Por qué gente inteligente no puede ganarle al mercado de valores

Mauricio Priego 09/Abr/2012 10

Por qué gente inteligente no puede ganarle al mercado de valoresPlaticando sobre inversiones y sus riesgos a través de twitter en días pasados, Miguel Gómez compartió a la comunidad un interesante artículo de Rick Ferri, autor, columnista y experto en fondos indexados, sobre por qué, habiendo tantas personas inteligentes y capaces, no logran encontrar una fórmula infalible que garantice ganar dinero en la bolsa de valores. Su artículo, Why Smart People Fail to Beat the Market originalmente está en inglés, y considerando que sería de interés para muchos de quienes estamos en la búsqueda de desarrollar nuestra habilidad como inversionistas, me día a la tarea de traducirlo. Espero les sea de utilidad.

Sólo existen dos maneras de ganar mucho dinero en el largo plazo invirtiendo en la bolsa de valores: la primera, tener acceso a información privilegiada de las empresas y el entorno político-económico-social de forma oportuna; la segunda, tener mucha suerte. En lo personal me inclino a creer que el tener mucha suerte tiene muchas más probabilidades de funcionar que el encontrar información privilegiada.

Encontrar información de calidad y de forma oportuna es muy difícil. Se requiere, o tener acceso a información que otras personas no tienen, o tener la habilidad de analizar la información pública existente mucho mejor que la mayoría de los inversionistas. Es ampliamente conocido que la mayoría de las administradoras de fondos de inversión obtienen rendimientos inferiores al mercado, aún con los analistas experimentados que cuentan en sus filas y la gran cantidad de información de que éstos disponen. Eventualmente lo conseguirán, pero no es lo suficiente para compensar su costo.

Daniel Kahneman, catedrático en Princeton y premio Nobel en economía, explica por qué las personas creen que acertarán más veces de las que fracasarán en su libro Thinking, Fast and Slow (“Pensar, Rápido y Lento”, en inglés – NT). En su libro, propone que el cerebro humano es incapaz de crear nueva información: el cerebro no sabe que lo desconoce. Para compensar ese desconocimiento, nuestro cerebro intenta unir las piezas de lo que sí sabe para reconstruir la mejor historia posible de lo que no sabe.  A veces esta historia es correcta y a veces no. Cuando resulta cierta, creemos que lo es porque somos muy inteligentes, y cuando resulta errónea, entonces creemos que lo es porque no tuvimos suficiente información y que no había nada que pudiéramos hacer al respecto.

El autor y gestor de inversiones Larry Swedroe resume por qué tenemos un fuerte deseo de creer que estamos en lo correcto todo el tiempo en su artículo On Magical Thinking and Investing (“El pensamiento mágico y la inversión”, en inglés – NT). En el artículo, cita excelentes fuentes de comportamiento financiero para explicar por qué los inversionistas se mantienen tratando de adivinar el comportamiento del mercado cuando es claro que la posibilidad de que acierten está en contra de ellos. Swedroe califica la necesidad o deseo de ser un inversor por encima del promedio como el efecto Lago Wobegon, al cual llamó así por la popular serie de radio Lago Wobegon, donde todos los hombres son fuertes, las mujeres son bellas y los niños están por encima de la media.

Mi argumento no pretende afirmar que el mercado no puede ser vencido mediante el análisis. Yo nunca diría eso. Es fácil encontrar gestores de Fondos de Inversión que lo han logrado en el pasado, pero es más difícil determinar si un gestor en particular lo logró gracias a su suerte o a su habilidad.

Eugene F. FamaKenneth R. French se ​​dedicaron a este tema en el artículo Luck versus Skill in the Cross Section of Mutual Fund Returns (“Suerte vrs Habilidad en la línea de cruce del rendimiento en los Fondos de Inversión”, en inglés – NT). Su estudio se centró en gestores de Fondos de Renta Variable de Estados Unidos desde 1984 hasta 2006. No es ninguna sorpresa el que hayan encontraron que en su conjunto, los fondos gestionados activamente obtuvieron rendimientos cercanos a los del mercado antes de descontar los costos de administración, y por debajo del mercado al descontar dichos costos. La gran pregunta que los autores trataban de responder era si los gestores de fondos ganadores lo habían logrado por sus habilidades, o si simplemente habían tenido suerte.

Para responder esta pregunta, Fama y French compararon la distribución de los rendimientos de los fondos con la distribución de rendimientos de una cartera de inversión simulada conformada por acciones seleccionadas al azar. Usando una técnica de bootstrapping (reinicialización), crearon miles de carteras de renta variable de acciones de empresas americanas seleccionadas al azar. El rango de rendimientos reales de los fondos de inversión se comparó con el rango de los rendimientos generados por las carteras simuladas. Los rangos se encontraban muy cerca uno del otro, lo que significa que la mayoría de los rendimientos de los fondos eran producto de una selección de acciones al azar y no de la habilidad.

Hubo, sin embargo, un puñado de fondos cuyo rendimiento superó al método bootstrapping después de ajustar por costos y riesgos. Es posible que los gestores llamados atípicos pudiesen poseer la habilidad, si tan solo pudieran ser identificados. Desgraciadamente, el saber que un gestor tuvo la habilidad después de haber obtenido los rendimientos no ayuda mucho a los inversionistas, debido a que necesitan tomar su mejor decisión al momento de invertir, y no es posible determinar cuales gestores poseerán la habilidad en el futuro. Solo podemos saber que algunos lo harán.

¿Y qué si nos olvidamos de los Fondos de Inversión y escogemos algunas acciones por nosotros mismos? A menudo oímos que los inversionistas individuales tienen una mayor ventaja sobre los grandes inversores institucionales porque son capaces de actuar con mayor rapidez que las instituciones,  así como de comprar acciones que son demasiado pequeñas para que esos grandes inversores se fijen en ellas. ¿Acaso estas aparentes ventajas aumentan la probabilidad de que podamos ganarle al mercado con una cartera bien elaborado de acciones individuales?

 Hace años disfrutaba seguir el concurso Wall Street Journal’s “Dartboard”. El reto estaba inspirado en el libro de Burton Malkiel A Random Walk Down Wall Street (“Un paseo aleatorio por Wall Street”, en inglés – NT). El profesor de Princeton escribió en su libro que “un mono con los ojos vendados lanzando dardos a las páginas financieras de un periódico, podría seleccionar una cartera que daría tan buenos resultados como una cuidadosamente seleccionada por expertos”.

Así funcionaba el concurso: Los editores de la revista preguntaban periódicamente a cuatro analistas en inversiones líderes en Wall Street para que les enviaran de forma individual su mejor selección de acciones. Esas cuatro selecciones eran comparadas con cuatro seleccionadas de forma aleatoria a través de lanzar dardos a páginas de periódicos  financieros. Las ocho selecciones eran impresas entonces en la columna de la diana para que todos pudieran verla. Seis meses después, los rendimientos resultantes se imprimían.

Más de 100 concursos se realizaron a través de los años, los cuales fueron seguidos cercanamente tanto por creyentes en el mercado de valores, como por quienes no creían en él. Cuando ganaban los dardos, los creyentes en el mercado clamaban y señalaban la inutilidad de tratar de ganarle al mercado. Cuando los analistas ganaban, los no creyentes les aclamaban. Su habilidad era prueba de que tenían las riendas al seleccionar las acciones.

A decir verdad, ninguno de los dos métodos dio mejores resultados que el mercado. Los datos en bruto concedieron a los expertos la victoria en general, pero esto fue antes de que se ajustara por el riesgo. Además, sólo el anuncio de una nueva serie de picos causó que esas acciones saltaran en el primer día que se negociaron. La gente quería creer que los expertos eran expertos. Los dardos no tenían un estatus de gurú y las acciones que ellos seleccionaron no subieron de precio.

Introduzcamos a un académico para proporcionar imparcialidad en los resultados de la diana. El profesor Bing Liang de la Universidad Case Western Reserve, publicó un artículo en la edición de 1999 del Journal of Business titulado Price Pressure: Evidence from the ‘Dartboard’ Column (El precio de la presión: Evidencia de la Columna de la ‘Diana’, en inglés – NT). Desestimó el brinco en la selección de los expertos del primer día porque ese rendimiento no era posible ganarlo a menos que el inversor tuviera información interna del Wall Street Journal antes de que se publicaran las selecciones. También ajustó la selección de acciones según el mayor riesgo que los expertos estaban tomando. La conclusión de Liang fue que “en promedio, los inversionistas que siguen las recomendaciones de los expertos pierden un 3.8% en una base con riesgo ajustado en un período de permanencia superior a los 6 meses“.

Ha habido, y siempre habrá, un pequeño grupo de inversores que logren ganarle al mercado. La pregunta es si su buena fortuna es producto de la suerte o de su habilidad. Los datos académicos sugieren que la mayoría de los casos donde hubo mayores rendimientos fueron producto de la buena suerte.

El magnate naviero griego Aristóteles Onassis observó una vez que “El secreto del éxito en los negocios se encuentra en saber algo que nadie más sabe“. Como Onassis, sabemos que hay personas en el mundo que tienen acceso a información privilegiada y que ganarán dinero debido a ello. Nosotros simplemente no sabemos quienes son, y posiblemente no importaría aún que lo supiéramos. Onassis no habría manejado mi dinero aún si yo lo hubiese conocido.

Yo no tengo acceso a información privilegiada. Leo los mismos periódicos, artículos, blogs e investigaciones que todos los demás. Mi ventaja es que sé qué es lo que no sé, y a diferencia de la mayoría de los asesores de inversión, yo no tengo que hacer creer que sé más. Mi portafolio de inversión está diversificado entre fondos indexados de bajo costo que replican el comportamiento del mercado.

Si tú sabes lo que yo sé, o menos, entonces tu portafolio también debiera ser manejado en fondos indexados. No te sientas mal de ser un inversionista de fondos indexados. Ser honestos en cuanto a nuestras habilidades, o la falta de ellas, nos libera de ser desmentidos de forma costosa. La inversión en índices es una solución de inversión más redituable que lo que conseguirán las masas de inversionistas que permanecen negando este hecho toda su vida.

Por cierto, estamos en buena compañía. Algunas de las más brillantes mentes que jamás han caminado sobre la faz de la tierra han llegado a la misma conclusión. Después de haber perdido una fortuna invirtiendo en la Burbuja de los Mares del Sur a principios de 1700, el famoso Sir Isaac Newton confesó: “Puedo predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente“. Ése es un tipo muy inteligente. Le habrían gustado los fondos indexados.

Artículo original en inglés

¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos artículos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

10 Comentarios »

  1. Edgar 14/May/2014 en 6:24 pm - Responder

    Hola Mauricio, como siempre un muy buen aporte. He venido leyendo con frecuencia tu blog pero está es la primera vez que me animo a comentar. Aprovechando la ocasión de inversión pasiva e indexación, ¿tendrás alguna información acerca de Carteras Boglehead aplicadas al caso México que por favor pudieras compartirnos? He estado revisando información en la web pero los casos aplicados los he encontrado solo para España. Estoy interesado en este tipo de carteras de inversión y me gustaría saber la experiencia en nuestro país, si es que la hay.
    Saludos

    • Mauricio Priego 15/May/2014 en 8:41 am - Responder

      Edgar, me alegra que te hayas decidido a compartir con la comunidad. Es la mejor manera para que todos aprendamos y desarrollemos nuestras habilidades financieras, entre ellas la de inversión ;)

      En lo personal no opero con carteras Boglehead por lo que no puedo confirmarte de primera mano información relativa a México en lo particular. Dame la oportunidad de tocar algunas puertas y seguramente tendré información fresca que compartirte ;)

      Seguimos en contacto…

    • Mauricio Priego 26/May/2014 en 8:33 am - Responder

      Edgar, buenos días nuevamente.

      Ya confirmé con traders con mayor experiencia – y algunos asesores bursátiles – y me comentaron que si bien en México no hay casas de bolsa ni administradoras de fondos donde puedas invertir directamente en Boglehead, es posible que se pueda invertir en instrumentos de Vangard a través de ETFs listados en el SIC (Sistema Internacional de Cotizaciones) de la Bolsa Mexicana de Valores. Sería cuestión que ya con este dato confirmaras ;)

      Éxito en tus proyectos

  2. Jhonatan Cardona 12/Abr/2012 en 12:05 am - Responder

    Excelente artículo, y muy interesante apreciación sobre el mercado de valores, simplemente es como aquella frase que dice “El sentido común es el menos común de todos los sentidos”, saludos y excelentes trinos.

    • Mauricio Priego 15/Abr/2012 en 11:46 am - Responder

      Jajajaja

      Gracias Jhonatan por tus palabras. Me motivan a echarle más ganas para que mis trinos lleguen más lejos, buscando sean también más melodiosos y útiles para aquellos que, caminando por la senda hacia la libertad financiera, los escuchen.

      Saludos desde el Mayab.

  3. Miguel Gomez 10/Abr/2012 en 4:38 pm - Responder

    Siempre pláticas interesantes, me da mucho gusto que vayan más allá de una serie de tweets.

  4. carlos 10/Abr/2012 en 1:56 am - Responder

    HOLA QUE TAL,

    Tengo una duda entonces es buena opción invertir en la bolsa¿¿¿¿?????? aunque no sea indexado, tengo deseo de invertir durante 10 años ir depositando cierta cantidad fija durante ese lapso y no sacarlo para nada para despues de esos 10 años solo sacar los intereses y no tocar el capital en un portafolio agresivo (ese es mi perfil) por medio de una distribuidora, en terminos generales es buena opcion como inversion mi plan ?????????,
    o tengo que hacer cambios¿¿????????? por tu atencion gracias.

    • Mauricio Priego 11/Abr/2012 en 10:40 pm - Responder

      Carlos, gracias por la confianza.

      Observo que piensas invertir por medio de una distribuidora, con lo cual entiendo pretendes invertir en Fondos de Inversión… Por lo que al decir que deseas invertir en bolsa, entendería entonces que te refieres a Fondos de Inversión de Renta Variable. ¿Estoy en lo correcto?

      De ser así, tu estrategia es razonable, y observando en retrospectiva el comportamiento del mercado en los últimos 10 años, puedes llegar a tener muy buenos rendimientos. Claro está, la estrategia no está exenta de riesgo… aunque tú mismo te calificas como agresivo, así que no debiera significarte eso un problema.

      Sin embargo, donde sí te considero prudencia es en la etapa de “vivir de tus rentas”. A qué me refiero, ni la bolsa por sí sola ni los fondos de renta variable deben ser considerados para tener ahí el dinero que necesitas para vivir en el corto plazo. Es decir, por mayores que hayan sido tus rendimientos durante tu etapa de acumulación, una crisis posterior podría provocar que no tuvieras rendimientos en un período, y si no pretendes tocar el capital, ¿de qué vivirías entonces? Una posible solución es que llegado el momento dividas tu capital de forma que tengas en renta fija tu corto y mediano plazo (dos años) y mantengas en renta variable lo demás… y así lo vayas separando a través del tiempo y de acuerdo a los rendimientos que esté dando la bolsa en ese entonces.

      Y ya hablando de fondos de renta variable, en lo personal me siento más cómodo con los indexados a la bolsa donde pretendo invertir: Puedes utilizar herramientas de análisis técnico para darle seguimiento y el análisis fundamental es sobre el país y el entorno internacional, siendo mucho más complejo darle seguimiento con fondos compuestos por acciones de empresas seleccionadas de forma arbitraria por la distribuidora.

      Cualquier punto que quieras detallar, o si de plano me fui por otro lado, no dudes en decirlo.

      Seguiré al pendiente.

      • carlos 11/Abr/2012 en 11:44 pm - Responder

        Si, estas en lo correcto deseo invertir en los 10 años en renta variable, no puedo
        definir que portafolios utilizar tal vez 50% renta variable 10% de mediano plazo y 20 a corto plazo, eso es algo que tengo que definir con un asesor profesional independiente (externo de cualquier distribuidora), ya que el tener un asesor te disminuye el tomar malas desiciones.

        Por otra parte tenia pensado cuando se cumpliera la meta de los 10 años, de tener un portafolio agresivo pasarlo a un portafolio ya sea conservador o moderado o de plano sacarlo e invertirlo en otra opción eso dependeria despues de una platica con el asesor y checar todas las caracteristicas a considerar en su momento.

        Mi deseo es tener un apoyo con otra fuente de ingresos que me complemente. Y no es tanto de vivir de mis rentas, solo tener mas tiempo y dinero para buscar otras fuentes de ingresos.

        De lo ultimo que me escribiste de esta seccion que acontinuacion te marco: Y ya hablando de fondos de renta variable…… no lo entendi me podrías hacer el favor de explicarmelo de otra manera.

        MAURICIO PRIEGO muchas gracias por tu comentario, tenlo por seguro que lo tendre encuenta GRACIAS.

        • Mauricio Priego 15/Abr/2012 en 11:40 am - Responder

          Carlos, te felicito por tu determinación y por la claridad de tu estrategia.

          Si bien tu decisión de acudir con una asesor profesional es la más sensata, el platicar con personas que tienen objetivos semejantes a los tuyos también puede darte buenas ideas y ayudarte a forjar tu propio criterio. Si quisieras que comentásemos acerca de tu estrategia, no dudes en decirlo y te contacto por correo electrónico.

          Respecto a lo que me solicitas explicarte de otra manera… Existen personas que desean participar en Fondos de Renta Variable confiando en su asesor financiero sin involucrarse más allá de autorizar o rechazar lo que les recomiende, lo cual no tiene nada de malo pudiendo obtener buenos resultados. Sin embargo, debido a la naturaleza de estos fondos donde sus carteras son diseñadas por expertos analistas financieros – a los cuales no tienes acceso y que seguramente tu asesor no forma parte de ese equipo – te quita visibilidad del comportamiento del fondo y con ello reduce tu capacidad de evaluación y toma de decisiones.

          En cambio los fondos indexados, al replicar el comportamiento del mercado de valores, te permiten analizarlo a través de la propia bolsa, como si el índice fuera una única y gran empresa. Este espacio es pequeño para explicarlo con más detalle, por lo que mañana lunes 16 podrás ver publicado aquí en practifinanzas un artículo al respecto. Confío que con él veas solucionadas tus inquietudes.

          De cualquier modo, me mantengo al pendiente de cualquier otro punto del que quisieras platicar.

          Recibe un caluroso saludo desde el Mayab.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.