La Deuda: El cáncer de tus finanzas personales

Mauricio Priego 08/Feb/2016 3

La deuda, el cáncer de tus finanzas personales

Si hay algo que pueda equipararse al cáncer en el mundo financiero, son las deudas: Empiezan pequeñas, comienzan a crecer de manera desenfrenada casi sin darte cuenta, se pueden dispersar a otras partes de tu economía (sacando dinero de una tarjeta para pagar otra o al tomar dinero destinado a cubrir un compromiso – como la renta o las colegiaturas – para realizar un pago que no puedes seguir posponiendo), y terminan deteriorando tu salud y tu calidad de vida. Y al igual que en el caso del cáncer, lo ideal es detectar las deudas en su etapa más temprana cuando el tratamiento es sencillo y hay mayor probabilidad de eliminarlas, ya que una vez que crecen y se multiplican se necesita de quimioterapia para salvar tus finanzas.




Prevención: Los Agentes Cancerígenos

Así como fumar eleva el riesgo de cáncer de pulmón, las tarjetas de crédito pueden darte la falsa sensación de tener una gran capacidad de comprar cuando en realidad estás hipotecando tus ingresos futuros, las ofertas de las tiendas te inducen a comprar productos que no necesitas con dinero que no tienes, la presión social te lleva a adquirir artículos de marca o de moda para “ser aceptado” por la sociedad, los vicios y las personas que te invitan a “disfrutarlos ” te orillan a gastar el dinero destinado a cosas más importantes para “seguir en onda”, y la cultura del consumo te motiva, de manera tan constante que casi podríamos decir que te presiona, a “disfrutar ahora y pagar después“.

¿Y qué hay que hacer con los agentes cancerígenos? Evítalos cuando no aportan nada a tu vida (como el cigarro o la presión social), y aprovéchalos con prudencia y evitando los excesos cuando aportan beneficios a tu salud, como el caso de las carnes rojas (que nos brindan proteínas, hierro y energía entre otros nutrientes siendo asociado su consumo excesivo a algunos tipos de cáncer de colon) o el financiamiento (que nos permite adquirir bienes que de otro modo sería muy difícil conseguir, como una casa/departamento o un auto)

Prevención: Los hábitos saludables

El ejercicio y el consumo de ciertos vegetales como el jitomate o el brócoli ayudan a prevenir el cáncer, el primero al ayudarnos a eliminar toxinas de nuestro cuerpo y mantener nuestro peso, y los segundos al tener antioxidantes que ayudan a prevenir la degeneración celular y nutrientes que evitan el desarrollo de las células anti-cancerígenas.

De la misma manera en las finanzas encontramos hábitos que nos ayudan a prevenir el cáncer: Llevar un presupuesto te permite sacar mejor provecho de tu ingresos, te ayuda a no gastar más dinero del que puedes y fomenta la auto-disciplina; el ahorro te brinda la oportunidad de crear provisiones para gastos futuros (como los fondos de emergencia) y de acrecentar fondos para hacer realidad tus proyectos (como un viaje familiar o poner un negocio propio); y estar asegurado te permite prepararte para emergencias e imponderables que de otro modo podrían socavar tus ahorros e incluso el patrimonio de tu familia, como es el caso de accidentes, desastres naturales o enfermedades.

Detección temprana

Como decíamos al principio el tratamiento de los tumores es más sencillo en cuanto más pequeños se detectan, siendo éste el motivo por el que a las damas se les invita a observarse y palparse los senos y a realizarse periódicamente el Papanicolaou buscando con ello la detección temprana de cáncer de seno y cervicouterino respectivamente, mientras que a los caballeros se les invita a realizarse periódicamente el análisis PSA para la detección temprana del cáncer de próstata.

Pero, ¿cómo podemos detectar de manera temprana una deuda? Observando y analizando tu situación financiera en busca de cualquiera de los siguientes síntomas, que si bien su presencia aislada y ocasional es algo normal que no debiera preocuparnos, cuando ocurren de manera repetitiva o al detectar varios a la vez representan la voz de alarma:

  • ¿Usas tu tarjeta de crédito para completar tus gastos?
  • ¿Requieres pedir prestado a amigos o familiares para terminar la quincena?
  • ¿No puedes ahorrar porque no te alcanza el dinero?
  • ¿No sabes en qué se te va el dinero?
  • ¿Sacas dinero de una tarjeta para pagar otra?
  • Al pagar tu tarjeta de crédito, ¿pagas el mínimo en vez de la cantidad para no pagar intereses?
  • ¿Compras a meses sin intereses sin consultar primero tu presupuesto de gastos?
  • ¿Sueles comprar por impulso?
  • Cuando vas a un comercio, ¿sales con más productos de los que originalmente pensabas comprar?
  • ¿Te sientes continuamente preocupado porque el sueldo no te alcanza?

Tratamiento del cáncer de tus finanzas personales

Una vez detectado el tumor maligno, hay que extirparlo, someterse a tratamiento y cambiar nuestros hábitos a otros más saludables. Pero, ¿qué significa todo esto al tratarse de nuestro bolsillo?

Para extirpar el tumor acaba con aquello que hace que te endeudes: Destruye tus tarjetas de crédito, aléjate de los vicios y las malas compañías, elimina aquellos gastos que no son realmente necesarios, combate la obsesión de estar a la moda o de tener el último celular, y no acudas a centros comerciales como forma de diversión o para escapar de la depresión.

El tratamiento conlleva reconocer que tenemos un problema y actuar al respecto. ¿No sabes administrarte? ¡Empieza por anotar en qué gastas tu dinero! ¿No te alcanza el dinero? ¡Utiliza tu creatividad e ingenio para generar un ingreso adicional! ¿No logras contener tu impulso de comprar? ¡Busca ayuda! Haciéndote acompañar por un amigo o familiar de confianza cuando tengas que realizar las compras básicas del hogar, quien te señale cuando estés comprando de más.

Y finalmente cambiar tus hábitos… Ya los mencionamos, ¿recuerdas? Llevar un presupuesto, ahorrar y adquirir los seguros básicos (casa, vehículo, vida y salud, considerando que este último puede ser cubierto por los servicios de seguridad social como el IMSS, el ISSSTE o el Seguro Popular). Pero hay muchos más como aprender a invertir, asociarte con personas que hacen un buen manejo de sus recursos y que te pueden aconsejar, leer libros de auto-motivación y superación personal, y suscribirte a blogs, revistas, asociaciones y comunidades que te brinden de forma constante ideas, consejos y mejores prácticas para mejorar tus finanzas personales, siendo PractiFinanzas un buen lugar para empezar ;)

En tus manos está salir adelante. Tienes todo para lograrlo, sólo hace falta que lo creas y que confíes en ti.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

3 Comentarios »

  1. Carenina 04/Abr/2016 en 9:14 pm - Responder

    Hola, Mauricio.
    Tengo una gran preocupación. Llevo más de 4 meses sin poder pagar el mínimo de mi TDC y, obviamente, están recurrentes las llamadas.
    Me llegó un msg diciendo que se presentarán en mi domicilio para requerir el pago total de mi deuda.
    Por favor comenta qué podría suceder, ya que no cuento con recursos para subsanar esa condición.
    Gracias por tu tiempo.

    • Mauricio Priego 08/Abr/2016 en 6:54 am - Responder

      Hola Carenina,
      Lamento la situación por la que estás pasando y confío que logres recuperarte pronto.

      Los bancos y las agencias recuperadoras de crédito suelen ser bastante intimidantes al momento de cobrar. A Dios gracias ya no pueden por ley amenazarte abiertamente como antes de embargarte, meterte a la carcel entre otras amenazas, y si lo llegaran a hacer, denúncialos ante la CONDUSEF.

      Ahora bien, mientras estés realizando pagos así no sean el mínimo y no te escondas a las llamadas expresando tu voluntad de pagar, no pasaría a más de seguir recibiendo más llamadas. Pero si la deuda se convirtiera en “incobrable” (es decir, dejas totalmente de pagar y te escondes del banco), entonces sí es posible que de tener cuentas de ahorro en el mismo banco donde tienes tus tarjetas de crédito el banco se cobre “a la mala” (ésto es permitido por la ley) o que te presenten una demanda mercantil con la cual sí podrían embargarte bienes hasta saldar la cuenta.

      Así que si te mantienes como una persona responsable y con intensión de saldar tus adeudos, no debieras de tener problemas más allá de la molestia de las llamadas… Y pasando a la parte más importante, ¿estás siguiendo alguna estrategia para sanear tus finanzas personales y salir de deudas?

  2. Susana Arriola 08/Feb/2016 en 8:06 am - Responder

    ¡Muchas gracias por sus atinados artículos! Este en especial es excelente y esencial para entender lo que significan las deudas en la salud financiera de las personas…

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.