Toma de Utilidades, elemento fundamental de toda estrategia de inversión

Mauricio Priego 18/Dic/2017 0

¿Cómo establezco una estrategia de toma de utilidades?

Grandes ganancias en acciones o divisas han desaparecido de la noche a la mañana por no saber retirarse a tiempo. La avaricia y la falsa sensación de seguridad que genera un mercado alcista son los peores enemigos de cualquier inversionista. Si estás obteniendo buenos rendimientos es natural que quieras ganar aún más, y lo puedes lograr sin necesidad de incrementar también el riesgo a través de estrategias de toma de utilidades.




Bases de la Toma de Utilidades

Toda inversión conlleva un riesgo, existiendo una relación directa entre el rendimiento y el riesgo al que está expuesto el inversionista: Desde los altamente especulativos como el mercado de criptomonedas (con Bitcoin a la cabeza), hasta los instrumentos de deuda cuyo nivel de seguridad y certidumbre es incluso determinado por casas calificadoras internacionales. Su mejor representante son los Bonos Gubernamentales (también llamados “Bonos del Tesoro en algunos países), los cuales son emitidos por los gobiernos para financiar proyectos de infraestructura, desarrollo económico y social.

Un portafolio de inversión sano usualmente integra instrumentos de inversión con diferentes grados de riesgo. El inversionista maximiza sus ganancias con instrumentos de alto riesgo, protegiendo su capital con instrumentos de bajo riesgo. A esto se le llama diversificación.

En base a lo anterior,

Lo que buscan las estrategias de toma de utilidades es proteger parte de las ganancias generadas por un instrumento de alto riesgo transfiriéndolas a otro de bajo riesgo.

Con esto, puedes seguir aprovechando las ganancias que genera el instrumento de riesgo reduciendo el daño que podrías sufrir si tu inversión especulativa cayese de forma repentina.

Estrategia 1 – Recuperando tu inversión

Esta es quizá la estrategia más utilizada principalmente por aquellos que, conscientes de los riesgos de la especulación, determinan una cantidad de dinero para “quemar”. En pocas palabras, están dispuestos a perder ese dinero si la inversión no resulta como esperaban.

Esta estrategia consiste en mantener el capital invertido hasta duplicarlo, momento en que se retira la inversión inicial manteniendo las ganancias invertidas para que se sigan multiplicando

Esta estrategia es recomendable en instrumentos de muy alto riesgo, de alta volatilidad, en los que estás dispuesto a apostar una parte de tu capital. Eso sí, considera que es dinero para “quemar”, de manera que el perderlo no te significaría un quebranto financiero.

¿Y qué haces con el dinero retirado? Lo transfieres a un instrumento de menor riesgo para que te siga generando rendimientos (de preferencia mayores a la inflación). Es la magia de la diversificación.

Estrategia 2 – Toma de utilidades por objetivos alcanzados

Imagina que estás apostando en un casino, y que envalentonado porque llevas una racha ganadora, cada vez que apuestas lo apuestas todo. ¿De qué servirá haber triplicado tu dinero, si en la última mano lo pierdes todo? La misma lógica aplica para las inversiones.

Define un porcentaje de rendimiento, y cada vez que lo alcances, transfiere tu ganancia al instrumento de menor riesgo

Veamos un ejemplo: Supongamos que inviertes $5000 y defines como objetivo un rendimiento del 20%. Cada vez que tu inversión alcance los $6000, retiras $1000. De esta manera tu capital protegido va creciendo con el tiempo mientras mantienes el mismo capital trabajando para ti en el instrumento de riesgo.

¿Y cómo se define el rendimiento objetivo? De acuerdo a la volatilidad del instrumento, de manera que entre mayor sea el riesgo, el porcentaje para toma de utilidades debe ser menor.

Esta es una buena estrategia para inversores novatos, además de ser un complemento adecuado para la estrategia anterior. Una vez recuperado el capital inicial, proteges tus ganancias a través del retiro periódico y planeado de las mismas.

Estrategia 3 – Toma de utilidades por cambio de tendencia

Para seguir esta estrategia es necesario conocer herramientas de Análisis Técnico, las cuales te brindan señales para identificar que un mercado alcista ha perdido impulso y sus precios comenzarán a bajar. No es magia, no permiten ver el futuro, pero se basan en la objetividad de la estadística.

Utiliza osciladores estocásticos – como el RSI y o el MACD – para identificar los cambios de tendencia, retirando la utilidad (o un porcentaje de la misma) generada hasta el momento.

Esta estrategia es utilizada por inversionistas experimentados. Es recomendable al invertir por un periodo largo de tiempo en instrumentos bursátiles de baja volatilidad.

¿Y para instrumentos de alta volatilidad como el mercado de criptomonedas? También funciona, pero el cambio de tendencia puede ocurrir en cualquier momento del día. Esto obliga al inversionista a estar constantemente pendiente de los osciladores.

Nota importante: Siempre hay que tener una estrategia de salida

Ahora bien, en las estrategias anteriores el inversionista mantiene dinero invertido, pero es importante saber cuándo dejar la inversión. Digo, quizá el dinero inicialmente lo hayas invertido con la idea de “quemarlo”… Pero no se trata de dejar que se pierda de gratis ¿no te parece?

Una estrategia sencilla de salida es definir un porcentaje máximo de pérdida aceptable (llamado stop loss), de manera que cuando lo alcances, retires el total del dinero que mantengas invertido

Siguiendo el ejemplo anterior donde tu capital inicial era de $5000, supongamos que definas un stop loss del 25%. En el momento en el que la minusvalía genere que tu capital sea de $3750 (es decir, que has perdido $1250 de valor), retiras todo tu dinero antes de perderlo todo.

¿Y si has estado tomando tus utilidades? ¿Se consideran en el stop loss? ¡Para nada! Así hayas generado $20,000 en utilidades, la máxima pérdida aceptable se considera en base únicamente al capital que mantengas invertido en el momento.

Para concluir, un tipo de entrenamiento: Estas estrategias pueden practicarse en el mundo de las apuestas… Al final, también son especulación pura teniendo los mismos dos enemigos: La avaricia y el exceso de confianza.

Importante: No estoy invitando a apostar en casinos. Jugando barajas, dados o dominó con amigos apostando con fichas o con dinero de juguete bien se puede practicar. No obstante, es una realidad que estrategias semejantes son recomendadas por apostadores profesionales.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.