Reflexiones sobre naturaleza y finanzas, desde el cenote Pixyáh

Mauricio Priego 24/Ago/2015 8

Carta del Jefe Indio Seattle

En estos días de verano tuve oportunidad de visitar con mis hijos el cenote Pixyáh, escondido en las ancestrales tierras del Mayab. La imagen con la cual abro el artículo es la entrada a la caverna que guarda el cenote, la puerta de acceso al Xibalbá, el inframundo maya donde los hombres pueden entrar en contacto con los dioses.




Respuesta del Jefe Indio Seattle

Los rayos azules son en realidad los rayos solares surcando las aguas del cenote – Color real, sin filtros.

Al sumergirte en esas aguas azul zafiro, tan cristalinas que permiten observar claramente el fondo a quince metros de profundidad, tan diáfanas que puedes observar cómo los rayos de luz se deslizan suavemente hasta acariciar su seno, comprendes la sabiduría de aquel pueblo que consideraba estas fuentes de agua un lugar sagrado. Abandonando tu peso a las aguas y rodeado por el silencio sólo roto por las ondas de agua al acariciar las paredes de piedra y el canto de las aves que hacen de la caverna su hogar, es el momento ideal para entrar en contacto contigo mismo sin los distractores de la vida moderna, para orar con Dios sin los mundanos prejuicios que imperan en el relativismo actual donde cualquiera inventa su propia religión, para entrar en comunión con tus hijos dejados atrás celulares, juegos de video, televisión e Internet.

Manifiesto del Jefe Indio Seattle - Greenpeace

Interior de la caverna del cenote Pixyáh – Pixyáh, Yucatán, México.

¿Y por qué les comparto esta experiencia en un blog de finanzas personales? Por dos razones:

  • La primera, porque uno de los sentimientos que afloran en tu ser en tan bello lugar es el agradecimiento, y tengo mucho que agradecerles a cada uno de ustedes que con sus comentarios y colaboraciones dan vida al blog, y que al poner en práctica los consejos y buenas prácticas compartidas, participan en el esfuerzo de promover y difundir la cultura financiera.
  • En segunda, porque el avance de la civilización representada por la destrucción de zonas naturales para su explotación agroindustrial, el crecimiento de la zona urbana y la estela de contaminación que dejan gran parte de nuestras actividades y costumbres, están acabando con estos puntos de encuentro con la madre naturaleza.

Como hemos platicado en el pasado, las finanzas, más allá del dinero, se refieren al uso que damos a nuestros recursos, siendo los recursos naturales indispensables para nuestra subsistencia. No podemos esperar a que gobiernos y empresas se preocupen con honestidad por ello, somos cada uno de nosotros, mujeres y hombres que vivimos en el llamado planeta azul, quienes debemos hacer la diferencia reciclando, procurando generar la menor basura posible y tirándola en su lugar, evitando destruir lo que nos rodea así como caer en las garras del consumismo, inculcando a nuestros hijos un auténtico respeto a la naturaleza. Si la humanidad cambia, los gobiernos y las industrias, que están conformadas por personas como nosotros, también cambiarán.

No quisiera terminar sin compartir con ustedes algo que para mí es un tesoro ya que nos presenta de primera mano la sabiduría de los pueblos precolombinos reflejada en su relación con la naturaleza: una carta escrita hace más de un siglo por alguien que se describe a sí mismo como “un hombre salvaje que no comprende la forma de actuar del hombre blanco“, el jefe de un pueblo piel roja, quien reconociendo la superioridad militar del pueblo norteamericano, escribió en 1855 al Gran Jefe Blanco (el presidente de Estados Unidos Franklin Pierce) una carta respondiendo a su propuesta de comprarles los territorios de lo que hoy conocemos como el estado de Washington en la unión americana. La carta se conoce como “Carta del Jefe Seattle al presidente de Estados Unidos” o “Respuesta del Jefe Seattle” y es reconocida como el primer manifiesto en defensa del medio ambiente.

La tierra no es herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos – Jefe Indio Seattle (1786 – 1866)

¡Éxito!

Descargas

Referencias

8 Comentarios »

  1. Manuel Pimentel 25/Ago/2015 en 10:17 am - Responder

    Uno de los mejores articulos y de los mas reflexivos, gracias por hacer conciencia en la gente del valor que tiene nuestra naturaleza y que sin duda es lo más importante que tenemos, por lo tanto deberia de ser lo que más necesitamos cuidar. Somos muy egoistas el pensar que podemos aprovecharnos de los recursos que tenemos sin pensar en que podemos acabarnos esos recursos naturales. Mauricio te felicito nuevamente por tu blog, no he dejado de seguirlo desde hace mas de un año. De ser empleado ya di un pequeño paso a comenzar a emprender con la finalidad de llegar un dia a la libertad financiera sin dejar a un lado el verdadero objetivo que es saber disfrutar en familia, poder darles una buena educacion a los hijos, y si está en las posibilidades de uno ofrecer algo a la comunidad, en mi caso me gustaria un dia apoyar el deporte. Gracias Mauricio por ser una fuente de motivación y de una mejor cultura. Como dices sea de uno en uno pero si cada quien compartieramos este tipo de cultura claro que podemos mejorar. Saludos!

    • Mauricio Priego 27/Ago/2015 en 6:06 am - Responder

      Manuel, muchas gracias por tus palabras. Me motivan a seguir adelante hechándole más ganas :D
      ¿Así que has comenzado tu propia empresa? ¡Felicidades! Se requiere valentía y coraje para pasar de empleado a emprendedor. En el momento que consideres conveniente, ¿qué te parecería compartir tu experiencia con los lectores de Practifinanzas? Sería de inspiración y aprendizaje para la comunidad…
      Éxito en tus proyectos!

      • Manuel Pimentel 10/Sep/2015 en 11:08 am - Responder

        Así es Mauricio hace un año decidí dejar un trabajo muy bueno por emprender con mi mejor ejemplo a seguir (mi padre), me encantaría un día llegar a compartir mi experiencia con los lectores de Practifinanzas. Por ahora se siente una gran satisfacción el estar trabajando en un negocio familiar para lograr algún día un sueño fijado en familia. Por ahora estamos sacrificándonos demasiado y estoy consciente de que por lo menos en 5 años no podre gastar demás para darme lujos, así es de que es un gran reto el que tengo. Gracias a Dios que a muy buen tiempo me permitió tomar esta decisión. Aunque por ahora no tengo logros muy importantes hablando laboralmente o economicamente pero si me lo permites puedo compartir esta experiencia. Saludos

        • Mauricio Priego 11/Sep/2015 en 6:04 am - Responder

          Manuel, ¡será un privilegio compartir tu experiencia! Gracias por proponerlo.
          Como bien dices todo inicio de negocio representa esfuerzo y sacrificio, mucho mayor que el empezar en un empleo y sin que nadie te garantice el éxito final, pero si eres tenaz para alcanzar tus objetivos, entonces la recompensa es de lo más jugosa.
          Te contacto por correo para ponernos de acuerdo ;)
          Mis mejores deseos para ti y para tu padre. ¡Éxito en su negocio!

  2. Sofía Montero 24/Ago/2015 en 2:32 pm - Responder

    Increíble artículo Mauricio, qué lugar tan bello el que visitaste y que aunado a la carta del Jefe Seattle te condujo a tan profundo y sentido análisis, mismo que compartes hoy con todos nosotros. La forma en que lo expresas y el sensible mensaje de ‘voz del Jefe’ lograda en tu presentación me sumieron en Absoluta Reflexión

    Mi agradecimiento sincero, una vez más.

    • Mauricio Priego 25/Ago/2015 en 7:37 am - Responder

      Hola Sofía!
      Muchas gracias por cómo valoras el artículo compartido, y más aún por no sólo quedarte con la belleza natural reflejada en las fotografías sino que hayas dedicado tiempo a reflexionar sobre la carta del jefe Seattle. No importa que sea de uno en uno, pero mientras más personas tengamos un mayor compromiso con la naturaleza, lograremos un verdadero cambio en nuestra sociedad :)
      ¡Éxito!

  3. Cindy 24/Ago/2015 en 7:38 am - Responder

    Hola Mauricio, ¡Excelente artículo como siempre ! Saludos, Cindy

    • Mauricio Priego 25/Ago/2015 en 7:20 am - Responder

      ¡Gracias Cindy!
      Aunque debo aceptar que en este caso estuve especialmente inspirado ;)
      Que tengas un excelente día

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.