Un pequeño paso para el hombre… (Cuento)

Mauricio Priego 22/Dic/2014 4
Un pequeño paso para el hombre… (Cuento)

Como ya es tradición en cada navidad, tengo para ustedes un obsequio: un cuento que nace de mi deseo de llevar a sus hogares algo más que sólo temas financieros. Después de todo, el dinero no es más que un recurso… La verdadera riqueza la llevamos en nuestro interior. Confío que les guste. !Felicidades! :)

“Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad“. Ignacio veía un documental sobre el primer viaje a la luna. Como a muchos niños le gustaban los temas del espacio, pero en vez de quedarse con caricaturas y películas de aventuras como sus amigos del jardín de niños, prefería ver documentales “de cosas de adeveras“ según solía decir.




Y si bien solía quedarse absorto en su programa, o salir a ver la luna y las estrellas si era de noche, en esta ocasión se quedó pensativo sin seguir prestando atención a las imágenes de las peripecias de Armstron y Aldrin en la superficie lunar.

En silencio observó a Santiago, su hermano mayor, haciendo la tarea. Parecía concentrado, aunque el ceño fruncido y la forma tan enérgica conque realizaba los trazos dejaban claro que no era en su tarea en lo que estaba pensando. Más allá alcanzaba a ver a su mamá, Lucía, en la cocina, quien se limpiaba las lágrimas aún antes de que éstas se escurrieran por sus mejillas. Conocía el significado del tremor en sus manos y la mirada fija en la nada mientras gesticulaba como si discutiese con alguien: estaba furiosa.

Tan sólo unos minutos antes madre e hijo habían protagonizado uno de sus cada vez más comunes pleitos. ¿El motivo? Hacía tiempo que no hacía falta un motivo. Tal pareciera que cualquier comentario de Lucía provocaba en su hijo adolescente una explosión de rabia plagada de comentarios soeces y de groserías, y de la misma forma, que ninguna actividad de Santiago era digna de mérito para su madre, ya que hiciese lo que hiciese siempre recibía una retahíla de críticas y muestras de desaprobación.

¿Les hablaba o no? Sabía que intervenir en ese momento podría provocar que ambos le gritasen complicando aún más las cosas. Pero de todas maneras no iba a poder quedarse callado, así que decidió arriesgarse y con precaución se acercó a su hermano.

– Santi…

– ¡Cállate! – lo interrumpió su hermano mayor – ¡¿Qué no ves que intento hacer la tarea?! No cabe duda que estaría mejor lejos de esta familia…

– ¡¿Y qué esperas para largarte?! – intervino también a gritos su madre – ¡Pero de una vez! Y una vez que te hayas ido no regreses.

– ¡Ganas no me faltan! Pero no me voy a ir cuando tú quieras.

– No cabe duda que eres una mala semilla… ¡Yo jamás hablé así a mis padres! Cuando ellos me pedían algo, ¡yo siempre les contestaba “sí papá, sí mamá! Y cuando yo…

– ¡Qué me importa! ¡Lo último que quiero es ser como tú!

– ¡Eres un…!

En el momento que bajaba con fuerza la mano para darle un bofetón a su primogénito, Ignacio, con el rostro bañado en lágrimas ante las cosas tan terribles que se decían, se interpuso entre su mamá y su hermano recibiendo él el golpe, con tan mala suerte que la fuerza del impacto sobre su sien derecha lo derribó al suelo al tiempo que veía las cosas como a través de un túnel que se cerraba a gran velocidad sumiéndolo en la oscuridad.

Al volver en si se encontró recostado en la sala. Su mamá, junto a él, se veía angustiada mientras su hermano visiblemente preocupado lo observaba de pie detrás de ella.

– ¿Cómo te sientes? – le preguntó su mamá al ver que despertaba.

– ¿Estás bien? – le preguntó casi al unísono su hermano.

– ¡¿Y tú a que te metes?! ¿No te basta que por tu culpa tu hermano esté así?

– ¡No fui yo quien le pegó!

– ¡YA NO SE PELEEN! – chilló Ignacio -. Acabo de ver al señor que llegó a la luna decir “este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”, y entre ustedes ninguno está dispuesto a dar ese primer paso para tratarse con respeto y cariño. ¿Así cómo van a dejar de lastimarse? ¿Cómo van a volver a llevarse bien? Si en casa no podemos dar ese primer paso, ¿cómo podremos hacer que de el salto la humanidad?

Lucía y Santiago se quedaron un momento callados. Comprendían la verdad que escondían las palabras de Ignacio aunque su orgullo se negaba a aceptarlo. Pero entonces se vieron a los ojos no pudiendo contener ambos una sonrisa, la cual se llevó los últimos rastros de molestia y enojo al tiempo que los tres se abrazaban reflejándose su imagen en la pantalla donde una clara y brillante tierra se elevaba en el horizonte de la luna.

Separador practifinanzas

En unos días más es navidad. Más allá de las fiestas, los regalos, y de compartir y retwitear tantos mensajes de amor y amistad, hagamos algo en verdad diferente: decidamos cada uno dar el primer paso para acercarnos a ese ser querido que, a pesar de tenerlo a nuestro lado, está del otro lado del mundo para nosotros. Sólo así lograremos recuperar a nuestras familias y sanar a nuestra sociedad.

Mis mejores deseos de felicidad y armonía para ustedes y sus familias en esta Navidad.

Dios les bendiga…

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Imagen: Pitonizza en http://www.pitonizza.com/

4 Comentarios »

  1. Elizabeth Padilla 11/Feb/2015 en 2:26 pm - Responder

    Uno de estos cuentos (el del labriego) fué el que me animó a escribirte comentarios, lo seguí por un lector que te decía que era joven pero tenía alma de viejo (50 o más decía) y le pusiste dos ligas, la del labriego, que me llegó en serio, y la de caridad que tambien fué lindo. Gracias de nuevo, por tus conocimientos y tu calidad humana.

  2. Mario 31/Dic/2014 en 2:03 am - Responder

    Wow, hermoso cuento, gracias por compartirlo, y dicho sea de paso, también te deseo un muy buen año 2015. Saludos.

  3. Mariana Rios 22/Dic/2014 en 12:44 pm - Responder

    Hola puedes hablar sobre la reforma que entra apartir de enero del proximo año?

    • Mauricio Priego 23/Dic/2014 en 8:30 am - Responder

      Hola Mariana!
      Con todo gusto, sólo que son muchas las reformas que entran en vigor… ¿A cual te refieres?
      ¡Éxito!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.