Jimenita, ejemplo de que es posible conseguir financiamiento sin endeudarte

Mauricio Priego 05/May/2014 5
Jimenita, ejemplo de que es posible conseguir financiamiento sin endeudarte

Vivimos en una época compleja, en la cual, mientras en la sobremesa se platica sobre el incremento en los precios y que el dinero ya no alcanza, somos bombardeados por múltiples ofertas de crédito y préstamo, los cuales son cada vez más fáciles de adquirir… y más difíciles de pagar. Y es que, a pesar de que en la cultura en la que vivimos la primera opción sea utilizar la tarjeta de crédito, endeudarse nunca será una solución real a nuestros problemas ni resolverá la necesidad de recursos económicos adicionales a nuestros ingresos. Endeudarse es sólo una salida rápida, pero como toda salida rápida, usualmente solamente logra posponer el que tengamos que afrontar una realidad, cuando no complicar aún más las cosas. ¿Cómo afrontar una situación imperante sin pedir prestado? Hoy comparto con ustedes la historia de Alejandro y Karime, una pareja de amigos muy cercanos que han sido para mí, y para todos los que los rodeamos, un ejemplo a seguir de fe, tenacidad… y creatividad para la obtención de recursos.

Jimenita nació en mayo del 2012 con un padecimiento congénito poco común: agenesia del cuerpo calloso, es decir, que no se lograron conectar completamente los dos hemisferios de su cerebro durante su desarrollo embrionario, lo cual le trajo como consecuencia problemas al tragar de manera que los alimentos y su saliva se desviaban a sus bronquios, provocándole no sólo problemas de alimentación, sino diversos cuadros de bronquitis severa desde los dos meses de nacida, y neumonías desde los tres. El tratamiento que le ofrecían los servicios de salud a los que tenían derecho sus papás eran tan riesgosos como la enfermedad misma (cirugía que no podían garantizar que funcionara, y que sí podría provocarle parálisis facial o que tuvieran que realizarle una traqueotomía de emergencia para cerrarle la laringe), por lo que buscaron opciones en clínicas particulares hasta que encontraron la esperanza que buscaban: un tratamiento a base de electrodos para impulsar que los músculos de su garganta se fortalecieran. ¿El inconveniente? El costo, que no sería cubierto por los servicios de salud y que se encontraba lejos de poder ser cubierto por sus ahorros.

En medio de su desesperación Alejandro y Karime no cedieron a la tentación de pedir prestado. En vez de ello llevaron a la práctica dos estrategias:

Donaciones – Crearon el portal www.jimenita.org (ya no se encuentra en línea) donde exponían el caso de su hijita, recibían donaciones vía Paypal (transferencia de dinero por Internet) y comentaban los avances en su tratamiento. ¿Qué ventajas tuvieron con esta estrategia?

  • Al crear un portal en línea, amigos, familiares, y desconocidos de buena voluntad pudimos compartir su historia y la liga al portal a través de nuestras diferentes redes sociales (Facebook, Twitter, YouTube, …)
  • Muchas de las personas que vieron estos mensajes los compartieron a su vez, llegando así a más y más personas, alcanzando círculos mucho más amplios de lo que hubieran podido lograr de otra forma
  • Si bien es muy posible que la gran mayoría de las personas que recibieron la historia de Jimenita no hayan realizado una donación, el dinero sí llegó a fluir

Venta de chocolates – Se acercaron a una organización que se dedica a ayudar a quienes necesitan recursos de una manera peculiar, pero efectiva: Fabrican tabletas de chocolates en diferentes presentaciones los cuales ponen a disposición de instituciones y particulares para que los vendan y se queden con las ganancias. Hay que aclarar que esta organización no da los chocolates gratis sino que cobra por ellos, constando la ayuda en que no exige grandes volúmenes (los chocolates vienen en cajas de 30 tabletas), da un tiempo razonable para que de la propia venta de los chocolates se les pague el producto, los chocolates son de muy buena calidad y rápido movimiento a un bajo costo y con un buen margen de utilidad, e incluye con los chocolates promociones en restaurantes de comida rápida y cines para que así el donador (comprador final del chocolate) tenga un beneficio adicional. ¿Y qué hicieron con ello?

  • Empezaron a vender los chocolates entre familiares y amigos cercanos, y muchos de ellos nos ofrecimos para ayudar con la venta entre nuestros círculos de amigos y en nuestros centros de trabajo.
  • Acudieron a diferentes lugares públicos como escuelas durante las reuniones de padres de familia para vender sus chocolates. Y si bien la mayoría de las personas no los conocían, habían escuchado del caso por las redes sociales, de manera que no sólo hubo quien compró una o dos tabletas de chocolate, sino que hubieron personas que compraron una o varias cajas completas, para venderlas a su vez en sus centros de trabajo y entre sus conocidos.

Y estas dos iniciativas fueron el comienzo de una avalancha de sucesos: Personas que organizaron veladas musicales, otras más organizaron eventos de apoyo, Alejandro y Karime unieron esfuerzos con otras familias en situaciones semejantes, los medios de comunicación formales comenzaron a hacer llamados de apoyo a la población en general… Y todo para conseguir los recursos para dar la atención que requería su pequeña hijita.

La historia no ha tenido un final ya que a Dios gracias Jimenita sigue entre nosotros, recibiendo la atención médica que necesita gracias a la colaboración de tantas personas y creciendo al lado de sus papás y de su hermana. Sus abuelos, tíos y muchos amigos le dicen La Guerrera debido a su lucha por vivir y por salir adelante, mas su fortaleza de espíritu le viene de herencia…

Alex, Karime, gracias por permitirme compartir con la comunidad de Practifinanzas su experiencia, la cual confío inspire y de esperanza a otras personas que también requieran afrontar necesidades apremiantes. Reciban un fuerte abrazo y mis mejores deseos para su familia.

¡Éxito!

¿Tienes alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Este artículo fue publicado por primera vez en practifinanzas.com. Si tienes interés en compartirlo publicándolo en tu blog  o página web (reblogging), por favor sigue esta liga.

Artículos relacionados

5 Comentarios »

  1. Javier Delgado 27/May/2014 en 9:47 pm - Responder

    Excelente opcion, yo opte por las tarjetas de credito hace 8 años, mi niña Gracias a Dios cumplió 8 igual y aun no puedo terminar con ellas. Cada vez que alguien me pide consejo les digo que no son nada bueno.
    Saludos a todos

    • Mauricio Priego 28/May/2014 en 9:34 am - Responder

      Javier, gracias por compartirnos tu experiencia, y celebro el que tu hija se encuentre sana entre ustedes.
      Dios les bendiga a ti y a tu familia :)

  2. Mario Lopez 06/May/2014 en 5:52 pm - Responder

    Hola que tal.

    Muchas gracias por este bonito articulo.

    Me gustaría saber como se llama la organización que fabrica chocolates para ayudar a quien necesita recursos. Tengo un amigo que se encuentra en una situación parecida y me gustaría recomendarle esta opción.

    Muchas gracias de nuevo.

    Mario

    • Mauricio Priego 07/May/2014 en 7:41 am - Responder

      Hola Mario, buenos días.

      La organización se llama Continental Best y su página en Internet es http://www.continentalbest.com.Teléfono (55)55.45.26.90

      Confío que la información les sea de utilidad y tu amigo consiga los recursos que necesita.

      ¡Éxito!

  3. Angeles 05/May/2014 en 10:06 am - Responder

    Es una Bendición que Jimenita tenga unos papás Guerreros y que se encuentren rodeados de tanto amor, Felicidades y que Dios les permita seguir en su lucha y alcanzar la salud de Jimenita.
    Gracias Mauricio, por compartirlo!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.