Tips de seguridad para tus operaciones en línea

Mauricio Priego 02/Jul/2011 0
Tips de seguridad para tus operaciones en línea

En ocasiones, al estar platicando sobre estrategias financieras, he observado la resistencia de muchas personas a realizar sus operaciones a través de Internet ya que no confían que sea seguro. Y con tantos avisos y recomendaciones hasta de los mismos bancos previniéndonos para no ser víctimas del fraude, pareciera que el temor estuviese fundado.

Sin embargo,  Internet es una excelente herramienta para la gestión de tus finanzas personales y familiares. Es más, hay instrumentos de inversión que, sin Internet, se vuelven muy engorrosos si no es que simplemente quedan fuera de nuestro alcance. Ahora bien, si Internet es una herramienta, debe tener una mejor forma de usarse, algunos tips o técnicas que nos permitan usarla reduciendo el riesgo, ¿o no?




La buena noticia es que sí. Existen buenas prácticas que, de seguirse, te ayudarán a realizar transacciones a través de Internet de forma segura. En un artículo anterior veíamos los diferentes actores que participan en las operaciones financieras por Internet (La seguridad de la Banca en Línea), y en este les presentaré algunos puntos para reducir los riesgos de ser víctimas de la delincuencia electrónica:

Adquiere buenos hábitos personales de seguridad:

  • De recibir correos de desconocidos, no hagas clic en ligas ni descargues archivos o programas adjuntos, incluyendo promociones y propagandas no solicitadas. Aún de ser de algún comercio o institución financiera que conozcas, siempre será mejor confirmar la veracidad de la publicidad o de la existencia del programa publicitado vía telefónica (a través de Atención a Clientes).
  • Por ningún motivo ingreses al portal de tu banco a través de ligas en correos electrónicos o en tus redes sociales ya que pudiera ser un anzuelo de un ciberpirata (Phishing). Escribe la dirección directamente en tu navegador.
  • Se prudente al recibir llamadas telefónicas que te digan que hay problemas con tu cuenta (clonación de tu tarjeta, irrupción en tu cuenta, etc.) y te pidan datos personales para “confirmar que eres tú” o que entres a alguna página especial de Internet. Para tu tranquilidad escúchalos sin dar información alguna, toma nota y, colgando, inmediatamente habla al Centro de Atención a Clientes de tu banco para verificar la veracidad de la llamada.
  • Se discreto al compartir tu información en las redes sociales: existe algo llamado Ingeniería Social a través de la cual un hacker puede deducir tus claves de acceso o aún hacerse pasar por ti (Robo de identidad).
  • No compartas con nadie tus contraseñas ni tampoco las claves del Token de Seguridad en caso de que tu banco te hubiese entregado uno. Esta herramienta sirve para autenticar al cuenta-habiente y es proporcionada por los bancos normalmente de forma gratuita.
  • Mantén el Token de Seguridad guardado de forma segura.
  • Nunca, NUNCA, apuntes tus claves de acceso en papeles, en tu agenda, en tarjetas que lleves contigo o en post-it  para pegarlos en tu monitor. Un consejo sencillo, para no arriesgarse a que falle la memoria, es que la contraseña sea una frase pequeña, intercambiando mayúsculas y minúsculas, agregando algún número.
    • Un recurso que ayuda a la memoria es que sea la frase de un pequeño verso, por ejemplo TitoCapotito01 de la adivinanza infantil Tito Tito Capotito, sube al cielo y pega un grito. (Para no dejar en ascuas al que no se sepa la respuesta mejor se las doy: el cohete).
    • Otro es que lo que escribas en un papel – nuevamente sin mayores referencias – el cual guardarás de forma en extremo celosa, sea una frase no obvia que te ayude a recordar la clave. Ejemplo: En la ciudad me topé con muchas personas que se creían dioses, siendo la contraseña Teotihuacan. (Teotihuacan, en náhuatl, significa ciudad de los dioses)

Adquiere conciencia de la seguridad de tu equipo y tu conexión a Internet

  • Siempre mantén activado el FireWall de tu equipo (programa cuyo objetivo es evitar el acceso de terceros – intrusos – a tu equipo a través de la red). La mayoría de los sistemas operativos tienen sus propios FireWalls además de existir diversas herramientas anti-intrusos disponibles en el mercado.
  • Mantén siempre activo y actualizado el Programa Antivirus en el equipo de cómputo. De no tener ninguno instalado, no lo pienses más he instala alguno de los existentes en el mercado (ver liga).
  • De forma periódica depura los archivos temporales de Internet así como las cookies descargadas en tu equipo. Todos los navegadores tienen una opción en herramientas para esto, además de existir programas comerciales que te permites hacerlo de forma más sencilla.
  • Procura evitar realizar tus operaciones financieras a través de equipos públicos como es el caso de cibercafés, así como desde equipos de terceros. Deja esto como última opción y sólo en situaciones realmente críticas.
  • En lo posible, evita realizar operaciones financiaras a través de redes inalámbricas públicas – cafés, restaurantes, parques, bibliotecas – principalmente si operan a través de Internet abierto, es decir, sin claves de acceso.

Consulta y confirma con tu banco los esquemas de seguridad que ha implementado

  • Da preferencia a aquellas instituciones financieras en las que las operaciones financieras se realizan a través de conexiones seguras, reconocidas porque a la izquierda de la dirección del banco aparece https:// en vez de http:// (la ‘S’ hace la diferencia).
  • Da preferencia a aquellas instituciones financieras que manejan Token de Seguridad sobre las que no lo hacen.

Confío que estos tips te sean de utilidad. Convierte en un hábito el llevarlos a cabo y ahorrarás muchos dolores de cabeza y sorpresas desagradables.

Hasta pronto ;)

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.