¿Alentarías a tu hijo adolescente a participar en apuestas deportivas en línea?

Mauricio Priego 29/Ene/2018 2

¿Alentarías a tu hijo adolescente a participar en apuestas deportivas en línea?

Mi hijo de 16 años se me acercó hace unos días pidiéndome mi tarjeta para poder inscribirse en una de tantas plataformas de apuestas deportivas en línea. Mi primera reacción fue negarme, explicarle los riesgos y hablarle sobre la ludopatía… Mas lo pensé mejor y decidí aceptar. Era una buena oportunidad de enseñarle conceptos básicos del mundo de las inversiones.




El Riesgo, la diferencia entre Ahorro e Inversión

Lo primero que hice fue preguntarle por qué quería apostar.

“Puedo ganar más dinero de lo que gano en mi cuenta de ahorros” – me respondió.

“Cierto, pero también puedes perder lo que tienes ahorrado…” – Le respondí

Y con base a lo anterior le expliqué cómo en su cuenta de ahorros su capital está seguro, sabiendo de antemano cuánto va a recibir al final de su plazo. Por el contrario, en las apuestas deportivas, no solo no puede saber cuánto va a ganar, sino que puede llegar a perder su capital.

A esa incertidumbre se le llama “Riesgo“, existiendo una relación directa entre rendimiento y riesgo: Entre más rendimiento buscamos, a más riesgo estamos expuestos.

Riesgo sin Información = Especulación

“Pero papá,” – me debatió con su ímpetu juvenil – “se va a dar el mejor equipo de la temporada contra al que peor le está yendo. ¡Es poco probable que pierda!”

“¡Exacto!” – Le respondí – “No es lo mismo tener motivos objetivos que te llevan a elegir a qué equipo apostar, que basarte en corazonadas, predicciones, preferencias subjetivas o el azar”.

Le mostré entonces cómo variaban las apuestas en base a jugadores reportados como lastimados, por el resultado de encuentros previos, por la experiencia de los directores técnicos, entre muchas otras estadísticas.

La diferencia entre inversión y especulación se basa en la cantidad y calidad de la información objetiva que tienes al momento de decidir.

Recursos y Diversificación

“¿Y de dónde vas a tomar el dinero para tus apuestas?” – Le pregunté

“Del dinero que tengo ahorrado, ” – fue su respuesta – “más un bono que te dan al inscribirte por primera vez.”

“Al igual que tener todo el dinero en el banco no es buena idea porque sus rendimientos son muy bajos, apostar tus ahorros no es sensato ya que podrías perderlo todo.”

Diversificar es dividir tu dinero en diferentes opciones de ahorro e inversión, buscando con ello un equilibrio entre seguridad y buenos rendimientos.

“¿Y cuánto podré apostar?” – Me preguntó

Como la apuesta conlleva un riesgo, acordamos que no podría utilizar el dinero que ya tiene un objetivo específico. Y del ahorro general, sólo podría utilizar un porcentaje no mayor al 10%.

“¡Pero es muy poco!” – Me dijo – “¿Y tú no me puedes prestar?”

“Y si la apuesta sale mal, ¿Cómo me vas a pagar?” – Le respondí.

Al invertir sólo debes hacerlo con dinero que, de ser el caso, puedas perder. Por ello nunca se utiliza dinero comprometido (colegiaturas, pago de la casa), y mucho menos dinero prestado.

Estrategia de toma de utilidades

Al final inició su experiencia práctica con $300, incluyendo el abono por cuenta nueva. Durante los primeros partidos empezó a ganar dinero, así que le pregunté qué pensaba hacer con lo que había ganado.

“¡Seguirlo apostando!” – Me dijo entusiasmado

Por el momento lo dejé continuar, hasta que en una mala racha quedó con tan solo $200. Aproveché entonces para acercarme nuevamente…

“Si sigues así vas a perderlo todo” – Le dije.

Lo ideal es que cada vez que ganes, retires lo que ganaste y lo deposites en tu cuenta de ahorro segura.

Así mantienes tu capital de inversión, proteges tus ganancias y limitas tus pérdidas al monto que inicialmente decidiste arriesgar.

Últimas notas sobre Apuestas Deportivas

Hoy en día mi hijo, a través de la toma de utilidades, ya devolvió a la cuenta de ahorros el monto que retiró inicialmente. Cada semana nos reunimos a conversar sobre la estrategia detrás de las apuestas que pretende realizar, para evaluar los resultados de su estrategia, y tomar utilidades de ser el caso.

Cierto que no ha ganado (ni perdido) dinero, pero ya maneja los conceptos anteriores los cuales ha utilizado para pedirme invertir en CETES (Instrumento de deuda emitido por el gobierno mexicano) y explorar Ethereum (Una criptomoneda, semejante al Bitcoin).

Apuntes finales para padres

  • No se trata de fomentar las apuestas, sino de utilizarlas como herramienta de enseñanza
  • Las apuestas no son una forma de inversión, el mensaje debe quedar claro desde el principio.
  • En todo momento debes estar junto a tu hijo, brindándole libertad para exponer y probar sus ideas, guiándolo para acotar sus riesgos y aconsejándole en sus decisiones
  • La ludopatía – es decir, las apuestas compulsivas – es una enfermedad. Por ello es importante no dejar a nuestros hijos solos, y si tú la padeces, entonces por ningún motivo lleves a la práctica lo aquí expuesto. Podrías contagiarles la enfermedad.
  • Sólo tú debes manejar las claves y accesos para transferencias entre tu cuenta bancaria y la plataforma de apuestas en línea. Nunca tu hijo.

El objetivo no es sólo que conozcan los conceptos, sino que puedan discernir entre una oportunidad de inversión real y aparentes oportunidades basadas en la especulación, de manera que estén preparados incluso para identificar fraudes.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

2 Comentarios »

  1. Elizabeth Padilla 13/Feb/2018 en 12:17 pm - Responder

    Excelente oportunidad (y muy bien aprovechada) para dar lecciones básicas, prácticas y no aburridas sobre conceptos financieros que pueden ser complejos de entender.

    Felicidades Mauricio. Por el artículo y por que, por lo que se ve, además de genio financiero eres un gran Padre.

    • Mauricio Priego 20/Feb/2018 en 6:13 am - Responder

      Muchas gracias Elizabeth, hacemos lo que se puede… Pidiendo a Dios que nos ilumine. Nada nos prepara para la adolescencia de nuestros hijos :P

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.