámite ya, yo les dije que si el asunto tenía 40 años por esperar uno o dos mas no iba a pasar nada.
    Solo haría una sugerencia. Que la cuenta (a nombre de quien sea, o de todos si quieren) sea exclusivamente para ese fin, porque si se mezcla con la quincena o el ahorro de alguien puede complicarseles un poco separar los rendimientos de una cosa y otra, y la idea es apoyarse, no provocar posibles discusiones.

  2. idalia alvarez apodaca 13/Feb/2014 en 8:59 pm - Responder

    HOLA, yo me reuno con un grupo de amigas y cada quincena ahorramos, lo que cada quien pueda desde 100 o más, del dinero que se junta se presta a la pesona que solicite de entre el mismo grupo pidiendoles un módico interés que al final de ciertos meses se nos retribuye a todas la ahorradoras, la ganancia es proporcional al ahorro de cada una.

    • Mauricio Priego 14/Feb/2014 en 10:09 am - Responder

      Hola Idalia.
      Implementaron una excelente idea para ahorrar y apoyarse mutuamente cuando lo necesiten… ¡Y además reciben intereses!
      Gracias por compartir tu experiencia :)

  3. Joel Pinto 10/Feb/2014 en 11:41 pm - Responder

    Yo te propondría ahorrar el dinero que nos cuesta un hábito de esos que nos queremos quitar de encima, por ejemplo fumar o tomar alcohol en demasía, o comer dulces o comida chatarra.

    De esa manera, no solamente ahorraremos dinero sino que lograremos también darnos cuenta de lo mucho que nos cuestan esos “hábitos” y estaremos ayudándonos a construir un estilo de vida más saludable.

    Compartiendo. Yo me quedo con el primer reto, pero tendré que esperar que mis hijos estén más grandes para poder hacerlo :-D

    • Mauricio Priego 11/Feb/2014 en 10:03 am - Responder

      Muy buen punto Joel, gracias por compartirlo. Así matas dos pájaros de un tiro: consigues ahorrar y dejas un vicio que a la larga siempre será un pozo sin fondo que cada día te costará más y más ;)

      Éxito en tus proyectos

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.