¿Cómo garantizar que mi aseguradora cubra los gastos del coronavirus COVID-19?

Mauricio Priego 20/Abr/2020 1
¿Qué hacer para que mi seguro de Gasto Médicos cubra el coronavirus COVID-19?

El costo promedio de atención médica en un hospital privado por COVID-19 es de 347,000 pesos, según datos de Sofía Belmar, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Si bien la mayoría de los seguros cubren pandemias, hay puntos que debemos cuidar para que el pago de la aseguradora no sea también un dolor de cabeza.




1. Confirma que tu seguro cubra coronavirus COVID-19

  • Verifica en las Condiciones Generales, en la sección de Exclusiones, que no se excluyan Pandemias.
  • Otra sección a revisar es Periodos de Espera, es decir, el periodo de tiempo que debe pasar entre que contrataste tu póliza y se te diagnostica una enfermedad. En algunas aseguradoras, el COVID-19 tiene un periodo de espera de 30 días.
  • Algunas aseguradoras están previendo casos especiales y generando endosos a favor de sus clientes. Esta información la mandan por correo electrónico, así que también es recomendable que revises tu bandeja de correo – así como la bandeja de correos no deseados – por si tienes algún aviso de tu aseguradora. 
  • Si cuentas con un asesor de seguros, él o ella debiera poder orientarte al respecto.

2. Las aseguradoras sólo cubren enfermedades diagnosticadas

Este punto es muy importante.

Aunque una persona tenga todos los síntomas del coronavirus COVID-19, mientras un médico no la diagnostique, el seguro no cubrirá ni un centavo.

Por ello la importancia de acudir al doctor, seguir sus indicaciones, y pedir factura de hospitales, honorarios médicos, laboratorios y medicamentos.

En el momento que se diagnostique la enfermedad como COVID-19, podrás ingresar las facturas para su reembolso.

3. Ten presente el deducible y el coaseguro

El deducible, en términos prácticos, es el monto que debe rebasar una enfermedad para ser cubierta por el seguro de gastos médicos mayores. Adicionalmente, ese monto no se devuelve al asegurado.

Por su parte, el coaseguro es un porcentaje del tratamiento, una vez rebasado el deducible, que cubre el asegurado.

Hablando del COVID-19, algunas aseguradoras han optado por eximir del pago de deducible a quienes se vean afectados. Para saber si es tu caso, consulta con tu aseguradora o con tu agente de seguros.

4. En caso de requerir ser internado en el hospital por COVID-19

Como ya conversamos, las aseguradoras sólo cubren enfermedades diagnosticadas. Pero, ¿qué hacer si al paciente, debido a su gravedad, se le tuvo que internar? Indistintamente si fue en urgencias o terapia intensiva, avisa inmediatamente a tu aseguradora, y de contar con un agente de seguros, es prudente que también te comuniques con él.

Este punto se pasa muchas veces por alto. Debido a la preocupación por nuestro ser querido, no nos acordamos de la aseguradora sino hasta que hay que pagar. Y como en todo, hay procedimientos que seguir, lo cual atrasa y complica las cosas si no se ve de forma oportuna.

Por ello, en cuanto se determine el ingreso del paciente, inmediatamente comunícate con tu aseguradora.

5. ¿Tu póliza está vigente y al día?

Como muchas veces los pagos del seguro son domiciliados, en ocasiones sucede que, por algún motivo, el pago no pasa, el seguro se cancela, y el otrora asegurado ni siquiera se entera.

Por ello es mejor ser previsor. Confirma, en cuanto termines de leer este artículo, que tu póliza esté vigente y con los pagos al día.

Dato importante: Usualmente, para que se cancele una póliza, se requiere un atraso de 30 días de pago. La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas brindó facilidades jurídicas para que las aseguradoras puedan extender ese plazo durante la contingencia. Nuevamente, es necesario te comuniques con tu aseguradora o tu asesor para confirmarlo.

 La importancia del Asesor de Seguros

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, contar con un asesor a tu lado, en el momento que se presenta la necesidad, es muy valioso.

Un buen asesor de seguros te brinda la tranquilidad de que tendrás quien te apoye y cuide de tus intereses, mientras tú te enfocas en recuperarte o en la atención de tu ser querido.

Ésa es la diferencia entre un vendedor – quien te vende la póliza y no vuelves a saber de él hasta su renovación (y eso si no es automática) -, y un asesor.

Si buscan un buen asesor, o estás evaluando contratar un seguro de gastos médicos mayores, me pongo a tu disposición. Sólo requieres dejármelo saber en los comentarios y me pondré en contacto contigo por correo electrónico.

¡Éxito!

Referencias

Un Comentario »

  1. jose angel garcia 20/Abr/2020 en 8:39 am - Responder

    hola mauricio, soy jose angel, me mandas un mail de favor con tu numero de cel, cambie de aparato, y se me perdio tu contacto, sds

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.