Cinco propósitos enfocados a encaminarte hacia la Libertad Financiera

Mauricio Priego 05/Ene/2015 3
Cinco propósitos enfocados a encaminarte hacia la Libertad Financiera

¡Bienvenidos a este nuevo año! Una vez que se han terminado los brindis, intercambios de regalos, reuniones, festejos y fuegos artificiales, regresamos a nuestra rutina diaria… Pero, ¿no decía Einstein “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo“? Por tanto, si lo que buscamos es la libertad financiera y no la hemos obtenido, no debiéramos regresar simplemente a nuestra rutina diaria, ¿no creen? Así que aprovechando el arranque de año les propongo estos propósitos que, si bien quizá sólo representen un ligero cambio en nuestras actividades, si se realizan de forma constante e imponiendo un reto cada vez más grande nos llevarán a desarrollar las habilidades financieras necesarias para alcanzar la libertad financiera. ¿No lo crees? Está bien… Ponlos en práctica y luego conversamos ;)

I) Proponte vender algo y entrena a tu mente a generar ingresos

Muchos hemos sido toda la vida empleados, así que cuando necesitamos más dinero o buscamos otro empleo, o buscamos un empleo adicional, o pedimos un aumento de sueldo (y eso cuando no cubrimos la necesidad con la tarjeta de crédito). El problema es que las “soluciones” anteriores siempre son limitadas ya que ¿Cuántos empleos puedes tener? ¿Cuánto más te pueden aumentar? Y si estás al frente de tu propio negocio, el tema no es muy distinto ya que también tú tienes un número de horas limitadas en el día.

Por tanto, lo que propongo es que vendas algo ajeno completamente a tu trabajo o negocio actual. ¿Sabes hacer alguna manualidad? Haz una y véndela. ¿Tienes algún conocido que fabrica o comercializa un buen producto? Pídele algunos y véndelos. ¿Tienes cosas en tu casa en buen estado que no necesitas ya? Haz entonces una venta de garaje. ¿Eres bueno para las matemáticas? Ofrece asesorías a alguien que sabes su hijo no le está yendo bien en la escuela ¿Tienes una tableta con capacidad y unas buenas bocinas? ¡Ofrece tus servicios para amenizar una reunión!

Lo que buscamos es que tu mente se abra a nuevas opciones, educarla a estar presta para detectar nuevas opciones. Nadie que haya alcanzado la libertad financiera lo ha logrado dependiendo de un único sueldo o un único negocio.

II) Incrementa la cantidad que ahorras en un porcentaje superior a la inflación, y si hoy no ahorras, destina cuando menos el 5% de tu ingreso al ahorro.

Cuando pensamos en ahorrar normalmente nos topamos con la barrera de que tenemos gastos qué cubrir y compromisos financieros que cumplir. Y si bien todos hemos escuchado que al elaborar el presupuesto familiar primero hay que separar el ahorro, la realidad es que sólo un porcentaje relativamente pequeños de la población lo hace. Y aún si eres de los que ahorran, ¿qué tan fácilmente podrías incrementar hoy tu ahorro? Nuevamente el hecho de que hay necesidades qué cubrir hace que no se responda tan rápido, ¿verdad?

En este caso, observa tus hábitos y los de tu familia y encuentra una forma de gastar menos. ¡Ésta es la verdadera esencia del ahorro! Compara calidad y precio, identifica promociones y ofertas, reduce el consumo de electricidad en casa, utiliza lo menos posible el auto, aprende a realizar reparaciones menores en el hogar (en algunos comercios hasta existen cursos gratuitos tipo “hágalo usted mismo”). El dinero que dejes de gastar destínalo al ahorro, y verás que podrás ahorrar más de ese 5%.

En este caso lo que buscamos es que desarrolles la habilidad de identificar zonas de oportunidad que te lleven a utilizar de forma más eficiente tus recursos, y con ello, a incrementar tu ahorro. Ningún despilfarrador ha alcanzado jamás la libertad financiera. Más bien a través de la historia podemos observar múltiples ejemplos de fortunas dilapidadas y reinos enteros perdidos por el despilfarro de una sola persona.

III) Algo que vayas a comprar a crédito, adquiérelo con un crédito invertido

La esencia del crédito es “disfrútalo ahora, paga después”, ¿verdad? Pues bien, un crédito invertido es “paga ahora, disfruta después”. En pocas palabras, si estás dispuesto a pagar cierta cantidad mensual por un producto, debieras poder ahorrar esa misma cantidad por el mismo plazo para al final comprar tu producto de contado… Con la única diferencia de que al tener el efectivo puedes, en muchos casos, conseguir mejores precios y promociones no disponibles en compras a crédito.

Por tanto, para alguna compra que contemples realizar a no más de 12 meses, en vez de pasar la tarjeta separa cada mes el dinero equivalente a la mensualidad y ahórralo. Te sugiero depositar ese dinero en una cuenta distinta a aquella de donde retiras el dinero para tus gastos, de manera que no utilices el dinero “sin querer”. De hecho, podrías hasta abrir una nueva cuenta (todos los bancos tienen cuentas básicas que no exigen un monto mínimo, ni requieren saldo promedio, ni cobran comisiones, y sí cuentan con tarjeta de débito para retiros).

Aquí lo que buscamos es forjar tu carácter, de manera que venzas la presión de una sociedad consumista dirigida a obtener satisfactores inmediatos a través del crédito, lo cual únicamente beneficia a banqueros y comercios. Si bien es cierto que hay ocasiones donde realmente no se puede esperar para adquirir el producto, la realidad es que quienes han alcanzado la libertad financiera no lo han hecho pagando intereses a los bancos o casas comerciales.

IV) Da tus primeros pasos en el mundo de las inversiones

Como dice el eslogan de cierta institución financiera: “Si cuesta tanto trabajo obtener el dinero, ¿por qué no ponerlo a trabajar para ti?”  Y para que tu dinero trabaje hay que darle la espalda a las cuentas bancarias tradicionales cuyos rendimientos son, cuando no absurdos, simbólicos. En este caso hay que tener presente que la diferencia entre ahorro e inversión es, aparte de los rendimientos (que es la parte que a todos nos agrada), que toda inversión conlleva un riesgo.

Por tanto, si nunca has invertido, acércate al programa CETES Directo donde puedes empezar a invertir desde $100, o infórmate sobre Fondos de Inversión si cuentas con un capital para comenzar de $1000. Si ya inviertes en CETES, haz un esfuerzo para dar el siguiente paso a Fondos de Renta Fija, y si ya inviertes en ellos, entonces da el paso hacia un Fondo de Renta Variable indexado a la Bolsa de Valores. En cualquier caso te será de mucho valor contar con un asesor que pueda ayudarte a seleccionar la mejor opción para tu perfil como inversionista.

El objetivo es que te adentres en el mundo de las inversiones, ya que el camino que conduce a la libertad financiera pasa, invariablemente, por tener la habilidad para identificar una buena opción de inversión y participar en ella con una estrategia planeada.

V) Apoya activamente una causa altruista

No hay nada que te aleje más de la libertad financiera que la avaricia y la tacañería, ya que éstas, en su afán de acumular dinero, te vuelven esclavo del mismo. Por ello toda estrategia financiera debe contemplar utilizar tus recursos (tiempo, dinero, conocimientos, bienes) para asistir a los que se han visto despojados por algún desastre, desplazados por algún conflicto, o, más cotidianamente, para ser una fuente de apoyo para quienes no tienen a su alcance la educación, la salud o la alimentación.

Lo que te propongo es que selecciones una institución, programa o persona altruista y te comprometas a ayudarles de forma periódica y constante. Si quieres llevar a cabo tu propia iniciativa, adelante… Sólo ten en cuenta que seguramente serás más efectivo si lo haces de forma coordinada que si tu esfuerzo lo realizas de forma aislada.

En este caso el objetivo es compartir tu riqueza, con lo cual enriqueces tu espíritu. Recuerda: sólo a través de la grandeza del espíritu, se alcanza la verdadera libertad.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Referencias

3 Comentarios »

  1. Jose Luis Lodríguez Montes 08/Ene/2015 en 1:53 pm - Responder

    Exelente articulo, como todos los que publicas Mauricio, que sigas igual de exitoso, éste y todos los años

  2. Cindy 05/Ene/2015 en 5:01 am - Responder

    Empezando el año con este excelente artículo Mauricio !!! Muchas gracias.

    • Mauricio Priego 05/Ene/2015 en 6:57 am - Responder

      No hay de qué Cindy. Son ustedes los que me motivan a continuar compartiendo al dar vida a la comunidad :)
      Recibe un fuerte abrazo

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.