Los 7 principales errores en el uso de Tarjetas de Crédito y cómo evitarlos

Mauricio Priego 13/ene/2014 48

Errores más comunes tarjeta de créditoPara muchos “Tarjeta de Crédito” es sinónimo de “Endeudarse“. Y si bien es cierto que una parte importante de la población ve cómo un porcentaje cada vez más alto de sus ingresos se va en pagar el pozo insondable de su deuda, bien utilizada las Tarjetas de Crédito son unas excelentes herramientas para financiamiento de corto plazo, llegando incluso a generar ingresos adicionales para su propietario, potenciar el rendimiento de sus cuentas de ahorro, e incluso a apalancar su negocio. Entonces, ¿en qué fallan tantas personas? Hoy conversaremos sobre los errores que comúnmente se cometen al utilizar las tarjetas de crédito, y lo más importante aún, sobre cómo prevenirlos.

1. Utilizar la tarjeta porque no tienes dinero para comprar en efectivo

Este es uno de los primeros motivos por el cual las personas usan las tarjetas… y el primero de por qué caen en las garras de las deudas. El crédito no viene a subsanar la falta de dinero. El crédito no es una extensión de tu ingreso. La lógica de “mañana veremos qué es lo que pasa” es una falacia, y el argumento “lo bailado ya nadie me lo quita” es un acto de irresponsabilidad. Si tu problema es que no tienes el dinero o que no ganas lo suficiente, entonces agarra al toro por los cuernos y resuelve el problema de fondo:

Ahorra para comparar aquello que deseas o esfuérzate por generar un ingreso adicional. El endeudamiento (comprar sabiendo que no se tiene el dinero para pagar) debe ser la última opción, y prácticamente sólo cuando esté en juego la salud o la vida.

2. Comprar a crédito sin consultar y ajustar tu presupuesto

El sólo hecho de no llevar tu presupuesto es por sí solo un grave error financiero ya que te impide planear o establecer el comportamiento de tu flujo de efectivo. Cuando compras a crédito tienes una falsa sensación de liquidez, cuando en realidad estás comprometiendo tu flujo de efectivo futuro. Por ello,

Cada vez que uses tu tarjeta es necesario que antes de realizar la compra verifiques en tu presupuesto que podrás cumplir con tu pago, actualizándolo para que en consultas posteriores veas reducida tu capacidad de pago y así no te sobregires.

3. Comprar a plazo sin considerar que tu ingreso futuro es sólo una promesa

Y es que sin importar si eres empleado, si trabajas por tu cuenta, o si eres dueño de un negocio, los ingresos reflejados en tu presupuesto son eventos futuros de los cuales no puedes garantizar su cumplimiento: Recortes de personal, malas rachas, la llegada de un nuevo competidor, suelen llegar sin previo aviso. Y si a ello le sumamos imponderables que pueden ocurrir y que no están en tu presupuesto como accidentes, enfermedades o simples compromisos o situaciones no contempladas, queda claro que no es sano exprimir al máximo tu flujo de efectivo presupuestado.

Vigila que el pago de tus compras a crédito no rebasen del 20 al 25% de tu flujo de efectivo después de restar de tus ingresos presupuestados tus gastos fijos y compromisos ya adquiridos, adicionalmente a contemplar en tu presupuesto el forjar un Fondo para Emergencias.

4. No revisar tu estado de cuenta

Es sorprendente cómo muchas personas tiran su estado de cuenta sin siquiera abrirlo, limitándose a preguntar al cajero cuánto es el mínimo que deben de pagar. También es abrumadoramente sorprendente cuantas personas sólo revisan el estado de cuenta para ver, precisamente, cuánto requiere pagar y antes de qué fecha es necesario realizar ese pago. ¿Les cobraron comisiones? ¿Les cargaron compras no realizadas o duplicadas? ¿Los pagos realizados efectivamente se realizaron? ¿Los intereses son los justos? He conocido personas que descubren cargos periódicos que ellos no realizaron meses después de que se los empezaron a cargar, personas que descubren comisiones erróneas cuando ya pasó el plazo para reportar el error… Para evitar este gasto hormiga que puede ser totalmente imperceptible,

Lleva un registro del uso que das a tu tarjeta de crédito y, cuando llegue tu estado de cuenta, dedica unos minutos a cotejar que los cargos y abonos sean correctos, las comisiones justas y los intereses razonables, reportando al banco cualquier diferencia que llegases a encontrar. Recuerda: tienes el derecho de que te expliquen cualquier movimiento que consideres sospechoso o no comprendas.

5. No estar pendiente de la Fecha de Corte y de la Fecha Límite de Pago

El estar consciente de estas dos fechas es el mayor secreto de una correcta gestión de tu tarjeta de crédito. La primera te sirve para saber cuándo vas a tener que pagar lo que estás comprando (si compras después de esa fecha llegas a tener hasta 40 días para tener que realizar el pago) y la segunda para evitar pagar intereses (si eres totalero) así como cargos e intereses moratorios por atrasarte en el pago. NOTA IMPORTANTE: Mientras la Fecha de Corte es un día fijo del mes, la Fecha Límite de Pago varía mes con mes, siendo usualmente 10 días naturales después de la fecha de corte a menos caiga en día inhábil bancario, moviéndose entonces al siguiente día hábil. Las dos aparecen explícitamente en el Estado de Cuenta.

Marca en tu agenda la Fecha de Corte para tenerla siempre presente (si es en tu móvil, ponla como una cita periódica). En cuanto llegue tu estado de cuenta, consulta la Fecha Límite de Pago y agrégala también a tu agenda incluyendo una alarma para que te alerte.

6. Pagar sólo los mínimos

Si hay un camino seguro para volverse esclavo de la Tarjeta de Crédito es éste. Al pagar el mínimo terminarás de cubrir el saldo de tu adeudo (incluyendo intereses e impuestos) en más de un año… Pero si sigues comprando, entonces la deuda se vuelve vitalicia (que es lo que normalmente ocurre). Debido a esto,

Has lo posible por cubrir el “Pago para no generar intereses” de manera que no le regales ni un peso al banco… ni al fisco a través del impuesto generado por los intereses que te cobra el banco.

Si no puedes cubrirlo es una severa alerta de que estás fallando en los pasos 1 y 2. Rectifica tu hábito de compras, paga el máximo que puedas cada mes sacrificando idas al cine, paseos, salidas con los amigos de ser necesario, y retoma el control de tu tarjeta.

7. Sacar de una tarjeta para pagar otra

Éste es el síntoma más grave de que necesitas urgentemente terapia financiera. Siendo sinceros, sólo te estás engañando a ti mismo y ganando un poco de tiempo, al tiempo que encareces el crédito por los intereses crecientes y las comisiones por retiro de efectivo.

Si no tienes para pagar tu tarjeta acude a tu banco o casa comercial y solicita una re-estructuración de tu deuda. Guarda bajo siete llaves tu tarjeta, disciplínate a pagar tu deuda y sólo entonces vuelve a utilizar la tarjeta comprometiéndote contigo mismo a seguir los principios que aquí compartimos.

¡Éxito!

Y tú, ¿qué tal usas tu tarjeta? ¿La controlas o estás esforzándote para dejar atrás las deudas? ¿Tienes alguna experiencia u opinión que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

48 Comentarios »

  1. El rey 20/abr/2016 en 8:13 pm - Responder

    En realidad tenia miedo en meterme en tarjeta de crédito coji una, me fue muy bien, después acepte otra de otro banco y meses después me subien el crédito en la tarjeta del otro banco y me ofrecieron otra tarjeta con descuentos en tiendas claves que conozco, debo decir que el secreto esta en saldar todos los meses lo que hallas cojido de la tarjeta y no dejarlo para otro día. El mayor error de la tarjeta es no pagar el total cada mes.

    • Mauricio Priego 21/abr/2016 en 6:15 am - Responder

      Hola Rey, gracias por tu aportación.

      Concuerdo contigo: La mejor estrategia con las tarjetas de crédito es ser totalero. Sin embargo, tener muchas tarjetas de crédito también representa un riesgo, ¿no te parece? Ya que al tener diferentes fechas de corte es sencillo que ante un número alto,se te escape revisar un estado de cuenta o realizar el pago oportuno. Claro está, aquí el punto es cuántas son “muchas”… ¿Tú que opinas?

  2. heber 13/ene/2016 en 9:23 am - Responder

    quise un prestamo de 3mil soles y me dijieron que tenia muchas tarjetas de credito qu son:ripley saga cencosud me dijieron que tenia que eliminar alguna para poder seguir con los tramites… mi pregunta es entonces siempre tengo que tener 2 no mas ???

    • Mauricio Priego 15/ene/2016 en 7:08 am - Responder

      Hola Heber,
      Tener demasiadas tarjetas no es bueno por los diferentes riesgos que representa, pero tampoco hay un número mágico respecto a cuantas tarjetas tener. En lo personal considero que una bancaria y una comercial son suficientes, aunque si se tienen muchas operaciones en línea o se acostumbra viajar mucho, tener una tercera tarjeta de seguridad es una buena idea.
      ¡Éxito!

  3. Delia González 19/nov/2015 en 11:16 pm - Responder

    Mauricio, sería tan amable de orientarme, sobre las fechas limites de pago, en mi caso de HSBC, pues mi fecha limite cayó en sábado 31 de octubre, yo hice mi pago el viernes 30 por la noche, a través de una transferencia electrónica de otro banco a HSBC y resulta que el lunes 2 de noviembre también era un día inhábil y el banco me reconoció mi pago hasta el día 4 de noviembre y por lo tanto me esta cobrando los intereses correspondientes por pago tardío, quisiera saber si procede mi reclamación argumentando que deben considerar la fecha en que hice mi deposito, el cual fue a tiempo, gracias por sus atenciones.

  4. jose 13/ago/2015 en 10:45 pm - Responder

    Mauricio..tengo usando targetas de credito desde 2010 y todo el tiempo estuve con muy buen récord , me acercaba al banco y me ofresian poromosiones de crédito de asta 150,000 crédito personal yo jamas asepte nada soy independiente tengo mi propio negosio y el año pasado como a partir de septiembre se escaseo el trabajo y no tube otra opsion que acudir a las tarjetas por fin a mediados de enero de este año me callo un trabajo muy grande que según ello de hay iba a likidar todo me dieron un buen antisipo traje todo lo necesario pero me ISO falta más dinero entones fuy a el banco a solicitar un préstamo para cubrir lo que me ISO falta para ACI terminar rápido el trabajo y paso que el banco no me quiso alludar y paso que me tarde mas tiempo para terminar el trabajo y se me pasaron tres fechas limites de pago de tarjetas y caí en el gran rollo de las tarjetas de crédito y quiero que me digas que puedo hacer… grasas

    • Mauricio Priego 14/ago/2015 en 7:11 am - Responder

      Hola José,
      Lamento que se te hayan complicado las cosas. Te voy a contactar por correo electrónico para conversar más al respecto.
      Mientras tanto, que tengas un buen día.

      • jose 14/ago/2015 en 11:56 pm - Responder

        En verdad te lo agradesco maurisio grasias.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.