Formación Financiera de tus Hijos II: Los primeros años escolares

Mauricio Priego 30/Jul/2011 4

En la entrega anterior veíamos como, a través de acciones sencillas, concretas y divertidas, dar a los niños en edad pre-escolar principios, actitudes y conceptos que después le serán de utilidad tanto en la vida como en su gestión financiera. Ahora bien, durante los primeros años escolares los niños aprenden en la escuela, entre muchas otras cosas claro está, a socializar y negociar más allá de su núcleo familiar, así como aritmética y la resolución de problemas. Adicionalmente se enfrentan a dar resultados (calificaciones) y toman decisiones ajenas a sus padres dentro de su círculo de amigos.

Con todos estos nuevos conocimientos y habilidades bullendo en el crisol que es su mente, está preparado para dar los siguientes pasos en su formación financiera.

Los primeros años escolares (6 a 10 años)




 Sus ingresos

  • Evita darle dinero todos los días para la escuela, es preferible entregarle cada semana una cantidad de dinero fija para sus gastos personales (domingo o gastada) asesorándolo para que no se gaste todo el primer día. Con esto adquirirá los principios de la planeación de gastos y de la elaboración de presupuestos.
  • Procura que el domingo o gastada no sean un derecho carente de obligaciones: recibirlo está supeditado a que el día que se lo entregues su cuarto esté arreglado, sus juguetes en su lugar, la tarea hecha… Con ello fomentarás su responsabilidad.
  • Cabe resaltar que al inicio es muy recomendable que le des el dinero en monedas, de forma que le sea fácil ir tomándolo de poco en poco cada día.
  • Es válido el que le ofrezcas un bono especial que pudiera alcanzarse de ayudar en casa en actividades específicas: sacar la basura sin que nadie se lo pida, bañar al perro o recoger sus excrementos. Este bono recomendaría no sea por evento (cada vez que lo hace) sino una revisión semanal de sus actividades. Con esto le inculcamos el que puede generar ingresos adicionales a través de su esfuerzo, además de incentivar actividades o actitudes que desees inculcar.
  • Para evitar malentendidos, el punto anterior es para tareas específicas que entre ustedes acuerden: el ayudar en casa no requiere de bonos especiales, sino más bien es parte de la solidaridad y cooperación que deben fomentarse en el ambiente familiar.

El ahorro

  • Abre para cada uno de tus hijos una cuenta de ahorros a su nombre, instrumentos especiales sin comisiones ni mínimos de cuenta disponibles en casi cualquier banco y caja de ahorros. Ábranla juntos, con el dinero ahorrado en aquel cochinito que tenía cuando era más pequeño, y procura que, siempre que vayan a hacer un depósito, vayan también juntos siendo él quien realice el depósito en caja. Esto reforzará sus lazos al compartir esta actividad, reforzarás el hábito del ahorro y le dará confianza en el uso de los servicios financieros.
  • Usualmente las cajas de ahorro dan mejores rendimientos en este tipo de cuentas que las instituciones bancarias. Investiga y selecciona la mejor opción considerando horarios, facilidad de acceso y rendimientos (las cuentas infantiles usualmente no cobran comisiones).
  • Regálale una alcancía cuya puerta sea fácil de abrir (ideales las que asemejan ser una caja fuerte) para que en ella ponga el dinero que recibe y vaya sacando lo que necesita. El sólo sacar lo que necesita le ayudará en su disciplina y autocontrol.
  • Selecciona una libreta en la cual anotar el dinero que recibe tu hijo. De forma periódica – la que ustedes estipulen siendo recomendable una vez al mes – revisen juntos cuánto dinero tiene en la alcancía para formar en él o ella el hábito del ahorro.
    • De lo que tenga pídele que separe la cantidad que decida para depositar en su cuenta del banco.
    • Incentívalo a ahorrar cuando menos el 10% del total de sus ingresos.
  • Una variedad del registro en la libreta es regalarle una alcancía adicional de no fácil apertura para que deposite en ella, desde el inicio, un porcentaje para el ahorro.
  • Revisen juntos el estado de cuenta de la cuenta de ahorro de tu hijo, verificando los movimientos realizados y señalando el rendimiento que hubiese generado por más pequeño que sea. Con ello formará el concepto de que el dinero puede trabajar para él, siendo la antesala para el concepto de la inversión.
  • Eviten retirar dinero de la cuenta (más común esta tentación en papá y mamá que en los hijos). Lo que está formando es un fondo personal de ahorro y como tal debiera ser de largo plazo.
  • Si desea ahorrar para comprar algo especial y deciden depositarlo en la cuenta, lleven el registro en su libreta para que él pueda diferenciar sus dos objetivos de ahorro: el fondo personal de largo plazo, y la adquisición del producto en el corto plazo.

Adquisición de hábitos y virtudes adicionales

  • Invítalo a separar adicionalmente, ya sea en otra alcancía o anotándolo en la libreta, otro porcentaje de su ingreso para donarlo. Puede ser a la iglesia, para alguna casa de beneficencia o directamente a algún necesitado, siendo muy importante que él personalmente entregue la donación. En este caso, lo valioso del ejercicio es que se desprenda de su dinero, reforzando así su generosidad y solidaridad.
  • Al realizar compras en tendejones, tiendas de conveniencia o farmacias, permite que, además de solicitar lo que se requiere, sea él quien pregunte precios, calcule el total a pagar, entregue el dinero, verifique el cambio/vuelto que le entregue el cajero y reciba los productos . Esta es una buena introducción a las transacciones comerciales.
  • Será frecuente que entre tus hijos surjan roces cuando al ir a la tienda uno tenga dinero y el otro no. Para reforzar la generosidad, solidaridad y reciprocidad es importante que no permitas que se “presten dinero” o reclamen que uno ha invitado más veces que el otro. Lo importante, lo que llena el espíritu y otorga felicidad, es dar y compartir sin esperar recibir nada a cambio.

La sombra de la deuda

  • Tarde o temprano tu hijo o hija querrá algo para lo que no le alcance el dinero… Evita hacerle un préstamo. Aún que muy posiblemente tu hijo o hija comprenderá el que tiene que devolverte el dinero y aún aceptará que sea de poco en poco cada semana, debemos recordar que la gran mayoría vivimos endeudados ¡Y es eso lo que no queremos inculcarle a nuestros hijos! Es preferible invitarlo a que contenga su deseo y ahorre hasta conseguir el dinero: eso le dará templanza y le enseñará a no doblegarse a sus propios caprichos.
  • Una variante para que pueda comprar productos costosos es que acuerden que, alcanzado cierto monto, tú le des el importe faltante. Este es un aliciente para reforzar el ahorro, siendo muy útil en productos caros con respecto a sus ingresos.
  • Si por alguna emergencia te ves en la necesidad de pedirle prestado dinero a tu hijo – lo cual debe ser tu última opción, es más, de preferencia no lo consideres – devuélveselo lo más pronto posible. Es muy frecuente que los padres no consideren el tomar dinero del ahorro de sus hijos como una deuda y por tanto no la pagan. Lo grave es que los niños están observando y aprendiendo.
  • El financiamiento a través de créditos y préstamos es algo que ciertamente debe aprenderse en el transcurso de la formación financiera, pero como decíamos en el artículo anterior, no hay prisa. Te sugiero dejarlo para cuando sea más grande.

En esta etapa tu hijo te admira y te sigue, siendo muy importante para él que compartas tu tiempo con él. Así que haz un esfuerzo para separar una parte de tu tiempo y dedicárselo, para compartir con él o ella juegos, esfuerzos, y actividades de aprendizaje. Cada minuto de tu tiempo que inviertas en tus hijos hoy, se te devolverán con creces cuando tú mismo seas mayor.

Ligas recomendadas

4 Comentarios »

  1. Bernardo. 06/Ene/2012 en 11:30 am - Responder

    En verdad considero que no nunca es tarde, siempre sera mejor intentarlo y morir que morir y nunca haberlo hecho.

    Excelente informacion e insisto, muy valiosa.

  2. Rocio Priego 01/Ago/2011 en 9:29 am - Responder

    Hay mi querido hermano, si hubiera tenido esas enseñanzas …… dime que nunca es tarde!!!!! Ya puse a la sobrina de una amiga en este programa de ahorro y seguimos tus comentarios. No dejes de mandar mas tips.

    • mauriciopriego 03/Ago/2011 en 7:14 pm - Responder

      A Dios gracias nunca es tarde. La diferencia está únicamente en qué tan lastimada tienes tus finanzas personales y tu economía familiar, pero con esfuerzo, dedicación y constancia es posible salir adelante. TQUC.

  3. Rocio Priego 01/Ago/2011 en 9:19 am - Responder

    Thear finantial Jedai:

    This is amazing, I am so proud of you. And I have a kind request for you… woudl you write something like this to help not only parents?? I have 37 years old, married, but my finantial program simply is not working, acctualy i dont think that ia have one, dont even know how to do one…… need your guideness finantial Jedai….

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.