Ahorrando en época de vacas flacas

Mauricio Priego 01/Jul/2013 0

Ahorro en epoca de vacas flacas

Una de las frases que más comúnmente  escucho es “No puedo ahorrar” o “Apenas y me alcanza para cubrir mis gastos”. Sin embargo, el camino que lleva a mejorar nuestra situación financiera y con ello a ofrecer una mejor calidad de vida a nuestras familias pasa, invariablemente, por el ahorro. ¿El motivo? La única manera de dejar de vivir al día es teniendo un fondo de ahorro que te permita afrontar esos imponderables que tanto le gusta a la vida ponernos enfrente, además de permitirnos llevar a cabo nuestros planes y alcanzar nuestros objetivos sin necesidad de adquirir deudas que tan solo merman el bolsillo al comprometer nuestro flujo de efectivo. ¿Y cómo ahorrar cuando el dinero no alcanza? De eso hablaremos hoy.




El primer paso requiere que aceptemos con honestidad una verdad: sin importar cuánto estés percibiendo en este momento, si recibieras un diez por ciento más seguramente sabrías cómo usarlo para cubrir tus necesidades… Y por el otro lado, si recibieras un diez por ciento menos, verías cómo salir adelante aunque te representase un fuerte dolor de cabeza. El primer paso para el ahorro es separar parte de lo que ingresas ajustando tus gastos.

¿Cuánto es recomendable separar? Una cantidad razonable es el 10% de tus ingresos… Pero no nos confundamos. Lo importante es que separes esa diferencia sin importar cuánto sea. Quizá sea sólo el equivalente a una lata de refresco diario, a dos cafés, o las palomitas de maíz del cine, pero como ya dijimos, es la semilla que te ayudará a desarrollar el hábito del ahorro.

¿Y dónde guardas ese dinero? La realidad es que si lo dejas a tu alcance, lo vas a gastar. Ya sea porque te salió un gasto no contemplado, o porque en ese momento no tenías efectivo, o porque estabas seguro que lo podrías devolver más adelante… Así que mientras más te compliques a ti mismo en tener acceso a ese dinero, mejor. Opciones hay muchas: bancos o cooperativas entre otros, donde además de tener a resguardo tu dinero, puedes obtener intereses que, por más bajos que sean, te ayudarán a defenderte por la pérdida de poder adquisitivo que provoca la inflación. El segundo paso es guardar el monto de tu ahorro en cuanto recibas tu dinero.

Acostúmbrate a ser más analítico a la hora de comprar o de adquirir productos o servicios. En muchas ocasiones dos personas que compran el mismo día el mismo modelo de televisión, terminan pagando cantidades sustancialmente diferentes… ¿El motivo? Las ofertas. En realidad el ahorrar es una habilidad que requiere tiempo y práctica. El tercer paso es esforzarte por desarrollar tu habilidad de ahorrar.

Poco a poco el dinero en tu cuenta de ahorro irá creciendo y tendrás la posibilidad de dividir tu capital de manera que te fortalezca financieramente. El cuarto y último paso es desarrollar estrategias de ahorro. Para ello:

  1. Aprovisiona dinero para gastos que sabes que tendrás en el corto plazo (si sabes que necesitas ir al oculista porque necesitas gafas, por ejemplo) o para tener un colchón ante emergencias o situaciones no contempladas;
  2. Reserva dinero para gastos fuertes que sabes tendrás en el mediano plazo (por ejemplo, la compra de útiles escolares o los gastos navideños), de forma que puedas poco a poco ir juntando el dinero para que no te signifique un quebranto cuando llegue el momento de realizar ese gasto;
  3. Genera fondos de ahorro a través de depósitos a largo plazo.  Estos te permiten realizar esos proyectos como adquirir tu propia casa o cambiar de coche porque, además de un ahorro seguro, te ofrecen rendimientos muy superiores a las cuentas de ahorro normales o a los depósitos a corto plazo.

Lo más importante de todo es que no te desesperes. Tu estado de ánimo afecta a tus finanzas personales más de lo que muchos estamos dispuestos a aceptar. Por tanto, si en verdad quieres mejorar tu nivel de vida haz un esfuerzo para seguir estos pasos. Síguelos en este orden y no te saltes ninguno, ya que al fortalecer cada uno de ellos consigues facilitar el camino para realizar el siguiente…

¡Éxito!

¿Tienes estrategias que te han dado buen resultado? ¿Tienes alguna opinión que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.