¿Cómo determinar el deducible óptimo de mi seguro de Gastos Médicos?

Mauricio Priego 05/Feb/2018 1

Cómo determinar el deducible del seguro de Gastos Médicos Mayores

Al evaluar la adquisición o renovación de un seguro de gastos médicos, uno de los factores que afectan directamente el costo de la prima es el deducible. Un deducible alto brinda una prima pequeña, pero te obliga a desembolsar más dinero al momento de presentarse una enfermedad. ¿Cómo determinar el punto de equilibrio entre el costo de la prima y el de futuros diagnósticos y tratamientos?




¿Para qué sirve el deducible?

El deducible es el monto que una persona asegurada cubre a la hora de presentarse un siniestro. Es decir, el monto que el asegurado cubrirá de cada enfermedad que se presente, independientemente de la prima que paga por su seguro.

Para ejemplificar supongamos que una persona, con un deducible de $10,000, requiera un tratamiento de $30,000. La persona cubrirá los $10 mil de su deducible, mientras que la aseguradora cubrirá los $20 mil restantes.

¿Y todo esto para qué? Lo que se busca es que el asegurado y la aseguradora compartan el riesgo de manera que, mientras más esté dispuesto a cubrir el asegurado (a través del deducible), la aseguradora reducirá el costo de la prima del seguro.

Ahora bien, cada aseguradora define un deducible mínimo según sus políticas internas. Este deducible mínimo busca que enfermedades que representan un costo relativamente bajo como infecciones comunes respiratorias o gastrointestinales no sean cubiertas por el seguro, a menos que se compliquen a un grado tal que rebasen el deducible.

Cómo determinar el deducible óptimo

I Comúnmente una misma persona no sufre de nuevas enfermedades costosas cada año. Ni siquiera una misma familia. Así que toma tu presupuesto, y eliminando tu ahorro, compromisos financieros y gasto fijo del hogar, evalúa tu capacidad de pago en un año considerando tus ingresos (Incluyendo aguinaldo, bonos de productividad, o el reparto de utilidades). El monto resultante es el monto máximo que podrías cubrir como deducible.

II Ya identificado el deducible máximo, solicita tres cotizaciones donde se considere

  • El deducible mínimo que acepta la aseguradora
  • El monto máximo que puedes cubrir de deducible
  • Una cantidad intermedia.

III Ahora compara la prima de cada cotización y saca las diferencias entre ellas, comparándolas a su vez con las diferencias entre los deducibles.

Como la prima es anual y el deducible es por enfermedad, tu punto de equilibrio es aquel donde el ahorro obtenido al reducir el pago de la prima te sirve para cubrir el total del deducible en un periodo de dos a tres años.

Eliminación de Deducible por Accidente

Piensa en tu propia experiencia, y estarás de acuerdo que es más probable necesitar atención médica por un accidente que por una enfermedad costosa. Una caída, una entrada fuerte durante un partido deportivo, dedos atrapados en puertas…

Hablando de accidentes sí es posible tener más de uno al año, de manera que un deducible alto fácilmente podría generar que este tipo de emergencias no queden cubiertas, generando a la larga un desgaste importante para la economía familiar.

En vez de ello, se puede adquirir una cobertura que elimine el deducible en caso de accidente. Esta cobertura no eleva de forma importante el costo del seguro de gastos médicos, y sí te ayuda a no tener que disminuir el monto del deducible al contratar tu seguro.

Eliminación de Deducible por Cirugías Programadas

Algunas aseguradas, en base a convenios con hospitales, te permiten eliminar el deducible de una cirugía si ésta es programada. Es decir, si le das oportunidad a la aseguradora de planear la cirugía junto con el hospital. Un beneficio adicional es que la asegura paga directamente al hospital… ¡Y tú no tienes que desembolsar nada!

Con esto reduces aún más la posibilidad de tener que cubrir el deducible en caso de enfermedad.

Asesoría financiera, estrategia de ahorro e inversión, protección patrimonial

Crea un Fondo de Ahorro para el Deducible

Los Fondos de Ahorro no son otra cosa que dinero ahorrado para un fin específico. Lo recomendable es tenerlo en una cuenta bancaria diferente a donde manejas tu gasto diario.

¿Y cómo construir el fondo de ahorro para el deducible?

  • Deposita en el fondo el dinero que te ahorras por la reducción del costo de la prima;
  • Las primas de los seguros de gastos médicos son deducibles de impuestos. Aprovecha este beneficio fiscal, y el dinero que obtengas por devolución de impuestos, deposítalo en el fondo;
  • Revisa tu presupuesto y haz los ajustes necesarios para destinar entre un 5 a un 10% a la construcción del fondo;
  • Destina parte de tus ingresos extraordinarios (bonos, aguinaldo) a la construcción de tu fondo.

Consideraciones finales

El seguro de gastos médicos debe verse como una estrategia a muy largo plazo.

De llegar a cancelarse el seguro, las enfermedades que venías reclamando ya no serían válidas de volverlo a contratar.

Existen personas que, teniendo enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión, se ven en la necesidad de cancelar sus seguros al no poder seguir pagando las primas, con lo que sus enfermedades no vuelven a ser reconocidas. Incluso, en algunos casos, ni siquiera son reconocidas por los esquemas de salud pública o popular. Y el tratamiento y medicamentos de esas enfermedades suele ser caro.

¿Y si decidieras incrementar el costo del deducible buscando cómo mantener tu seguro? Aquellas enfermedades que ya estés reclamando se verían afectadas, con lo cual tendrías que cubrir el incremento del deducible.

En resumen, y como parte de una estrategia de largo plazo

Obtén la prima más baja posible dando preferencia a un deducible alto, creando un fondo de ahorro para cubrirlo sin que ello desequilibre tus finanzas.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

Un Comentario »

  1. Elizabeth Padilla 13/Feb/2018 en 11:18 am - Responder

    Un agente de seguros me dijo una vez. Un seguro de gastos médicos se compra con salud, y se paga con la enfermedad.
    Excelente artículo como siempre. Gracias.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.