Mi patrón me paga en efectivo, ¿qué puedo hacer?

Mauricio Priego 07/Ago/2017 1

Mi patrón me paga en efectivo, ¿qué puedo hacer?

Esta es una pregunta muy común que recibo de personas que desean comprar un auto o una casa, pero su dinero en efectivo no es aceptado. También de quienes les preocupa que los depósitos o pagos a sus cuentas de ahorro o tarjetas de crédito/débito les provoquen problemas con Hacienda. ¿Qué se puede hacer?

Muchos dueños de comercios, talleres, restaurantes o constructoras entre otros prefieren pagar a sus empleados “por fuera”, es decir, pagarles en efectivo sin reportarlo al fisco.

Si bien con lo anterior el trabajador tiene la ventaja de que recibe el total de su sueldo y comisiones sin que le retengan impuestos, las desventajas son mayores:

  • No tiene acceso a los servicios del IMSS,
  • No genera una antigüedad que le permita pensionarse,
  • Tiene el riesgo de ser reportado al SAT por bancos e instituciones financieras (incluidas AFORES y aseguradoras) si hace depósito o pagos de 15 mil pesos o más en un mes,
  • Debido a la ley contra el lavado de dinero no podría comprar un auto o una propiedad si no tiene el dinero en un banco, lo que nos regresa al punto anterior (además de que a partir de ciertos montos también sería reportado al fisco por la agencia automotriz o el notario público),
  • Como no se reportan sus ingresos ni se les retiene ISR, tampoco tienen derecho a la devolución de impuestos por gastos personales.

Así que respondiendo a la pregunta ¿Qué se puede hacer?, existen varias opciones dependiendo de qué es lo que busques:

1. Cambia de trabajo

Ésta es la solución más simple. Busca un trabajo donde sí te den de alta ante Hacienda, te otorguen las prestaciones de ley, te retengan impuestos y te entreguen un recibo de nómina digital (CFDI).

2. Habla con tu patrón

Es posible que tu patrón no conozca sus obligaciones, o tenga miedos infundados de meterse en problemas con Hacienda o el IMSS. Si es una persona razonable y honesta que desea hacer las cosas bien, puede buscar asesoría gratuita en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

3. Denuncia a tu patrón ante la PROFEDET

Esta es quizá la solución más compleja ya que se puede tornar en un pleito legal extenso. Además, así ganaras el pleito, al final resultaría muy incómodo y complicado seguir trabajando para la persona que denunciaste, y eso si no terminas sin empleo porque tu patrón decidiera – o tuviera que – cerrar su negocio.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo es quien protege los derechos del trabajador ante la Secretaría del Trabajo, donde puedes recibir asesoría gratuita al 01 800 841 2020.

4. Háblale a tu patrón de los “Honorarios Asimilables a Sueldos y Salarios

Si tu patrón lo que no quiere es meterse con problemas del IMSS, en pleitos laborales, pagar liquidaciones y todo lo que conlleva tener empleados, pero comprende lo importante de estar en regla con Hacienda, esta opción podría funcionar: el patrón te da de alta ante el SAT, te retiene y reporta tus impuestos SIN generar una relación laboral contigo.

Entre los beneficios tienes

  • Estar en regla con el SAT,
  • Tu dinero lo recibes por medios electrónicos en tu cuenta bancaria,
  • No tienes limitaciones para comprar tu auto o tu casa,
  • Tienes la oportunidad de deducir gastos personales durante tu declaración anual para así recuperar parte de los impuestos que te retienen, entre otros
    • Los intereses de la hipoteca de tu casa,
    • Gastos médicos y hospitalarios de tu familia,
    • Las colegiaturas de tus hijos.

Los contras son

  • Tu patrón no está obligado a darte prestaciones (hay quienes por convicción las otorgan),
  • No te daría de alta ante el IMSS, por lo que

5. Darte de alta ante el Fisco como trabajador independiente

Si te gusta el trabajo que haces, los ingresos te son suficientes y el ambiente laboral es agradable pero tu patrón se niega a registrarte como empleado, entonces tramita tu alta de manera independiente ante el SAT, emite facturas electrónicas a tu patrón y que éste te pague por transferencia o cheque. Y aún si se empeñara en pagarte en efectivo, sólo tienes que depositar en tu banco la cantidad exacta que le facturaste en días cercanos a la fecha en que emitiste tu factura, y ya de ahí retirar lo que necesites.

Los derechos y obligaciones que tendrías al darte de alta ante el SAT son los siguientes:

  • Requieres declarar tus ingresos mensualmente y realizar una declaración anual en abril,
  • Pagas impuestos de acuerdo a tu nivel de ingresos
  • Puedes deducir gastos relacionados con tu actividad, como por ejemplo
    • Tu plan celular,
    • Teléfono e Internet de tu casa (es tu “oficina”),
    • Gasolina y reparación de tu auto (es el “vehículo de tu negocio”),
  • Puedes deducir gastos personales al igual que en el caso anterior.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

Un Comentario »

  1. Marifer 08/Ago/2017 en 12:19 pm - Responder

    Yo pase por esto muchas veces :(

    Y es muy complicado ya que te terminas todo el dinero bastante rápido ya que lo tienes todo a la mano.
    Me gustaría que hicieran una entrada de préstamos personales sus pros y contras. Yo he solicitado en muchos y solo una me presto, se llama Conlana.

    El trato fue muy bueno y la gente bastante amable, el problema fue que los intereses fueron algo altos.

    Sigan el buen trabajo :D

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.