Ejemplo de cómo reducir el abdomen y engrosar la cartera sin dejar de comer

Invitado 04/Abr/2013 3

Ejemplo ahorro gastos hormigaEn días pasados un lector me hizo llegar su experiencia sobre cómo un sencillo ajuste en sus hábitos en beneficio de su salud le permitieron incrementar de forma importante su flujo de efectivo y con ello su capacidad de ahorro. Este caso representa un excelente ejemplo de los beneficios que pueden obtenerse al controlar los gastos hormiga… Pero qué mejor que Carlos (a quien envío un saludo y mi agradecimiento) nos platique:

Mauricio, en días pasados tomé la decisión de dejar la cerveza y los refrescos de cola dietéticos, y si bien he podido notar el beneficio en mi estado de salud, el efecto que ha tenido en mi bolsillo creo es digno de contarse. Te envío mi historia para compartirla con los lectores de Practifinanzas… Quizá le sirva de inspiración a alguien más.

Tengo la suerte de tener un grupo grande de amigos, de manera que nunca me ha faltado la oportunidad de tomar unas cervezas y platicar con los cuates. Era normal que prácticamente diario me tomara entre 2 o 4 cervezas; no me embriagaba pero sí me refrescaban y animaban. Pero mi esposa empezó a señalarme que tanta cerveza no podía ser bueno y al final hice cuentas.

Soy nutriólogo y procuro tener una alimentación sana, mas nunca me detuve a pensar en el licor: Una cerveza normal de 1/4 tiene en promedio 147 calorías mientras que una medida de tequila o vodka tiene sólo 70… De esta manera me di cuenta que en una reunión podía tomarme más de 500 calorías (el equivalente a un desayuno completo) casi sin darme cuenta. En una reunión ocasional esto no es problema como le digo a mis pacientes, más como decía, para mí era un hábito frecuente.

Es así como llegué a la decisión de dejar la cerveza. Subrayo que no me volví abstemio ni dejé de reunirme frecuentemente con mis amigos, sólo que en vez de cuatro cervezas me tomo uno o a lo sumo dos bebidas de tequila o vodka que representan entre 70 y 140 calorías (los tomo con agua mineral).

Sin embargo, al dejar la cerveza incrementé mi ingesta de refrescos de cola dietéticos a 3 o 4 litros diarios. Si bien no tienen calorías, sí tienen mucha cafeína lo que empezó también a afectarme. ¿Resultado? Decidí cambiar los refrescos de cola dietéticos por agua. Nuevamente no es que no tome ningún refresco; sólo doy preferencia al agua mineral.

Con el paso del tiempo, si bien no he bajado de peso de forma importante ya que en realidad nunca tuve sobrepeso, sí he visto reducir mi abdomen… y engordar mi cartera. Hice cuentas y resulta que me estoy ahorrando al año, en un promedio de dos cervezas al día, cuando menos $4500. Y en refrescos dietéticos de cola, a un promedio de dos litros al día, $10200. Es decir, ¡$14,700!

Descubrir esto en mi propia vida me hizo recapacitar. Yo era de los que afirmaban que no podía ahorrar más, y me molestaba cada vez que me decían o leía algo que siquiera lo insinuara. Pero 14 mil pesos… ¿Te imaginas cuánto podrían dar de intereses en un año? Con que la cuenta de ahorro diera solamente un 5%, estamos hablando de $700.

En conclusión, un sencillo ajuste en mis hábitos que beneficiaron mi salud, me permiten tener a mi disposición $14000 al final del año que antes se me iban en calorías para engrosar mi abdomen.

¿Tienes otras estrategias que te han dado buen resultado? ¿Tienes alguna opinión que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

 

3 Comentarios »

  1. Adriano 14/Abr/2013 en 12:46 pm - Responder

    Dicen que el buen juez empieza por su casa empieza, enhorabuena por el nutriólogo en ser congruente con su profesión.

    Es común ver cómo existen demasiadas cantinas en México, depósitos, y demás, esto debería de estar prohibido y reglamentado. Obviamente no se puede porque nos siguen pasando las películas de Pedro Infante y Jorge Negrete desgarrándose las vestiduras y que para ser muy machos o agarrar valor hay que echarse un trago de tequila.

    La sociedad y el mismo sistema hacen que tomar sea obligatorio y como dice el nutriólogo a diario.

    Adriano

  2. fffavela 06/Abr/2013 en 4:40 pm - Responder

    ¡Madre santa! No puedo creer que se tome o tomara 3 a 4 LITROS de refresco DIARIOS. Eso es realmente peligroso. Y no hablo de las calorías. Todo refresco, en especial los de cola prácticamente son ácido carbónico y ácido fosfórico (sean dietéticos o no). Lo que tomamos son ácidos estrictamente hablando. Y lo peligroso es que producen una desmineralización de los huesos (ya no hablemos de los edulcorantes artificiales que son cancerígenos). Se me hace raro que siendo nutriólogo se permita eso. No todo son calorías en la cuestión de los alimentos… Mi opinión en el tema es por conocimiento de causa pues tengo formación en ingeniería de alimentos.

    Y bueno, visto del lado económico por supuesto que TODOS podemos disminuir los gastos, TODOS, de alguna u otra manera y sin dejar de hacer (o comer) lo que nos gusta. Al final del año, lo que te ahorras en gastos hormiga son sorprendentes. Y lo más sorprendente es cuando haces cuentas de que ese gasto se convierta en un ahorro-inversión obligatorio de largo plazo pues a la vuelta de 20 o 30 años las cantidades son increíbles aun tomando en cuenta un rendimiento moderado en la inversión (8-10% anual).

    Gracias por el artículo, sin duda una experiencia digna de ser contada y que seguramente a más de uno va a convencer de hacer un pequeño gran cambio para obtener un doble beneficio (salud, economía). Al menos eso.

    Fernando

    • Mauricio Priego 10/Abr/2013 en 11:44 pm - Responder

      Jajajaja No pude evitar reir ante tu sorpresa al leer la cantidad de refresco que tomaba quien nos compartió su experiencia. No sé si sabes, pero Yucatán es el estado de mayor consumo per-cápita de refrescos de cola en el país… Y como México es el país que más consume refrescos de cola en el orbe (por habitante), ya te imaginarás: Dos litros de refresco en un día no es un reto difícil de alcanzar.

      De hecho, para muchas personas la cochinita pibil, si no es acompañada por uno de estos refrescos, simplemente no estás comiendo cochinita.

      Fernando, gracias por tus comentarios.

      Recibe un fuerte abrazo :)

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.