Estrategias falaces para ofrecerte préstamos o créditos – Caso de estudio

Mauricio Priego 15/Sep/2014 5
Estrategias falaces para ofrecerte préstamos o créditos – Caso de estudio

Mientras comenzaba a escribir el artículo que planeaba compartirles hoy, recibí una llamada de un banco ofreciéndome un crédito personal (y eso que se supone que estoy inscrito en el REUS, padrón formado por aquellos quienes no deseamos ser molestados telefónicamente con llamadas promocionando productos financieros). Pero lo que llamó mi atención fue la estrategia seguida por el banco para ofrecerme el crédito, la cual es claro que ha sido diseñada para jugar con la psique de quien recibe la llamada. Y habiendo tanta necesidad en la calle es fácil ser atraídos por esta brillante promesa de solución a tus problemas, que no es sino una plomada (eso sí, muy bien pintada) que en vez de sacarte a flote, te hunde a ti y a tu bolsillo.

Pero comencemos con la llamada, donde una vez concluido el protocolo de saludo y presentación…

– [Señorita muy amable del banco] “Señor Priego, quisiera ofrecerle un crédito pensado en sus necesidades, el cual le da una tasa preferencial del 2% mensual con tasa congelada

(¿”Pensado en mis necesidades”? ¿Y cuándo se ha sentado conmigo a conversarlas? Porque si lo hubieran hecho, sabrían que mi necesidad es que cuando hay cambios en las comisiones se me informe, y no se contenten cumpliendo con las disposiciones oficiales pegando un papel en el pizarrón de avisos de sus sucursales. ¿Por qué en esos casos no me llaman? Por otro lado, la tasa preferencial del 2% mensual, ¡en realidad es del 24% anual! Casi lo mismo que mi tarjeta de crédito… ¿y eso es “preferencial“?)

– [Mauricio] “Muchas gracias señorita, mas por el momento no requiero de un crédito adicional

– [Señorita] “Comprendo. Aunque con la tasa preferencial del 2% podría cubrir otras deudas donde pague intereses mayores y así ahorrar dinero… Por su seguridad en este momento no se le asigna el crédito, sino que le doy un folio y usted podría acudir a la sucursal de su preferencia para que se lo otorguen. ¿Le interesa?

(“Por su seguridad”… Cómo no. ¡Es por ley! A Dios gracias ya está prohibido que te asignen un crédito que no has solicitado y después tengas que pagar comisiones y aún intereses por él. Por otro lado presenta la tasa “preferencial” como una oportunidad de ahorro ¡cuando en realidad se trata de una deuda! Y además, si en verdad hubiera me hubiera comprendido, se hubiera despedido y colgado en ese momento)

– [Mauricio] “No, gracias…

– [Señorita] “¿Por qué no le interesó?

(¡Vaya! Esto sí fue original. Si no fuera porque no me esperaba este ingenioso contragolpe, simplemente cuelgo…)

– [Mauricio] “Porque no lo necesito

– [Señorita] “¿Ya pensó que podría utilizarlo para guardarlo en caso de una emergencia, para tomarse unos días de descanso o comprar algo que hasta el momento no haya podido?

(¡¿Qué?! ¿Utilizar el dinero del crédito para hacer con él un fondo de ahorro para emergencias? ¡Pero si ni siquiera tienen para ofrecerme una cuenta de ahorros que me pague intereses decentes! Endeudarte para ahorrar… O está jugando conmigo o quien escribió la guía de llamada que está siguiendo la señorita de plano concibió a una serpiente tratando de hipnotizar a su presa)

– [Mauricio] “Ya le dije que no lo necesito…

– [Señorita] “Por motivos de calidad, ¿Qué tendría que tener este producto para que a usted le interese?

(¡El colmo! Pidiéndome ayuda para que mejoren su técnica de encantadores de serpientes y así les sea más fácil hipnotizar a otras presas)

– [Mauricio] “Disculpe, pero esta llamada ya se extendió demasiado. Es el producto en sí lo que no me interesa y usted ya ha abusado de mi tiempo…

… y la llamada concluyó con el protocolo de despedida.

Las estrategias de mercadotecnia no sólo de bancos, sino de las diferentes empresas e instituciones que ofrecen préstamos y créditos, cada vez raya más en el engaño. He visto frases como “Libérate de las deudas“, “Dale a tu familia lo que siempre has deseado“, “Obtén aquello que te mereces” para promocionar sus productos. De hecho, una vez vi en la parte trasera de un camión una imagen de Cristo con la frase “El universo conspira para que tú y tu familia sean felices” continuando con las características del préstamo prendario que podrías obtener con ellos.

Es cierto que hay mucha necesidad, que los precios suben, que el dinero no alcanza. Sólo que es crítico no perder el enfoque:

Para solucionar tus problemas financieros el dinero por sí solo no es la solución… El flujo de dinero sí, y para ello no requieres préstamos o créditos, sino incrementar tus ingresos y disminuir tus gastos

Pretender solucionar tu falta de liquidez (es decir, de dinero para cubrir los gastos básicos de tu hogar, las necesidades de tu familia y tus compromisos financieros) a través del crédito, sólo te hundirá en el océano de las deudas disminuyendo cada vez más esa liquidez que pretendías solucionar.

¡Éxito!

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.
¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores. Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

5 Comentarios »

  1. Ferney May 31/Mar/2016 en 10:26 pm - Responder

    Últimamente e utilizado la frase “estoy desempleado” y la verdad salen corriendo como si se tratara de la peste.

  2. elizabeth Padilla 22/Feb/2015 en 10:15 pm - Responder

    Mi respuesta en esos casos es: si no me puedes ofrecer una tasa máximo del 12% anual no me interesa gracias (ningún banco te da esa tasa, así que los dejas de a 6 porque no estan acostumbrados a que les pidas mejores “beneficios” de los que ellos te están ofreciendo.

    • Mauricio Priego 23/Feb/2015 en 6:24 am - Responder

      Jajajajajajaja
      ¡Me fascinaría ver la cara de la persona del banco cuando se lo comentaste! Imagino que ni siquiera supo qué contestar en un principio…
      Gracias por compartirlo :D

  3. ISABEL 16/Sep/2014 en 2:12 pm - Responder

    Tienes toda la razón para mejorar nuestra economía tenemos que nivelar nuestras entradas con nuestras salidas, gracias por tus consejos y por toda la ayuda que nos das.

    • Mauricio Priego 17/Sep/2014 en 5:51 am - Responder

      No hay de qué Isabel, es un placer poder aportar mi granito de arena ;)
      ¡Éxito!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.