Cuidado con el autoboicot financiero, compañero del estrés y preocupaciones

Mauricio Priego 23/Mar/2015 13
Cuidado con el autoboicot financiero, compañero del estrés y preocupaciones

Uno de los peores enemigos de tus finanzas es la depresión, y con ello no me refiero únicamente a cuando te sientes triste, solo o desamparado. El desasosiego generado al sentir que tu esfuerzo y sacrificio no tienen sentido ya que cada quincena el dinero que ganas te alcanza para menos, el agobio alimentado por problemas que parecieran no tener fin, y el sentirte exhausto ante el estrés constante de la vida moderna son también una forma de depresión… Pero más sutil. Son muchos los hombres y mujeres, adultos y jóvenes, cabezas de familia y solteros que se encuentran deprimidos sin saberlo, tomando decisiones poco afortunadas motivadas por un estado de ánimo que nos induce a boicotearnos a nosotros mismos.




Cuando era niño mi padre tenía un amigo con el que solíamos acampar en el bosque y a quien le gustaba la caza mayor. Cada noche, alrededor de la fogata, nos contaba historias acerca de sus aventuras y de sus partidas de caza. Una de sus historias caló hondo en mi espíritu al grado que nunca la he olvidado: En una ocasión se encontraba siguiendo el rastro de un venado, y habiéndolo vislumbrado en un claro al pie de un escarpado risco, subió a un árbol cercano para tener un mejor ángulo tiro. Sin embargo, antes de que lograra ponerse en posición, el venado irguió su cabeza con clara actitud de alerta, al tiempo que una manada de coyotes salía de entre los arbustos que rodeaban el claro. El venado comenzó a moverse nervioso lanzando coces con su patas y atacando con sus astas buscando mantener a sus predadores a raya… Pero los coyotes no se retiraban, aunque tampoco lo atacaban. Únicamente cerraban más y más el círculo entorno al venado atrapándolo contra la pared de piedra. Por un instante el tiempo pareció detenerse cuando el venado comprendió que no tendría escape, que su hora había llegado, y entonces, sin emitir ruido alguno, dos coyotes se lanzaron contra sus ancas traseras derribándolo, mientras otro buscaba su garganta… El venado, más grande y fuerte que sus atacantes, se había entregado a sus verdugos sin ninguna resistencia, sin intentar luchar o escapar… Al sentirse acorralado, se boicoteó a sí mismo.

Los seres humanos en ocasiones reaccionamos de la misma manera al sentirnos acorralados por los problemas, las presiones y las situaciones financieras adversas: dejamos de luchar casi sin darnos cuenta, empeorando nosotros mismos nuestra propia situación con nuestra actitud. ¿Alguna vez has escuchado a alguien – si no es que a ti mismo – justificando una acción la cual sabe bien que sólo complicará las cosas?

  • Ya estoy endeudado, ¿qué más da pasar la tarjeta una vez más?
  • Con tal, el día que me muera, mis deudas se mueren conmigo
  • ¿Acaso no me lo merezco (o no se lo merece mi familia)? ¡Si para eso me mato trabajando!
  • Hago como que trabajo porque al fin de cuentas mi patrón hace como que me paga
  • ¿Y para qué me sacrifico si al final todo sigue igual?
  • Mi jefe está loco, lo que pide es imposible. Como él no lo hace, es fácil hablar…

Es como la persona obesa que sabiendo que necesita bajar de peso, acude furtivamente en medio de las sombras de la noche a comerse un paquete de galletas. Al final no baja de peso por no seguir su dieta, pero tampoco encuentra satisfacción al comer las galletas.

¿Qué otras actitudes son motivadas por la depresión llegando a jugar contra ti?

  • No lograr empezar y completar cualquiera de las actividades que sabes tienes pendientes por realizar en tu trabajo o en tu hogar sintiéndote sobrepasado,
  • Sentirte falto de entusiasmo para llevar a cabo tus actividades rutinarias,
  • Sentirte cansado y malhumorado constantemente,
  • Mantener expectativas pesimistas ante cualquier nuevo proyecto,
  • Tener comentarios cínicos ante cualquier nueva idea o propuesta,
  • Percibir como vacías e insulsas actividades que antes te divertían o relajaban… y no me refiero a actividades de tu trabajo, sino de convivencia familiar, con amigos o de esparcimiento personal.

Si te sientes identificado con dos o más de las actitudes anteriores, estás pasando por una depresión que no debieras subestimar. Hacerlo podría llevarte a sobre-endeudarte, a poner en riesgo tu trabajo al no cumplir con calidad y de forma oportuna tus tareas, a no ser considerado para promociones debido a tu actitud, e incluso, a ser excluido de tu grupo de amigos debido a tu comportamiento anti-social, llegándose, en casos extremos, a la ruptura de la relación familiar.

Por ello comentaba al inicio del artículo que este tipo de depresión la considero especialmente peligrosa: es tan sutil que quienes te rodean no te perciben deprimido y tú mismo no te sientes triste… Aunque en el fondo estés viviendo la angustia de estar acorralado por la situación económica, laboral e incluso familiar que te rodea.

¿Qué hacer al respecto? ¡Definitivamente no rendirte! Al igual que el venado, tú eres más fuerte que tus problemas. Todo lo que necesitas es enfrentar a un depredador a la vez:

  • Si son muchas las tareas por atender, enfócate en una y persevera hasta terminarla;
  • Si la rutina te agobia, enfócate en la parte de esa rutina que sí puedes cambiar;
  • Si no te convence el nuevo proyecto, dale un voto de confianza enfocándote en dar todo de ti para que sea exitoso;
  • Si tu esfuerzo no es reconocido, enfócate en superarte a ti mismo;
  • Guarda tus tarjetas de crédito, se prudente en tus gastos, amable en tus comentarios y agradecido con quienes te rodean.

Y una vez que hayas roto el cerco de los coyotes que te rodean, ¡Corre! ¡Lánzate a todo galope hacia tu libertad! Pero no nos equivoquemos: No estás huyendo del peligro… Estás recuperando las ganas de VIVIR.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

 

13 Comentarios »

  1. Sergio EV 20/May/2016 en 4:28 pm - Responder

    “Todo lo que necesitas es enfrentar a un depredador a la vez” Magnifico!

    • Mauricio Priego 23/May/2016 en 7:12 am - Responder

      Gracias Sergio!
      Mis mejores deseos para esta semana que inicia… Y que logres abatir a tus depredadores ;)

  2. Rafael Nahui Cuauhtli 31/Mar/2015 en 1:31 pm - Responder

    «¡Y esto es casi mágico! Cuando dejas de buscar el dinero sino servir a quienes te rodean, los recursos para hacer realidad tus sueños suelen venir detrás»

    Mauricio Priego
    http://practifinanzas.com/

    ::::::

    Mauricio:

    Estaría bien que publiques una entrada dándonos a conocer cuáles son los servicios por lo que sí te podemos contratar.

    • Mauricio Priego 01/Abr/2015 en 6:59 am - Responder

      Hola Rafael, qué gusto volver a saludarte.
      Soy asesor financiero, por lo que en temas de inversiones, estrategias para el retiro, seguros, saneamiento de la economía familiar y estrategias para mejorar tu situación financiera e incluso establecer estrategias para alcanzar la libertad financiera se encuentran entre los servicios que ofrezco ;)
      ¿Gustas te contacte por correo para conversar al respecto?
      Quedo al pendiente de tus comentarios ;)
      ¡Éxito!

  3. Juan 30/Mar/2015 en 7:43 pm - Responder

    Hola Mauricio eh leído unas entradas de tu blog y lo encuentro muy útil para las personas que queremos encontrar libertad financiera.
    Tengo una pregunta ¿puede haber un GAT real (ganancia anual total real) negativa?
    Es que estoy buscando abrir una cuenta de ahorro en un banco pero cuando veo su GAT real me aparece un signo de menos. Algo como -2.26 espero me puedas ayudar por favor.

    • Mauricio Priego 31/Mar/2015 en 7:13 am - Responder

      Hola Juan, me alegra que la información te sea de utilidad. Esa es nuestra mejor recompensa :)

      Aunque parezca raro, sí es posible. De echo, está de “moda” en Alemania y otros países europeos que los rendimientos que dan sus bonos (el equivalente a nuestros CETES) sean negativos, como parte de su estrategia de salir de la crisis en la que se encuentra la zona Euro.

      Claro que no estamos en Alemania, así que si te están indicando un GAT negativo, a menos que por alguna razón quieras apostar por ese banco/instrumento, mejor busca otra opción ;)

      Éxito en tu determinación por alcanzar la libertad financiera…

  4. Luis Felipe González Rodríguez 26/Mar/2015 en 6:21 pm - Responder

    Me quedó como anillo al dedo. Justo unos instantes le pedía una respuesta a DIOS por mi situación actual. Lucho y lucho pero no veo avances.
    Actualmente estoy lejos de mi familia, mi salario no me satisface y buscando la libertad financiera una mala decisión me dejo muy endeudado.

    Gracias por tus comentarios. Saludos

    • Mauricio Priego 27/Mar/2015 en 6:44 am - Responder

      Hola Luis Felipe,
      Me alegra que el artículo te haya sido de utilidad, esa es nuestra mejor recompensa :)
      No ceses en tu esfuerzo. Si no te satisface tu salario, busca crecer en tu empleo o lanza tus redes para buscar otro. Aprende de tus errores, enfocándote en estabilizar tus finanzas (tenemos diversos artículos que podrían servirte al respecto). Pon a tu familia en el centro de tus objetivos para que así no luches por el dinero, sino por algo mucho más elevado que te llevará a ver en quienes te rodean una oportunidad de servir en vez de un medio para conseguir dinero… ¡Y esto es casi mágico! Cuando dejas de buscar el dinero sino servir a quienes te rodean, los recursos para hacer realidad tus sueños suelen venir detrás ;)
      ¡Ánimo! :D

  5. Sofía Montero 24/Mar/2015 en 10:43 pm - Responder

    Caray, es el pan nuestro de cada día. Se escucha tan fácil el combatirlo… pero sin darte cuenta, te encuentras inmerso en ello. El no rendirse es la única solución. Tienes razón, hay que luchar y luchar y luchar, el esfuerzo de todos los días te ayudará a vencer.

  6. Javier Castillo 23/Mar/2015 en 11:16 am - Responder

    Me sentí plenamente identificado con mi situación actual Mauricio, muchas gracias por esa buena vibra, me uno a la carrera por la libertad Financiera Saludos!!!

    • Mauricio Priego 24/Mar/2015 en 6:22 am - Responder

      ¡Pues bienvenido a la carrera Javier!
      Me alegra que el artículo te haya sido de utilidad, esa es nuestra mejor recompensa :)
      Y lo que necesites, ya sabes. Será un placer seguir conversando contigo en el futuro…
      ¡Éxito!

  7. Ana G. Núñez 23/Mar/2015 en 9:29 am - Responder

    Me gustó mucho, Gracias!

    • Mauricio Priego 24/Mar/2015 en 6:17 am - Responder

      Ha sido un placer Graciela,
      Me alegra que te haya gustado :)

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.