6 decisiones financieras de las que te arrepentirás en 5 años

Invitado 09/Oct/2017 0

6 decisiones financieras de las que te arrepentirás en 5 años

Este artículo es una colaboración de Erick Guerra, a quien agradezco profundamente su tiempo e interés por compartirnos estas fábulas sobre gestión estratégica buscando con ello inspirar a la comunidad. Tú también puedes colaborar si gustas… ¡Decídete! ;)

Si tu objetivo es salir adelante financieramente, la fórmula para el éxito es simple: evita las deudas, elige inversiones con las que te sientas cómodo y maximiza tus ahorros para el retiro. Si haces estás cosas podrás disfrutar sin estrés y ganar más riqueza con el tiempo.




Pero, ¿es tan simple como eso? Definitivamente no. Conforme pasas por las diferentes etapas de la vida, puede que encuentres obstáculos y tentaciones que te alejen del camino, algunos pueden parecer opciones inteligentes en su momento.

El camino hacia la independencia financiera es más fácil cuando sabes qué decisiones financieras pueden afectar tu progreso. A continuación, veremos algunas de las que podrían parecer geniales pero harán que te arrepientas en cinco años.

1. “Invertir” en un auto nuevo

A primera vista, comprar la última versión del auto más moderno puede parecer una inversión valiosa de tu dinero ganado. Desafortunadamente, los autos nuevos se deprecian en el momento que abandonan el concesionario, y su valor continúa disminuyendo hasta menos de la mitad. Si financias un auto nuevo de $300,000 por cinco años, pagarás por un pedazo de metal que vale un pequeño porcentaje de lo que financiaste.

Compra un auto usado y deja que alguien más afronte la depreciación, condúcelo hasta que ya no avance más. Una vez que hayan pasado los cinco años, no te arrepentirás del dinero que nunca gastaste.

2. No revisar tus compras diarias

Mientras las grandes compras (como un auto nuevo) pueden devorarse nuestra fortuna, las pequeñas compras del día a día también pueden afectar en grande. Si gastas $10 diarios en cualquier cosa (ya sea tu café favorito o comer con amigos) tu aparente pequeña compra puede sumar mucho.

Ten en mente que $10 por día son $300 por mes, $3600 en un año y $18 000 en cinco años. Aunque  hoy no te arrepientes de tus gastos diarios, puede que en unos años te arrepientas de los ahorros que podrías haber tenido.

3. No tener un presupuesto

Debes apuntar todos los gastos fijos mensuales que tengas, tales como la hipoteca, las facturas de servicios, necesidades básicas y cualquier otro pago mensual. Si exceden tus ingresos, busca la manera de refinanciar los pagos de deudas. Los créditos rápidos online pueden ser una buena opción para cubrir ciertas deudas y tener otra estructura de pagos.

Intenta limitarte lo más que puedas en tus gastos de forma que tengas un excedente. Lo recomendado es hacer un presupuesto que puedas seguir. Al final del año, tienes la oportunidad de evaluar tus hábitos de gasto y hacer algunos cambios si es necesario. Si no lo haces, tus finanzas podrían verse seriamente afectadas y será más difícil lograr tus objetivos.

4. No ahorrar tanto como puedas

Aunque es fácil pensar que el dinero extra de tus ingresos es dinero para diversión, esta es una decisión de la que podrías arrepentirte en cinco años. Mientras más dinero hayas ahorrado, más flexibilidad tendrás.

Si no tomas en serio el ahorro ahora, podrías arrepentirte fácilmente en el futuro.

De seguro nunca has escuchado a alguien arrepentirse de tener mucho dinero, pero siempre escuchas a personas quejarse por no ahorrar lo suficiente o no haber empezado antes.

5. No pagar tus tarjetas de crédito cada mes

Muchas personas sacan una tarjeta de crédito y la usan sin indagar mucho. Luego la deuda comienza a acumularse y se mantiene por años. Incluso podría afectar en el consejo anterior de mantener tu presupuesto.

Desafortunadamente, muchas personas no se toman el tiempo para ver cuánto interés están pagando. Sin embargo, todo el mundo sabe que para pagar menos intereses se debe cancelar la deuda lo más rápido posible. Debes hacer un esfuerzo por pagar esas deudas rápido, así no te arrepentirás al darte cuenta de cuánto podrías haber ahorrado en el pago de intereses.

Los préstamos inmediatos en línea pueden ser una alternativa para el pago de las tarjetas de crédito, siempre y cuando la tasa de interés sea menor. Recuerda que este tipo de decisiones requieren una buena investigación previa.

6. No comprar un seguro de vida cuando eres joven

Si estás casado, posees una casa o tienes niños, necesitas un seguro de vida. Desafortunadamente, esta es una compra que se vuelve más complicada y más cara conforme envejeces.

Si no compras un seguro de vida cuando tienes 25 años, puedes esperar pagar mucho más cuando tengas 30, 40 y más. Si esperas mucho, tal vez ya no puedas comprarlo. Si desarrollas una enfermedad crónica antes de aplicar a un seguro de vida, lo más probable es que se te niegue. Para evitar arrepentirse de esta inacción en 5 o 10 años, muchas personas aplican para un seguro de vida tan pronto como pueden.

Antes de tomar una decisión financiera, debes realizar una buena investigación y pensar seriamente en el futuro. Tener en cuenta los imprevistos o emergencias siempre es recomendable.

Recuerda no sacrificar tus objetivos a largo plazo por una satisfacción inmediata.

Referencias

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.