fbpx

El Ajustador Público, el defensor de tus intereses ante las aseguradoras

Mauricio Priego 15/Feb/2021 0
¿Qué hace un ajustador público?

Cuando se presenta un siniestro complejo, ya sea por el monto del daño o por sus características, un ajustador público puede ser de mucha utilidad para que la aseguradora te resarza lo que con justicia te corresponde.




Agradezco a Carlos Zamudio, ajustador público con 15 años de experiencia en esta profesión, y 36 desde su primer ajuste, su invaluable apoyo e información compartida para la elaboración de este artículo. Carlos es colaborador en Revista Siniestro, Revista Horizontum y AMASFAC entre otros. También ha desarrollado diplomados de Gestión de Riesgos en conjunto con diversas universidades.

El Agente de Seguros, tu primer asesor ante un siniestro

La primera persona responsable de asesorarte al momento de sufrir un siniestro (Accidentes de auto, enfermedades, daños a tus electrodomésticos por un rayo o pico de corriente), es quien te vendió el seguro.

Y no es sólo por ética profesional o atención al cliente. Lo establece explícitamente la Comisión Nacional de Seguro y Fianzas (CNSF) a través de la CUS (Circular Única de Seguros y Fianzas), documento normativo de las actividades del sector asegurador.

Desde luego, con tantas plataformas y call centers, cada vez es más sencillo caer en manos de un vendedor que te dejará solo ante un siniestro. Por ello siempre recomendaré tener un asesor de seguros de cabecera.

Un verdadero asesor de seguros te ayuda a desarrollar una estrategia adecuada de protección patrimonial, acompañándote, desde el momento en el que ocurra el siniestro, hasta la liquidación del resarcimiento por parte de la aseguradora.

Sin embargo, ante eventos catastróficos o muy especializados, la experiencia y conocimientos de tu agente pueden no ser suficientes para presentar de forma adecuada el reclamo. Y es en estos casos cuando un ajustador público puede marcar la diferencia al momento de reclamar el siniestro.

Ajustador vs. Ajustador Público

Si alguna vez has participado en un accidente vehicular, seguramente has escuchado que “Hay que esperar al ajustador“. ¿Y quién es este ajustador al que se hace referencia?

Un ajustador es una persona contratada por una aseguradora para determinar el origen y avalúo de un siniestro.

Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, Art. 109 y Art. 110

Ahora bien, si hablamos de un accidente vehicular, en caso de no haber consenso entre los afectados respecto a la responsabilidad, ésta es determinada por un juez, y el avalúo lo determina un taller mecánico. Para el ajustador y para tu asesor el trámite suele ser sencillo.

Pero ¿Qué pasaría en el incendio de una fábrica? En un caso así,

  • El perito vela por los intereses de la aseguradora;
  • El personal de finanzas de la fábrica podría valuar las pérdidas de productos terminados y materia prima, pero no sabe de seguros;
  • El asesor de seguros podría desconocer los puntos finos de las regulaciones y normativas que debe cumplir la empresa, existiendo la posibilidad de que se vea sobrepasado. 

Es en casos como este donde un buen asesor aconsejaría a su asegurado recurrir a un Ajustador Público.

La figura del Ajustador Público

Un ajustador público – también conocido como mediador -, es un especialista es su ramo, velando, junto con el agente, por los intereses del asegurado.

Citas asesor Mauricio Priego #MMPh

Entre los servicios que brinda el ajustador público encontramos

  • Análisis Contractual y diseño de la estrategia del reclamo,
  • Finanzas Forenses para determinar el costo de inventarios y perjuicios financieros,
  • Peritaje Causa-Efecto para comprobar la procedencia del reclamo,
  • Criminología en soporte a la pericial de causalidad,
  • Ingenierías diversas para la valuación de inversiones fijas y de maquinarias.

El objetivo último de un ajustador público es ayudar a que, desde el momento del siniestro, se sustente correctamente la reclamación, acompañando al asegurado hasta el justo resarcimiento del bien asegurado

Carlos Zamudio, Ajustador Público

De hecho, en ocasiones es posible llegar a recuperar más de la suma asegurada: Se dio el caso del incendio de una planta, en la cual la aseguradora sólo aceptaba pagar el 70% de los daños ocurridos. Con la participación del ajustador público, no sólo se consiguió que la aseguradora pagase el 100% de la cobertura contratada, sino que la planta pudo quedarse con la mayoría de los restos de los bienes asegurados.

Cuidados al contratar un Ajustador Público

En México la figura de “Ajustador Público” no está contemplada por la ley, tomándose el nombre en base al consenso internacional.

Al no estar contemplada esta figura en la ley, sus actividades no están reguladas por la CNSF. Y, por tanto, hay que ser prudentes con quienes se presentan como mediadores o ajustadores públicos, ya que no necesariamente tienen el conocimiento técnico y la experiencia requeridos.

Por tanto, si bien no hay limitantes para que cualquiera contrate los servicios de un ajustador público, la recomendación es hacerlo bajo la recomendación de tu asesor de seguros.

Si requieres más información al respecto, házmelo saber en los comentarios (Si puedes dejarme tu teléfono, mejor. Se elimina antes de publicarse tu comentario), y con gusto seguimos conversando.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros de que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook.

Referencias

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.