fbpx

Los 7 pasos para transformar tu negocio en una fuente de Ingresos Pasivos

Mauricio Priego 23/Nov/2020 0
Los 7 pasos para transformar tu negocio en una fuente de Ingresos Pasivos

Has desarrollado tu negocio, y tu negocio depende de ti. Esta dependencia limita tu libertad, tanto de disfrutar del fruto de tu esfuerzo, como para iniciar nuevos proyectos. Para que pueda operar sin ti, requieres transformarlo en una fuente de ingresos pasivos. En este artículo te explico cómo llevarlo a cabo.




¿Qué es un Ingreso Pasivo?

Cuando tus ingresos dependen directamente de tu trabajo personal, hablamos de un ingreso activo. Empleados, comerciantes, profesionistas independientes, e incluso los dueños de negocio que requieren estar día a día al frente de la operación, son ejemplo de personas que viven de ingresos activos. Como dice el refrán, “Si no trabajas, no comes“.

Ahora bien, pensemos en George Lucas y su trilogía La Guerra de las Galaxias. Su creación le llevó, de manera activa, de 1975 a 1984. Sin embargo, 45 años después, cada vez que se estrena una nueva película, serie de televisión, o se venden DVD’s, juguetes y coleccionables de la marca, él recibe una generosa participación de esas utilidades. Sin necesidad de trabajar, el dinero le llega. Hizo de Star Wars su fuente de ingresos pasivos.

Si bien la propiedad intelectual es una fuente natural de ingresos pasivos (Autores de libros, compositores, creadores de franquicias, patentes), tú puedes lograr que también lo sea tu negocio, independientemente del giro en el que te desenvuelvas. ¿Un ejemplo por todos conocido? Bill Gates, quien desde hace años dejó de estar al frente de Microsoft, para dedicarse a obras filantrópicas. 

¿Cómo transformo a mi negocio en una fuente de Ingresos Pasivos?

I Claridad en los Objetivos Estratégicos de tu empresa

Hay un viejo refrán que dice: “Quien no sabe a dónde va, ya llegó“. Traducido a tu negocio esto quiere decir que, si no tienes objetivos estratégicos, podrás seguir operando, podrás seguir teniendo ingresos, pero tu negocio no evolucionará más allá.

Pero ¿Cuál es la diferencia de un objetivo, a un objetivo estratégico? Alcanzar cierto monto de facturación, un margen de utilidad, o un porcentaje de crecimiento de nuevos clientes, son objetivos que tu negocio tiene que cumplir mes a mes para seguir siendo negocio. Seguirás ganando dinero, sí, pero nada más.

En cambio, los objetivos estratégicos tienen que ver con dónde quieres que esté tu negocio en cinco años. Tienen que ver con la evolución de tu propuesta de valor. Tu visión es el horizonte, y tienes cinco años para alcanzarlo. Cada año hay que establecer los mecanismos, alianzas, procesos, capital humano, nuevos productos, nuevas regiones que necesitas desarrollar y consolidar para que tu visión se vuelva realidad… Y tengas un nuevo horizonte por alcanzar.

II La Planeación Estratégica es la llave

¿Te imaginas un bote de remos, donde cada persona en la nave reme en una dirección diferente? Como capitán del bote, podrás tener clara la dirección a dónde quieres ir. Pero si tu equipo no rema parejo en esa misma dirección, podrías navegar en círculos, o llegar a un destino que no querías.

Por ello todas las personas en tu organización deben saber a dónde quieres llegar (tu visión), y sus propios objetivos estar alineados a los objetivos estratégicos de la organización.

Hablamos de planeación estratégica cuando toda iniciativa, todo proyecto, está encaminado a ser un paso más que acerque a la organización a cumplir sus objetivos estratégicos en tiempo y forma.

III Implementa principios de Gestión Estratégica

Existe otro refrán que dice: “A ojo del amo engorda el caballo”. El problema es que, si tomas este refrán como la base de la gestión en tu organización, te condenas a estar siempre al frente de tu negocio, resolviendo problemas y tomando decisiones.

En vez de ello, desarrolla las habilidades de liderazgo, gestión, negociación, desarrollo y automotivación de tu equipo de trabajo.  Que cada quién comprenda cómo su trabajo ayuda a la organización a alcanzar sus objetivos. Que comprendan que sus funciones incluyen la toma de decisiones dentro de su área de responsabilidad. Sé tú ejemplo, y principal promotor, de la cultura y disciplina que deben vivirse en tu organización.

De esta manera, tu organización estará formada por un equipo de alto desempeño, de manera que tú puedas enfocarte en el desarrollo y crecimiento de tu negocio. 

IV El tesoro detrás del Capital Humano

Tener a las personas adecuadas, en los puestos adecuados, te brindará el impulso – y la tranquilidad – de tener un equipo confiable y eficiente.

Sin embargo, tu equipo interno no es el único que permite que tu operación sea fluida y óptima: Los proveedores detrás de la cadena de suministros que surten tu negocio, y de los servicios que requiere tu negocio para operar, son igualmente fundamentales para cumplir con las expectativas de tus clientes de forma oportuna.

Así mismo, clientes leales a tu marca, que por convicción hablen bien de ella a través de sus redes sociales, son la mejor publicidad para la expansión de tu negocio… Y la fuente de información más confiable que puedes llegar a tener para conocer qué busca el mercado, y cómo van cambiando sus intereses con el tiempo. 

V Identifica y explota los diferentes nichos naturales de tu negocio

Es posible que, cuando tu negocio empezaba, te enfocaras en algún producto o servicio en particular. Sin embargo, en muchas ocasiones, el mismo negocio permite aprovechar otros nichos con subproductos o servicios de tu operación principal.

Un ejemplo sencillo puede ser que, si en tu negocio necesitas trasladar mercancía de un almacén a sucursales y tienes tu propio camión, éste no tiene por qué regresar vacío a la bodega. Puedes ofrecer el servicio de traslado con clientes que requieran una ruta semejante.

VI Mantener finanzas empresariales y personales sanas es fundamental

Tener finanzas significa:

  • Tener un adecuado control de costos y gastos;
  • Mantener un margen de utilidad adecuado;
  • El financiamiento debe ser cubierto, sin mayor contratiempo, por tu flujo de efectivo;
  • Tu inventario requiere ser de alta rotación;
  • Mantener una sana cartera de clientes;
  • Contar con reportes financieros que no sólo te digan los resultados de tu negocio en meses pasados, sino que te permitan tomar decisiones a futuro. Nadie maneja un auto con la vista fija en el espejo retrovisor, ¿o sí?

Ahora bien, si no mantienes también finanzas sanas en tu hogar, tendrás mucha presión por tomar dinero de tu negocio para cubrir las necesidades de la casa, lo cual lo descapitaliza.

VII La importancia del liderazgo humano y congruente

Todo lo anterior pierde sentido si tú no eres el líder de tu negocio. Es un error pensar que, por ser “el jefe”, “el dueño”, ya eres el líder.

El líder inspira a su equipo, busca el desarrollo y crecimiento de cada individuo, desarrolla nuevos líderes, sin celos ni envidias. Cree en las habilidades, fortalezas y capacidades de la organización que lidera, con la confianza de que juntos alcanzarán los horizontes que anhelan.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros de que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook.

 Referencias

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.