Los 4 eslabones que te sujetan a la Esclavitud Financiera

Mauricio Priego 18/Abr/2016 8

Cómo escapar de la esclavitud financiera

Muchas veces hemos conversado sobre la libertad financiera compartiendo medios para alcanzarla, sólo que nunca llegaremos a nuestro objetivo si por cada paso que demos, retrocedemos dos. Así que, ¿cuáles son ésas acciones que nos conducen a la esclavitud financiera? Conociéndolas podremos evitarlas,  y si identificamos que forman parte de nuestros hábitos, tendremos la oportunidad de esforzarnos para cambiarlos por otros que sí nos lleven a alcanzar nuestro objetivo.

Primer eslabón de la esclavitud financiera: La Necesidad

Cada vez que compras algo destinas tus recursos a satisfacer alguna necesidad, siendo precisamente éste el punto que hace la diferencia: ¿A dónde te lleva ésa necesidad? Estudiar es una necesidad para prepararte mejor para la vida laboral o empresarial, hacer ejercicio es una necesidad para tener un cuerpo sano y un espíritu balanceado, pero tener el celular de moda, ¿qué necesidad satisface? Subrayo la palabra MODA porque un Smartphone podría cubrir la necesidad de ser más eficiente y productivo en tus actividades lo cual es positivo, pero adquirirlo sólo porque es el de moda, te lleva a un callejón sin salida donde siempre habrá un nuevo modelo de celular, volviéndote esclavo del sistema ante la necesidad de adquirir cada nuevo modelo según salga al mercado.

Segundo eslabón: El Conformismo

Si no estás de acuerdo con lo que ganas en tu trabajo, si crees que tu negocio debiera dejarte mayores ganancias, si consideras que tu inversión podría darte mayores dividendos, si consideras que la empresa te explota o que tu jefe te sobre-satura de trabajo, y no haces nada, disculpa, pero eres un conformista. ¡¿Pero cómo!? ¡Si precisamente dijimos que no estás conforme! Sólo que hay un secreto:

Puede que no te guste lo que estés viviendo, pero si no haces nada para cambiarlo, implícitamente lo has aceptado, es decir, te has conformado a vivir eso que no te gusta y que potencialmente te hace infeliz

Nota curiosa: Usualmente usamos el término “conformista” para indicar que alguien se encuentra en su zona de “confort“… Pero “Conformismo” viene de “estar conforme“, que según la Real Academia Española entre sus significados está “Sujetarse voluntariamente a hacer o sufrir algo por lo cual se siente alguna repugnancia

Tercer eslabón: Ceder tu Responsabilidad

Cada vez que recibes un estado de cuenta (banco, comercio, afore) y no lo revisas, cada vez que contratas un seguro y no revisas las condiciones de la póliza discutiéndolas con tu asesor, cada vez que abres una cuenta de ahorro e inversión sin evaluar las opciones y revisar las cláusulas del contrato con el ejecutivo, 0 cada vez que culpas al gobierno por no tener un buen sistema de pensiones, lo que en realidad estás haciendo es cederles tu destino financiero… Y después nos quejamos de que el seguro no nos cumple, de que los bancos son ladrones, de que la inversión es un fraude, o que la pensión no alcanza para nada. ¡Y posiblemente sea cierto! Pero si tú no estuviste atenta o atento y no tomaste las riendas de tu póliza, de tu inversión o de tu estrategia de ahorro para el retiro, eres tú quien se puso en esa situación… Y quien sufrirá las consecuencias de ello también serás únicamente tú. Por ello siempre ten presente: El único responsable de tu futuro financiero eres tú

Cuarto eslabón: La Autocompasión

El estrés que caracteriza a la acelerada vida moderna, así como el cansancio y hartazgo de dedicar tanto tiempo al trabajo para con trabajo vivir al día, provocan que nos deprimamos llegando al punto de descuidar nuestra propia salud tanto física como financiera, así como adquirir productos o pagar servicios “porque nos los merecemos”, cuando en realidad son un escape a lo que estamos viviendo. Pero cuidado: En ningún momento digo que no debamos darnos nuestros gustos de vez en cuando (se trata de disfrutar de la vida), sino que la depresión puede confundirnos y terminamos adquiriendo productos o servicios que en realidad no disfrutamos. Éste es un tema muy amplio y delicado, del cual puedes leer más en Cuidado con el autoboicot financiero, compañero del estrés y preocupaciones.

La Deuda: El grillete que te ancla a la Esclavitud Financiera

Así es. El grillete que te sujeta a esa pesada bola de acero que te impide avanzar por el sendero que te conduce a la Libertad Financiera son las deudas:

  • Son el pozo sin fondo que te impide ahorrar y destinar tu dinero a fines más productivos,
  • Arrebatan tu libertad ya que todas tus decisiones se ven condicionadas a que puedas pagar tus deudas,
  • Limitan tu crecimiento ya que toda oportunidad la condicionas a que no ponga en riesgo cubrir puntualmente tus pagos,
  • Te obligan a soportar condiciones laborales duras e injustas ya que no puedes darte el lujo de perder tu ingreso,
  • Y aún si todo lo anterior no te importara, al final pueden arrebatarte tu libertad física (al acabar en la cárcel), tu salud (tanto por el estrés como por caer en manos de agiotistas agresivos) o tus bienes al ser éstos embargados… Lo cual es irónico, ya que esos bienes, esa salud o esa sensación de libertad que te brinda el comprar a crédito son los motivos por lo que normalmente las personas se endeudan.

El secreto para librarte de la Esclavitud Financiera

La buena noticia es que la llave de este grillete está tu alcance:

Se llama Disciplina y consiste en no comprar cuando no tengas dinero, en llevar – y respetar – un presupuesto, y en privilegiar el ahorro sobre los gastos.

¿Quieres hacerte de esta llave? Puedes encontrar más información en Siete pasos garantizados para mejorar tus finanzas personales.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

8 Comentarios »

  1. Sergio EV 20/May/2016 en 9:29 am - Responder

    Magnífico!!! son elementos básicos y “obvios”, pero la verdad es que se nos olvidan casi todos, casi todo el tiempo. Gracias Mauricio!!!! :)

  2. Rafael Nahui Cuauhtli 24/Abr/2016 en 9:12 pm - Responder

    Puntos elementales pero que suelen olvidarse. Gracias por recordarlos Mauricio.

    Exito.

    • Mauricio Priego 25/Abr/2016 en 6:58 am - Responder

      No hay de qué Rafael, gracias a ti por leerolos ;)
      Éxito en esta semana que inicia!

  3. CM Duarte 19/Abr/2016 en 11:00 pm - Responder

    Hola Mauricio, creo que el eslabón más fuerte de romper, por lo menos aquí en México es el conformismo.

    Cuando algo no nos gusta, muchas veces nos quedamos callados.

    Buen articulo.
    Saludos.

    • Mauricio Priego 20/Abr/2016 en 5:51 am - Responder

      Hola CM!
      No sé cómo lo veas pero más bien creo que somos algo extremistas, porque cuando no nos quedamos callados, entonces hacemos marchas y paros que han llegado a paralizar ciudades y pueblos (Oaxaca, Paseo de La Reforma)… Y que muchas no se detienen aún consiguiendo lo que inicialmente era el motivo de la queja (UNAM).
      ¡Éxito!

  4. Sofía Montero 19/Abr/2016 en 3:38 pm - Responder

    Más claro… ni el agua. El problema es cuando te encuentras en aguas turbias. La solución es la disciplina, pero es duro aprender a disciplinarte.

  5. Francisco 18/Abr/2016 en 8:50 am - Responder

    Pos por ahorita, NO HAY ORO EN BANCOMER, solo compran y no venden ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    • Mauricio Priego 19/Abr/2016 en 6:28 am - Responder

      Hola Francisco!
      ¿En Bancomer como institución financiera o en la sucursal? Porque lo segundo suele suceder…

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.