¿Cuales son las ventajas de tener un seguro de vida?

Mauricio Priego 29/Jul/2013 5

1307-06 SegVidaHace unos días me hacían esta pregunta en twitter, y si bien su conveniencia la definiendo siendo uno de los seguros que es recomendable tener, el platicar de sus ventajas nos llevó a interesantes reflexiones que hoy comparto con ustedes sobre los motivos para adquirirlo, sobre cómo definir la cantidad a asegurar, así como su articulación en tu estrategia financiera personal o familiar.




1. Protección en un momento de alta vulnerabilidad

Considero imposible reflejar en unas cuantas líneas el dolor que produce la pérdida de un ser amado. Los recuerdos se agolpan en tu mente, la nostalgia inunda tus pensamientos, la tristeza entume tus sentidos. Cada persona afrenta la pérdida de forma diferente requiriendo de cierto período de tiempo para resignarse y retomar su vida.

Y el problema es que la vida no se detiene… Es insensible a la pérdida. Por ello es muy fácil que se olvide pagar una tarjeta o una letra de la hipoteca. Es común que se acumulen los compromisos en lo que se retorna a la rutina. Un seguro de vida ayuda a enfrentar los intereses moratorios, penalizaciones y comisiones extraordinarias que ponen en riesgo la economía de los deudos mientras éstos se encuentran en el trance de superar su dolor.

2. Continuidad de la dinámica familiar

Más allá del dinero, hoy en día seguramente realizas actividades que buscan satisfacer las necesidades de tu hogar. Quizá hagas algunas reparaciones eléctricas, o trabajos menores de plomería. Quizá cuides a los niños ayudándoles en sus tareas y explicándoles aquellas materias que se les dificultan. Lavar ropa, cocinar, pintar alguna habitación… Ninguna de estas actividades se detendrá de llegar el momento en que hagas falta.

No es tan fácil para la pareja, los abuelos o familiares en general absorber todas esas actividades, por lo que en muchas ocasiones los gastos se incrementan al tener que contratarse los servicios que antes realizaba el familiar fallecido. Con el dinero del seguro es posible absorber estos gastos en lo que reacomodan los roles y las actividades en el hogar.

3. Continuidad de la dinámica financiera familiar

Hoy en día contribuyes en mayor o menor medida en los gastos, pagos y compromisos (hipotecas, préstamos, créditos) de tu casa. Al momento de fallecer ese flujo de recursos se detiene, siendo complejo para la pareja o los deudos en general el subsanarlo. Los gastos no se detienen, los pagos tienen que realizarse, y si bien los comercios e instituciones financieras procuran hoy en día que sus productos estén protegidos ante el fallecimiento del titular de la cuenta, no contemplan que en ocasiones la deuda no la paga el titular sino otra persona. En estos casos el seguro ayuda a afrontar estos gastos en lo que la economía familiar vuelve a equilibrarse.

4. Enfrentar los gastos generados por la defunción

Recuerdo que mi abuela me decía que era muy caro morirse, y no vine a valorar su afirmación hasta que enfrenté el fallecimiento de mi padre. Adicionalmente me topé con que muchos de los gastos se tienen que pagar en efectivo, y si el deceso ocurre de forma sorpresiva y peor aún en día inhábil, conseguir el dinero se vuelve un dolor de cabeza… en un momento en que te duele el alma. Muchos seguros incluyen prima para gastos de defunción, y algunos más contemplan el uso de los servicios funerarios sin requerir pagar en el momento por ellos ya que los cubre directamente la aseguradora.

5. Certidumbre de que tus seres queridos no quedarán desamparados

¿Qué te motiva día a día para ir al trabajo? Tus hijos, tu pareja, tus sueños… Trabajamos para darle lo mejor que podemos a quienes amamos. Brindar descanso a nuestros padres en el otoño de su vida, el estudio y formación de nuestros hijos, esa casa que será base del hogar, un viaje que impulsará la integración familiar… Todo ello depende de que generemos los recursos necesarios para hacer realidad esos anhelos, siendo el seguro de vida nuestro garante de que los recursos seguirán fluyendo aunque nosotros ya no tengamos la oportunidad de generarlos.

¿Y cuánto es necesario asegurar?

He observado a muchas personas contratar seguros millonarios cual si quisieran volver ricos a sus familiares con su muerte. Esta práctica en lo personal no la recomiendo,  sino al contrario: sugiero contratar un seguro únicamente por el equivalente a lo que obtendrías por 3 años de trabajo. ¿El motivo?

1. Tres años es tiempo suficiente para que los deudos retomen su vida logrando salir adelante

2. Si quieres asegurar el estudio de tus hijos, entonces contrata eso: un seguro de estudios. ¿La diferencia? Si sobrevives los años escolares de tus hijos, todo el dinero que pagaste al seguro de vida al final se pierde. Y por el contrario, en el caso de los seguros de estudios, si falleces el seguro cubre los estudios de tus hijos… Y si sobrevives, de cualquier modo te entregan el dinero para cubrir los gastos escolares de tus hijos. (Existen opciones para diferentes objetivos financieros)

3. Más que pagar seguros millonarios, invierte ese dinero en Fondos de Inversión para formar tu propio capital. Existen muchas opciones, y estoy seguro que alguna de ellas cubrirá tus necesidades de rendimiento, plazo de tiempo y seguridad.

¡Éxito!

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

5 Comentarios »

  1. RENE NICOLAS 03/Jul/2015 en 11:57 am - Responder

    Me conviene si contrato un seguro de vida para mi hijo de un año y que sea beneficiado cuando el cumpla 18 años de edad en caso de que yo fallezca? me surgen dudas ya que la espera es de largo tiempo.
    Y como no sé como funciona el tema de los seguros de vida a grandes rasgos.

    Atentamente:

    René Nicolás

    • Mauricio Priego 06/Jul/2015 en 7:04 am - Responder

      Hola René, buenos días.
      Imagino que a lo que te refieres es que tú contrates un seguro de vida dejando como beneficiario a tu hijo de un año, y que el monto asegurado se le entregue a los 18 años sin importar si hayas fallecido o Dios te bendiga con vida. Este tipo de seguros se llaman Seguros Dotales y en general son, valga la redundancia, seguros. Es decir, la aseguradora va a cumplir lo acordado.
      El problema en estos seguros viene, según mi experiencia, por parte del asegurado: en un periodo tan largo va a haber épocas de vagas gordas y de vacas flacas, siendo el riesgo que te veas ante una situación en la que no puedas pagar. La mayoría de estos seguros no son flexibles, y es ahí donde empiezan los problemas.
      En lo particular cuento con un producto semejante que me ha dado buenos resultados y que precisamente es muy flexible. Te contacto por correo para conversar más en directo al respecto ;)
      ¡Éxito!

      • RENE NICOLAS 06/Jul/2015 en 10:35 am - Responder

        Gracias. Maurcio con esta explicación sí me queda claro.
        Saludos…

  2. ELOY LOPEZ 29/Jul/2013 en 3:07 pm - Responder

    Estimado Mauricio,

    Muy interesante articulo. Debo confesarte que respecto a ¿Cuánto es necesario asegurar? difiero totalmente de lo que mencionas.

    Tres años no considero sea tiempo suficiente. Más porque puede tomarse como una regla. Imagina a una persona que tiene un hijo de 3 años y uno de 1 año de edad. ¿Crees que tres años será suficiente?

    Un seguro de vida, dependiendo del plan, tiene un “costo” de entre 1 y 2% de lo que necesites asegurar.

    “Ahorrarse” las primas e invertir ese dinero puede no ser una de las mejores opciones. ¿Cuánto interés anual debería dejarte esa inversión para que resulte mejor y más barata que un seguro de vida? En esta época de bajas tasas de interés dudo que les de mucho.

    ¿Quieres que el $ pagado por el seguro de vida no se pierda en el tiempo? Lo mejor es contratar seguros de vida O.V. que te garantizan, si quieres, estar asegurado de por vida, y si no mueres en el tiempo que necesitabas el seguro, te pueden devolver todas las primas pagadas.

    ¿Los seguros de vida son para volver millonaria a la familia? No. Se puede ver así si se piensa en una cantidad entregada en una exhibición. Para eso hay una solución: Entregar el monto del seguro de vida por medio de un Fideicomiso. De esa forma se garantiza que el $ alcance para el tiempo que fue previsto y no vuelva millonaria a la familia de la noche a la mañana.

    Te mando un abrazo,

    Eloy López

    • Mauricio Priego 29/Jul/2013 en 4:56 pm - Responder

      Eloy, ¡muchas gracias por compartirnos tu opinión!

      Desde hace tiempo hemos tenido la oportunidad de exponer los diferentes puntos de vista que tenemos al respecto, y si bien el objetivo del artículo es mostrar los beneficios de contratar uno mas allá de determinar el monto por el cual éste debe contratarse, la exposición de tu visión complementa el artículo enriqueciendo así la visión que del seguro de vida adquieren los lectores.

      En lo personal sigo considerando que un seguro de vida no debe ser calculado por los años de educación que le faltan a tus hijos ya que hay instrumentos especializados para ello. Adicionalmente existen instrumentos que llegan a dejarte 6% de rendimiento mensual o más dependiendo de tu perfil de inversión… aunque claro, necesitamos más espacio que nuestros respectivos blogs y cuentas de Twitter para tener un intercambio de ideas más sabroso ;)

      Ahora bien, considero que las dos ideas no son antagonistas… Más bien se complementan para ampliar el horizonte de posibilidades de quienes amablemente nos siguen. Y quién mejor que tú, un experto en seguros a quien no dudaría en recomendar como asesor por su honestidad y principios, para llevarlo acabo.

      Recibe mis mejores deseos y aprecio.

      Mauricio

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.