Ideas para apalancar el crecimiento de tu negocio con tu Tarjeta de Crédito

Mauricio Priego 17/Sep/2011 2

En los artículos previos veíamos cómo generar rendimientos a través del uso del financiamiento a corto plazo de las tarjetas de crédito, así como del sistema de puntos con el cual bancos y comercios buscan premiar a sus clientes leales. El día de hoy les comparto otra estrategia, la cual busca no sólo generar rendimientos, sino apoyarte en la generación de ingresos. Y no se trata de inventar el hilo negro ni de llevar a cabo operaciones “sospechosas”, sino de utilizar la tarjeta como medio de apalancamiento para llevar a cabo un proyecto de inversión. Al apalancarte utilizas el dinero de un tercero para llevar a cabo un negocio lo cual se realiza usualmente a través de un crédito o préstamo, siendo una práctica común y ampliamente extendida en todos los sectores. Como ejemplo, los fondos del gobierno como Oportunidades o los programas de apoyo a PYMEs no son más que apalancamientos financiados por programas gubernamentales.

¡Pero no nos confundamos! El crédito de las tarjetas es excesivamente caro como para ser considerado un medio de financiamiento de tu negocio. La estrategia que propongo es algo más sutil, y si la sigues adecuadamente, el riesgo de acabar endeudado es  bajo.

Parte IV. Incrementando tus ganancias a través del apalancamiento con tu tarjeta de crédito




Hace un par de años un amigo (llamémosle Alex) decidió expandir el ciber-café que había instalado en la sala de su casa. Deseaba comprar 5 computadoras más así como remodelar su sala para dar mayor privacidad a su casa y mayor funcionalidad al negocio, por lo que juntó sus ahorros, separó dinero de su salario como empleado y no tocó el dinero del ciber por un tiempo hasta que logró reunir los 65 mil pesos que necesitaba.

Alex consideraba que cada nueva computadora le dejaría 50 pesos diarios en promedio en base a su experiencia, es decir, algo más de 7 mil pesos al mes por los 5 equipos. Con esto, su proyecto de inversión quedaba de la siguiente manera:

  • Capital……………………………………   $65,000.00
  • Ingreso mensual………………………   $ 7,000.00
  • Recuperación de la inversión…….    10 meses
  • Ingreso acumulado al año…………    $84,000.00
  • Ganancia total de Alex………………   $19,000.00
  • Tasa de rendimiento obtenida ……   29.23%

Por sí solo el proyecto de mi amigo resultaba atractivo y con un riesgo controlado debido a su conocimiento del negocio, pero aún así quiso buscar alguna manera que le permitiera incrementar aún más sus beneficios. Platicando con él, surgió la idea de aprovechar una promoción existente a 12 meses sin intereses en cierta casa comercial pagando con tarjeta de crédito, depositando el capital en una cuenta a plazo fijo de un mes. La idea era pagar las mensualidades con el propio ingreso generado por la renta de los equipos, y si en algún mes no alcanzaba el ingreso para pagar la mensualidad correspondiente, siempre podría disponer del capital destinado al pago de esos equipos y que se encontraba seguro en la cuenta de ahorro. Sus números al final del año quedaron de la siguiente manera:

  • Ahorro a plazo fijo
    • Capital………………………………………..   $65,000.00
    • Tasa anualizada promedio……………..    4.3%
    • Saldo final en cuenta…………………….     $67,600.00
    • Rendimiento………………………………..    $2,600.00
  • Inversión
    • Plazo del crédito……………………………   12 meses (sin intereses)
    • Pago mensual……………………………….    $5,420.00
    • Ingreso mensual…………………………..     $7,000.00
    • Utilidad mensual…………………………..    $1,580.00
    • Utilidad acumulada al año………………    $18,960.00
  • Resultado final
    • Ganancia total de Alex……………………   $21,560.00
    • Tasa de rendimiento obtenida………….   $33.17%
Como podemos ver, Alex logró incrementar sus ingresos en base a implementar esta estrategia en un 13.47%, y debido a que disponía del dinero para pagar la mensualidad de la tarjeta ante cualquier inconveniente, el riesgo de no pagar y con ello comenzar a pagar intereses cayendo en moratoria fue realmente muy bajo. En resumen, las bases de la estrategia son las siguientes:
  • Aprovecha como fuente de financiamiento las promociones a meses sin intereses de tu tarjeta de crédito. Es la ausencia de intereses lo que hace interesante esta estrategia de financiamiento.
    • En caso de pagos fijos o cargos demorados te sugiero hacer números para ver si los rendimientos justifican el esfuerzo (en el primero por los intereses y en el segundo por lo reducido del plazo antes de que la compra genere intereses).
    • Desestimo completamente el financiamiento directo con la tarjeta, porque aún que tu capital ahorrado te de grandes rendimientos y la utilidad mensual del proyecto de inversión sea jugosa, la tasa de interés de la tarjeta siempre será muy alta. Existen otras formas de apalancar tu proyecto más económicas: siempre busca aquella que te de menores tasas y mayores facilidades de pago.
  • Deposita el capital en una cuenta de ahorro con vencimiento a un mes o en un instrumento de inversión de deuda con horizonte de inversión no mayor a un mes. Escoge el que te de mayores rendimientos.
  • Cada mes paga la mensualidad de tu tarjeta con las ganancias del negocio. En caso de que no te alcance por haber tenido bajas ventas, gastos inesperados o una mala temporada, retira de tu ahorro o inversión únicamente lo necesario para el pago de la mensualidad.
  • Para alcanzar los máximos rendimientos con esta estrategia, resiste la tentación de utilizar tanto el capital que tienes ahorrado como el rendimiento que ha generado. Al final del plazo dispondrás de todo.
  • Es claro que existe la variante de utilizar los meses sin intereses aún sin tener el capital para depositar en la cuenta de ahorro, lo cual te permitiría realizar la inversión financiado por el banco. Aún que la estrategia es válida y, según el caso de Alex, te permitiría obtener al final la utilidad anual de $18,960 (29%), el riesgo se incrementa de forma considerable. Si estás consiente de ello y actúas en consecuencia, no deberías tener mayor problema:
    • Ahorra la utilidad mensual de forma que pueda ayudarte el pago de algún mes futuro en que el negocio haya tenido poco movimiento.
    • De no alcanzarte las ventas del mes y el ahorro de la utilidad de meses anteriores para el pago de la mensualidad, sacrifica tus gastos personales para dar prioridad al pago de la mensualidad.
  • No olvides las reglas de oro para el buen uso de tu tarjeta de crédito
    • Sólo compra con tu tarjeta aquello que sabes tienes el efectivo para pagarlo
    • Procura evitar utilizar tu tarjeta como medio de financiamiento para enfrentar emergencias
    • Sé prudente al utilizar facilidades de pago como pagos fijos, pagos postergados y meses sin intereses, ya que impactan tu flujo de efectivo futuro. Siempre revisa tu presupuesto antes de comprometerte a esos pagos
    • Recuerda que tener finanzas personales sanas significa que tienes la capacidad de pagar al banco o comercio el total de tu saldo al momento del corte de tu tarjeta, sin afectar con ello tu flujo de efectivo
Esta es una estrategia sencilla y al alcance de cualquiera que desee implementarla, con el único requisito, claro está, de contar con tarjeta de crédito y ser disciplinado. Y con un poco más de visión, es posible implementar algo semejante si eres de los que antes de comprar a crédito prefieren juntar el dinero: la próxima vez que compres un televisor por ejemplo, en lugar de pagarlo en efectivo adquiérelo a meses sin intereses, depositando a plazo fijo tu dinero. Al finar tendrás tu tele nueva y unos buenos rendimientos en tu bolsillo.
¡Éxito!

Temas relacionados

2 Comentarios »

  1. Elizabeth Padilla 04/Mar/2015 en 4:16 pm - Responder

    Hola Mauricio, excelente artículo como siempre.
    Yo añadiría una sugerencia, dividir la inversión, en plazos, es decir, un 50%(seis pagos mensuales) en inversión a seis meses, un 25%(tres pagos mensuales) a 3 meses y el otro 25%(tres pagos mensuales) a un mes.
    En caso de que no se necesitaran los primeros 3 pagos (porque del mismo negocio se pudieron pagar las mensualidades) re invertir el pagaré trimestral que ya se venció (25%) a seis meses. El 25% que está a vencimiento mensual sigue igual, para hacer frente a los siguientes pagos de ser necesario.
    En el mes 6 el pagaré del 50% ya se venció y nuevamente, si no necesitaste hacer uso del dinero del pagaré mensual puedes reinvertir ese 50% a otros seis meses o quizás, hasta a un año pues ya no lo necesitarías para los pagos pendientes.
    Digo esto porque entre mayor el plazo de la inversión mayores rendimientos da, y no necesitas tener disponible todo el capital si tus pagos son mensuales y sin intereses.
    En este caso sería muy importante estar al pendiente de los vencimientos, y asegurarse que el vencimiento del pagaré sea antes que la fecha límite de pago de la tarjeta, no vaya a ser que tengas que pagar el día 2 y tu inversión esté disponible el día 5, porque la tarjeta no te va a perdonar los intereses.
    Espero haber planteado mi idea claramente y que sea de utilidad.

    • Mauricio Priego 05/Mar/2015 en 6:08 am - Responder

      Hola Elizabeth, gracias por plantearnos tu idea que como bien mencionas puede ser útil para maximizar los rendimientos de una inversión. Subrayo nada más la importancia de estar al pendiente de vencimientos y realizar oportunamente los pagos correspondientes, ya que de otra forma se corre el riesgo de terminar endeudado. La regla de oro: No tomes un crédito asumiendo que tendrás un ingreso en el futuro.
      Nuevamente gracias por tus siempre enriquecedoras intervenciones ;)
      ¡Éxito!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.