La lucha contra la piratería, ¿es legal?

Mauricio Priego 28/Ene/2012 2
La lucha contra la piratería, ¿es legal?

No sé si se han puesto a pensar, pero la lucha contra la piratería a veces pareciera una verdadera mafia. Pareciera que hay personas que están completamente fuera de la realidad y que, más que defender su justo derecho, abusan de un verdadero monopolio para incrementar su ingente riqueza. Este monopolio no se centra en una empresa, sino en una industria que se apoya en leyes internacionales que originalmente buscan proteger la propiedad intelectual y la creatividad de los autores, de forma que las propias autoridades son las que protegen a empresas y personas que conforman estas industrias para esquilmar a los consumidores con prácticas que, en otros giros,  son perseguidos por las mismas autoridades por representar actividades monopólicas. Pero los tiempos están cambiando. Internet ha impulsado la capacidad de las personas para conectarse entre ellas, coordinarse y compartir contenido. Y son esas personas las que forman el mercado, son las personas las que dan la razón de ser a las industrias, son esas mismas personas quienes, a través de sus decisiones y preferencias, mueven el dinero – es decir, el ingreso – de las empresas. Y tal parece que los empresarios y artistas de las disqueras, del cine y de la televisión lo han olvidado.




Usemos como ejemplo una película. Nos enteramos por las noticias que tuvo, por ejemplo, una inversión de 100 millones de dólares, y que en algunos meses ha alcanzado los 200 millones de recaudación en taquillas sólo en Estados Unidos. Por simple sentido común podemos afirmar que para este momento la productora de la película ya recuperó su inversión y ha obtenido dividendos, y no olvidemos que aún falta que obtenga los ingresos por la proyección de esa misma película en diferentes países del mundo. Hasta este momento todo va bien… pero entonces vienen los DVD y BlueRay.

Te venden el disco en 400 pesos o más, cuando el costo del disco y su estuche no superan los 10 pesos. El equipo para grabar la película en el DVD se reutiliza para muchas otras películas, así que ¿cuanto más representará el costo unitario de grabar cada disco?, ¿5 pesos más? ¡Y te venden ése disco en 400 pesos! Y como la inversión en la película ya fue recuperado, no es válido integrar su costo de producción al costo del disco. ¡Estamos hablando de un margen de utilidad muy superior al 1000%! Y si consideramos que el salario mínimo de un paisano es de $62.33 (fuente: Secretaría de Hacienda), estamos hablando que ésa persona debería destinar el ingreso completo de 6 días – ¡una semana completa! – para poder comprarse su BlueRay. ¿No es eso un abuso?

Analicemos: La película ya se pagó, el material de fabricación del disco es económico, los costos de distribución se miden por millares de unidades así que tampoco justifican el incremento tan exagerado del precio al cliente. Y nuestro amigo del ejemplo tiene que dejar de comer una semana para comprar su película… Y legalmente no puede adquirirla de otra manera porque entonces es piratería. ¿Ven como es un monopolio? Sólo la productora puede comercializar la película, sólo la distribuidora puede distribuirla, y por tanto no hay una verdadera competencia que obligue, como en las demás industrias, a un ajuste natural del precio de venta definido por los propios consumidores. ¡Y no nos engañemos! Alguien podría afirmar que hay muchas productoras de películas como hay muchos fabricantes de coches. Pero mientras 1000 Jettas son idénticos entre ellos, cada película es diferente y original. Mientras cada auto tiene que fabricarse desde cero, cada película sólo requiere copiarse.

Además de combatir la piratería, debe revisarse la legislación anti-monopolio para que los productores no abusen de ser los únicos canales legales de distribución de una canción, de una serie televisiva o de una película.

Pero no me malentiendan. Yo defiendo el derecho de autor. No sería justo que mientras yo comparto de forma gratuita con ustedes este artículo, alguien gane dinero abusando de personas que no saben que pueden obtenerlo gratuito en este portal. No es válido que una compañía china haga cientos de miles de copias piratas de una película y las venda en las calles.

Lo que debe haber es una evolución de esas industrias, y el ejemplo lo tenemos en los juegos de video y los programas de cómputo. No hablo del Wii, Xbox y otros grandes productores quienes se asemejan y mucho a sus primos del cine y la televisión, sino a los juegos que se descargan por millones para el celular o la computadora por unos cuantos pesos. Son toda una industria que ha comprendido que hay dos mil millones de usuarios en Internet (sólo en Facebook ya se rebasaron los ochocientos mil) que están dispuestos a pagar por calidad y rapidez, pero no a ser estafados… y que en cualquier momento pueden levantar en cualquier lugar del mundo un servidor para compartir el contenido que les interesa si alguien intenta abusar de ellos. Si se obtuviera un solo dólar de cada uno de ellos… ¿se imaginan?

Pero claro. Un productor de cine afirmaría que para qué contentarse con dos mil millones, si pueden ganarse cien mil. Y mientras nuestro amigo gana $5,600 pesos en tres meses de trabajo, hay artistas de cine que en ese mismo período ganan 30 millones de dólares por actuar en una película… ¿Y por qué pueden ganar tanto? Fácil, porque la industria los genera. Porque tienen a la ley de su lado para extraer del mercado los cien mil millones al no tener competencia alguna para distribuir esa película en especial. Vuelvo a afirmarlo. ¡Es un abuso!… Si no es que un robo.

Pero un momento… ¡sí tienen competencia!… Pero es ilegal y le llaman piratería. Y no me refiero a las mafias que queman las películas (que claro que son delincuentes), sino a quien comparten de forma gratuita en youtube, twitter, facebook o tantos lugares para compartir contenido las piezas musicales, programas de televisión o películas que les gustan.

Señores industriales. Quienes somos sus clientes y damos razón de existir a su industria estamos cansados de su abuso. Recapaciten. Si ya recuperaron su inversión al proyectarse su película en los cines, o transmitir sus canciones y series en radio y televisión, así como en presentaciones en vivo, ¿por qué matar a la gallina de los huevos de oro? Demuestren su creatividad adaptándose a este nuevo mercado en el que los ciudadanos comunes tenemos el pleno poder de la comunicación inmediata y manera de compartir grandes volúmenes de información a muy bajo costo. ¡Y claro que se puede! Tomemos como ejemplo a Netflix, Yuzu, y muchos otros que sí se están poniendo las pilas y permite descargar de forma legal y a bajo costo esa serie, canción o película que nos gusta.

Señores legisladores, por favor revisen la ley. Que la justa defensa del derecho de autoría no sirva para escudar en sus actividades a los grandes monopolios.

Para concluir quisiera compartir dos hechos que me motivaron, desde la distancia en el tiempo, a escribir hoy este artículo:

En 1994 vi una entrevista a un actor recién salido de la escuela de actuación y que estaba realizando su primera telenovela. Mostrando lo lejos de la realidad mundana en que viven quienes participan en ese mundo donde el dinero llega a borbotones, se quejaba: “Por participar en la telenovela estoy ganando 15 mil pesos al mes. Sé que no es nada, pero tengo que empezar desde abajo para lograr ser reconocido“.  En esa época (1994) el salario mínimo era de $15.27, es decir, $458 al mes. Yo mismo acababa de salir de la carrera y estaba ganando $2,100 también al mes. El comentario, como imaginarán, indignó a más de uno.

Unos años después comenzó el bombardeo contra la piratería, el cual continúa hasta el día de hoy. En esa época grandes cantantes y grupos musicales salían en comerciales de cine y televisión diciendo que “no compres piratería, porque nos afectas a nosotros (los artistas)“. En particular recuerdo a una solista surgida de un famoso grupo infantil mexicano. En esas mismas fechas una revista que publicaba notas del mundo de la farándula publicó una nota y entrevista a la cantante sobre las propiedades que tenía en España, Estados Unidos y México. ¿Se imaginan? Totalmente comprensible que nos pida a quienes nos esforzamos por pagar la renta del único techo que tenemos, que dediquemos el ingreso total de 4 días de duro trabajo para que ella se pudiera comprar una casa más en la riviera francesa.

En fin. Confío que este artículo te impulse amable lector a buscar formas de capitalizar de forma legal este gigante mercado que es Internet, que haga reflexionar a los productores y distribuidoras de la industria sobre la realidad que estamos viviendo y donde se confunde en muchas ocasiones a los piratas con Robin Hoods modernos, y a los legisladores en generar e impulsar iniciativas de ley internacional que protejan a los ciudadanos de éstas aves rapaces.

¡Éxito!

¿Y tú qué opinas? ¿Es justo el precio al que se venden los CDs, DVDs y BlueRays? ¿Qué se podría hacer para hacer recapacitar a productores y legisladores? No dudes en dejarnos tus comentarios.

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Temas relacionados

2 Comentarios »

  1. Giovanni Garinian 30/Ene/2012 en 11:14 pm - Responder

    Hola Mauricio, es natural que esté de acuerdo en algunas cosas de las que comentas, y como siempre, me encantan tus artículos, aunque en este caso, hay puntos en los que no estoy de acuerdo, por lo que creo que el precio es justo. Te daré mis motivos que son varios.

    1. No te engañes, no existe un monopolio y quizá es un mercado más abierto que el de los automóviles, puesto que hay más muchas más casas productoras (de muchos tamaños) que fabricantes de autos (contados con los dedos, como 60 aprox.) en cuyo caso, sólo hay empresas grandes pues se requiere mucho capital para construir carros, a pesar de que sus márgenes finales suelen ser un poco bajos (7% al 15% he oído decir a Al Ries hace algo de tiempo).

    2. No hay monopolio pero sí mucho cabildeo, el cual consigue muchas facilidades legislativas para el sector. Estoy de acuerdo en atacar la piratería pero a veces las medidas son muy severas. Particularmente estoy muy en desacuerdo con la campaña de “yo también tengo un papá pirata” ya que por evitar la piratería atentan contra la institución familiar poniéndola en evidencia de imperfecta. A mi gusto es más importante el respeto y armonía con tus familiares que un asunto económico como lo es la piratería. El comercial es demasiado bueno porque cumple muy bien su objetivo, pero no es nada ético.

    3. Me enferma hablar de salarios mínimos ya que normalmente la gente que habla de ello no gana el salario mínimo, sino más. Por lo que pierde relevancia. Definitivamente quien gane el salario mínimo no tendrá acceso a muchísimas cosas y un blu-ray definitivamente no es algo de primera necesidad.

    4. No sé a cuánto equivalgan hoy 15,000 pesos de antes, se entiende que es mucho, talvez 30,000 que por supuesto no te hace rico, pero te permite masómenos vivir bien colocándote en el nivel socioeconómico C o C+ que no es el más alto. Pero eso no quiere decir que todos los actores recién egresados ganen eso… salir en una telenovela ya es algo tan padre como trabajar en Google o en Microsoft o en el Banco de México. (piensa en lugares donde paguen bien en un puesto clave). Esto quiere decir que muchos pelearon por el puesto (papel) que este actor consiguió (sobreoferta) y todos los que no lo consiguieron se tuvieron que conformar con actuar en teatros de la ciudad (grandes y pequeños) en programas culturales patrocinados por el gobierno o una que otra institución privada. Algunos (los de más experiencia) ganarán algo decente y los demás, tendrán dos trabajos o harán espectáculos gratis por amor al arte. Así es… el teatro no da para tanto ni para todos, pero la tele, aunque no da para todos, permite pagar mejor gracias a la publicidad. El cine, que ni se diga y si costó tanto trabajo obtener un papel en esa industria, por lo menos que paguen bien.

    5. $400 pesos es mucho por un Blu-Ray?? Bueno, los DVD’s están a $200 y si eso sigue siendo caro, puede uno comprar películas algo viejas hasta por $40.00 pesos. Yo me acabo de comprar el peliculón de Scarface en $100 en formato DVD con un disco extra de material adicional!! Ya la ví 3 veces con mi novia y mi familia así que si fuera cine, serían 3×5=15 entradas de cine, o sea, como $900.00

    5a. Bueno, cuesta $400 por que es una película nueva recién estrenada y salida del cine y además en formato ultra-novedoso que es blu-ray. La gente podría ser menos fresa y comprar películas un poco más viejas o esperar a que bajen de precio cuando ya no sean moda. Es lo que hago y yo, y los que no puedan esperar, no tienen derecho a quejarse. Obviamente tienen dinero para sus necesidades básicas y para comprar blu-rays en estreno. La otra es que no quieran pagar los $400 y por eso compran el estreno pirata. Eso está totalmente mal. Repito, que sean menos fresas y esperen a que pase de moda.

    5b. Mencioné que hay películas a buen precio ($40) y he visto en menos. Cuestan eso precisamente porque ya pasaron de moda y quizá no son películas muy buenas o de mucho presupuesto. Pero si las peliculas taquilleras, de estreno y de presupuesto elevado debido a los efectos especiales fueran más baratas, las que no son tan nuevas ni taquilleras tendrían que venderse a precios ridículos o de plano, dejar de venderse. No pueden costar lo mismo, pues obviamente si veo “El Hobbit” en $100 y “La Familia Klump” en $100 también, cuál crees que compraría? A mi madre le digo que compra pura película chafa y me contesta, pues sí, es que estaban de oferta a $40.00. O ni modos que un Chevy cueste igual que un Camaro. Por que cuesta mucho me lo voy a robar? De este modo, cada película “gana” lo justo de acuerdo a su desempeño y éxito.

    6. Es que los autos se fabrican y los discos sólo tienen que copiarse. La industria cinematográfica no nos está vendiendo un disco. Nos está vendiendo una creación intelectual y artística donde participaron un centenar de personas y se invirtió muchísimo. $15 pesos cuesta el empaque y el disco? A veces pienso que más, dependiendo del empaque, pero omitamos eso si gustan. Hay que añadir también los costos de distribución y los márgenes que cobran las tiendas detallistas como Mixup, Sanborns, Costco, etc. que no tiene porque ser pequeño el %. ¿Y la comisión del vendedor de piso? Me faltó incluir las regalías a los actores y demás. Licencias? Marketing? No digo que las productoras pierdan, pero no es tan barato como parece. Tienen derecho a ganar, y por supuesto a pagar sus impuestos. En resúmen lo que entra se reparte entre muchísimas personas que a su vez mueven la economía.

    6a. Netflix? Claro, Netflix es parte del sistema, no es aparte. Y sí, no es que se hayan puesto más abusados. Simplemente que los costos de distribución, de “copiado”, empaque y comisiones disminuyen drásticamente. El ancho de banda es relativamente barato, o baratísimo. Tienen otros costos, pero en suma son menores, por lo tanto estaría muy mal que pretendan cobrar $400 por una película. Aquí la curva de precios y el modelo de negocio resulta ser muy diferente, pero es parte del sistema. Quien guste puede comprar en Netflix y quien guste puede comprar el DVD o Blu-Ray en empaque austero o en cajita de metal de edición limitada con 3 discos adicionales.

    6b. La otra opción es que en vez de comprar una película, la rentes. En casos conviene pues hay películas que con una vez que las veas es más que suficiente. Las que te gusten mucho pues las compras. Y el punto es que puedes ir a BlockBuster y te la rentan por varios días y los martes y en ciertas fechas están a $15.00 o puedes ir al videoclub de la esquina y te las dan un día por $10 los estrenos DVD y a 2 x $5 los No-Estrenos entre semana. A poco no está bien barato.. y sí, son DVD’s originales. Definitivamente la industria del cine, tiene su manera de llegar a muchos segmentos.

    6c. Puedes ver películas gratis en la tele.

    7. Oímos en las noticias de los éxitos de taquilla pero rara vez nos enteramos de los fracasos, que sí debe haber muchos. Uno de estos fue la fascinante película de “Final Fantasy: The Spirits Within” que hizo quebrar a Square Films y su única salida fue ser adquirida por Sony. También hay que hacer notar que hay muchas películas que nunca llegan a las salas de cine, sólo en disco.

    8. El caso de las apps. Es un mercado ligeramente diferente. He visto aplicaciones de $1200.00 por supuesto, pero la mayoría sabemos que están como a $12.00, $24.00, $36.00 y $60.00. Sí, sí, hay de todos los precios, hay muchas gratuitas y a $12.00 pero también un % importante tiene precios un poco más elevados. Pero porqué puede ser más barato? Bueno, porque no hay costos de distribución, sólo costos de ancho de banda, desarrollo y actualizaciones continuas. Y sobretodo, porque muchas de estas aplicaciones adquieren rentabilidad sólo cuando tienen muchos usuarios. En el caso de las apps, sus costos son escalables de manera importante, siendo insostenible cuando tienen pocos usuarios. Por otro lado, dependen del índice de popularidad y del boca a boca. Si tus amigos no usan la aplicación, puede que pierda utilidad para ti. Ejemplos: Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp. La tercera razón es que hay demasiada competencia, hay muchas compañías que desarrollan apps que hacen lo mismo y por lo tanto, hacen guerra de precios.

    CONCLUSIONES FINALES

    a. No apoyo a la piratería. Es una falta de respeto y moral al trabajo creativo e intelectual de los implicados. Por cierto, yo soy Poeta y permito que lean mis poemas gratis en mi blog, aunque eso me ha significado una inversión de tiempo para escribir y pulir mis poemas, subirlos a la red, administrar el blog (configuraciones, plugins, diseño, etc), pagar hosting y el dominio desde hace tres años, etc. Si algún día logro publicar un libro, me gustaría que se venda y que me lean, que me compartan, pero sería muy terrible que nadie quiera pagar ni $60.00 por mi librito y le saquen copias (que es más caro) o lo escaneen y lo suban a la red y hasta cobren 1 dolar por descargar el archivo PDF. Y luego, encontrar por ahí que alguien publica mis textos pero sin poner mi crédito o poner el nombre de otra persona.

    b. Las productoras no necesariamente son santas palomas, pero no es todo tan negro. A veces la gente es envidiosa y busca a la vez pretextos para no pagar por algo que lo vale. Se justifica diciendo que son más ladronas las productoras. La gente no señala los crímenes de las productoras, sólo señalan que cobran mucho no teniendo nosotros ni para comer. Cuento.

    c. La industria del cine no es una necesidad básica y a la vez, 1 película ni 100 películas son suficientes en los libreros de las casas. Es por el afán de poseer, coleccionar y tener más que tu vecino, quizá. Consumismo nada más.

    d. Hay que atacar la piratería, pero no de forma excesiva. SOPA es excesivo. Hay que proteger al consumidor. Hay que atacar a aquellos que se enriquecen de manera ilegal y excesiva, haciendo que de igual modo se encarezca el producto.

    e. Apoyo la libre circulación de información en la red, pero no todo tiene por qué ser gratis, ni disponible. No somos comunistas. Y en todo caso, hay maneras legales. Quieres leer? Hay bibliotecas públicas. Quieres ver una película? El gobierno podría apoyarnos con hemerotecas digitales (que paguen sus respectivas regalías o licencias de uso). De hecho, mi universidad (UADY) tiene una hemeroteca física con muchas películas de culto disponibles al público en general para llevar a casa por un día, sin pagar un centavo.

    Ya me cansé de escribir, no sé si abarqué todo y quizá escribí más que tú.. un aplauso y agradecimiento a quién haya tenido la paciencia o curiosidad de leer todo lo que puse. Es posible que no cualquiera esté de acuerdo con todos los puntos o con la mayoría, lo entiendo, de todos modos, son libres de comentar y debatir, aunque quizá ya no diga mucho puesto que ya dije la mayor parte.

    Un saludo, Mauricio.

    @giovinator
    @LunaMarketingMX
    @LasLetrasMudas
    @GPConsultores_
    @AgenteCapital
    @LaGolfa1990

    • Mauricio Priego 31/Ene/2012 en 11:11 am - Responder

      Giovanni, gracias por tus honestos comentarios.

      Precisamente es diferir en ideas lo que nos permite enriquecernos mutuamente y lo que hace tan valiosa la convivencia humana.

      Comprendo tu punto de vista, y en base a él, coincido en tus planteamientos. Y creo que el mayor punto de acuerdo – adicional a que escribiste más que yo – es que la piratería debe penalizarse.

      Pero sigo considerando que los precios de venta no están soportados por costos que los justifiquen, siendo la oferta y demanda lo único que permite que estos productos se vendan en precios abusivamente altos. Y si como sociedad nos uniéramos en no comprarlos para exigir una revisión de los precios, estoy seguro que bajarían quizá a la mitad de lo que se venden actualmente.

      Reconozco que no es ésta una cruzada que piense luchar. Más bien, el artículo tiene por objetivo sensibilizar sobre el gran mercado que es Internet y que hay aún gran numero de nichos de negocio en espera de ser explotados (caso Netflix). Pretende que los lectores sean críticos en cuanto a la información que reciben (como tú mismo señalas en cuanto a “Mi papá es pirata”) y que evalúen el valor real del producto que están recibiendo.

      Tocaste muchos otros puntos que considero sería muy interesante ahondar en ellos… pero ya sería cansado para los demás lectores. Un día de éstos que nuestros caminos se crucen, te invito un café y desbaratamos al mundo.

      Recibe un fuerte abrazo.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.