La Frustración Financiera, ¿Qué es y cómo enfrentarla?

Mauricio Priego 19/Ene/2015 1
La Frustración Financiera, ¿Qué es y cómo enfrentarla?

Tres casos reales: Una persona que, cuando finalmente había logrado bajar el saldo de su tarjeta, requirió volver a endeudarse cuando uno de sus hijos rompió con su pareja y perdió su casa y su trabajo, requiriendo regresar al hogar de sus padres. Otra persona, que cuando había logrado alcanzar el equilibrio entre sus ingresos y sus gastos, se vio en la necesidad de endeudarse cuando falló inesperadamente su auto requiriendo repararlo. Una más que, habiendo logrado incrementar sus ingresos, la atención de un problema familiar le obligó a incrementar también sus gastos. Seguramente todos hemos vivido situaciones semejantes, fuentes de verdadera frustración, donde pareciera que el destino pretendiera burlarse de nosotros. Pero, ¿hay algo que podamos hacer al respecto?




Si hay algo que caracteriza al futuro es la incertidumbre. Podemos planear, fijarnos objetivos y seguramente nos encontraremos ante muchas situaciones en las que podemos predecir con un alto grado de certeza qué ocurrirá (si sostengo una piedra en lo alto, puedo afirmar sin temor a equivocarme que, si la suelto, caerá), pero siempre habrá situaciones que se escapan de nuestro control… De hecho, hay muchas filosofías que hablan de la ilusión del control, que se refieren a que no soy yo el que controla que la piedra caiga o no, sino que lo más que puedo hacer es evitar momentáneamente lo inevitable: la caída de la piedra.

Enfocándonos en el tema financiero, la creatividad que caracteriza a la humanidad nos ha permitido enfrentar esa incertidumbre preparándonos para tener recursos a la hora de que los imponderables se presentan, como por ejemplo al adquirir un seguro o al tener dinero ahorrado. Pero ni los seguros lo cubren todo ni nuestro ahorro es infinito. Por tanto no queda más que hacer frente a la realidad:

Siempre habrá eventos imprevisibles que se interpongan entre nosotros y nuestros objetivos, por lo que más que angustiarnos en buscar cómo evitarlos (ilusión del control, ¿recuerdas?) mejor hay que saber cómo enfrentar la Frustración Financiera cuando nuestros esfuerzos se ven malogrados.

La frustración produce depresión y la depresión conduce a la desesperanza, la cual alimenta a la depresión. Romper este ciclo es el verdadero reto a vencer, y si bien no es sencillo principalmente cuando las situaciones frustrantes se suceden una tras otra, en realidad es el único camino para recuperar la felicidad y el entusiasmo. Ahora bien, ¿cómo romperlo?

  • Acepta la situación. Como dice la canción, lo que no fue, no será. Por tanto no ganas nada en enfocarte en lo que pudo haber sido ya que no te va a ayudar a salir adelante. Por tanto enfócate otra vez en tus objetivos replanteándolos de ser necesario.
  • Cambia el “hubiera” por el “haré”. El saber que estuvo en tus manos evitar el problema es quizá la mayor fuente de frustración que existe. Por tanto, cada vez que te descubras a ti mismo pensando en lo debiste haber hecho, recuerda tu objetivo y repasa mentalmente las actividades necesitas realizar para alcanzarlo, enfocándote en la tarea que en ese momento estés llevando a cabo.
  • No busques culpables. Lo hecho, hecho está, y no ganas nada complementando tu frustración con La Culpa o El Rencor. El primero sólo te hunde más en la depresión mientras que el segundo te lleva al odio y al rompimiento. La cura para ambos es El Perdón, tanto a uno mismo como a los demás, lo cual se logra al separar el hecho de la persona. Esto reduce la carga emotiva y nos permite enfrentar con mayor objetividad las consecuencias de lo sucedido, facilitando la aceptación de la situación y el enfocarnos en lo que hay que hacer para retomar el camino.
  • Recupera tu capacidad de soñar. Este punto es especialmente importante cuando ya no está en tus manos alcanzar aquello que buscabas. El estrés, la rutina, las agendas complicadas, el enfocarnos en un objetivo, la propia frustración hacen que poco a poco dejemos de soñar en lo que nos gustaría hacer, vivir, conocer, realizar. Dedica un poco de tu tiempo a leer libros, ver videos, visitar páginas en Internet sobre esos lugares o actividades que han llamado nuestra atención. Busca entre tus amigos y contacta a través de redes sociales con personas con esos mismos intereses. Platica con tu pareja de tus intereses escuchado atentamente cuando él o ella te hablen de los suyos… Y para cuando te des cuenta, ya estarás soñando de nuevo.
  • Reprograma a tu subconsciente. El subconsciente es nuestro mejor aliado cuando luchamos por algo, ya que hace que todo nuestro ser se esfuerce en ello. ¿No te ha pasado que en ocasiones en tus sueños encuentras la solución a algo que te preocupa, que necesitas resolver o pretendes alcanzar? Es el subconsciente trabajando. Sólo que el subconsciente no razona, por lo que aún que no se alcance un objetivo, éste sigue impulsando a nuestro ser hacia ese objetivo (Como cuando te despiertas en la noche recordando la pregunta de un examen que no pudiste responder horas antes). Ahora bien, al subconsciente sólo lo podemos programar de manera consciente a través de la repetición constante de aquello que queremos grabar… ¿Y sabes cuál es la buena noticia? Que los cuatro puntos anteriores, si los llevas a cabo con constancia, reprograman tu subconsciente.

Claro que llevar a cabo lo anterior no es fácil. Principalmente cuando por más que pasa el tiempo no logramos alcanzar nuestros objetivos… Pero entonces, ¿qué vas a hacer? ¿Abandonarte a la depresión? ¿Acaso vivir deprimido es una opción? Somos seres emotivos, y por ello es necesario alimentar nuestras emociones positivas como la alegría, el entusiasmo o la sorpresa. Pero también somos seres inteligentes capaces de encausar nuestras emociones, así que es tu decisión dejar de vivir quejándote, lamentándote o arrepintiéndote. Y como dice Napoleón en la canción Vive:

Trata de ser feliz con lo que tienes, vive la vida intensamente. Luchando lo conseguirás.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos recomendados

Un Comentario »

  1. Ana G. Núñez 20/Ene/2015 en 11:06 pm - Responder

    Muy padr, Muy positivo y propositivo. Gracias!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.