Guía para pasar de vivir al día, a tener un capital propio invertido

Mauricio Priego 11/Feb/2013 12

Cómo pasar de ahorrador a inversionistaUno de los problemas del diario vivir es la rutina, es decir, con las presiones del trabajo, los compromisos sociales y las exigencias de la familia, hay muchas cosas que dejamos que sigan el mismo camino que han seguido hasta el momento, así reconozcamos que no sea lo más óptimo o que podría hacerse mejor. Esto es porque ninguno queremos absorber más problemas, además de que llega el momento en que no podemos dividir más nuestro tiempo… Con las finanzas personales pasa lo mismo, de manera que hay muchas personas que no ahorran, o que si lo hacen, no obtienen los mejores rendimientos por su dinero, encontrándose enfocadas en pagar sus deudas o en el hecho de que no les alcanza el dinero para cubrir sus gastos. Pero, ¿acaso es posible romper esta rutina financiera? ¿Es posible que una persona que vive al día logre ahorrar? ¿Que logre que su dinero ahorrado le genere más dinero? ¿Y qué tal convertir su ahorro en capital de inversión? Honestamente no sólo creo que sí es posible, sino que es hasta sencillo si pones sinceramente de tu parte.




Primer paso: Conviértete en ahorrador

Un ahorrador es una persona que logra destinar una cantidad de sus ingresos para el ahorro. No importa tanto el monto, sino que tu ahorro sea constante y por una cantidad fija. ¿Sólo puedes $10 a la semana?, adelante. ¿$50 a la quincena?, mejor.

Habilidades a desarrollar: Persistencia, constancia y disciplina.

Cómo mejorar: Establece un presupuesto en el cual se reflejen tus ingresos y tus gastos, buscando hacer los ajustes necesarios para que tu ahorro sea de cuando menos el 10% de tus ingresos.

Principales riesgos a evitar: Reducir o suprimir tu ahorro para poder absorber algún gasto nuevo o que se haya incrementado. Utilizar tu ahorro para cubrir gastos.

Dónde depositar tu dinero: Alcancías, cuentas de ahorro bancarias, cajas de ahorro.

Segundo paso: Conviértete en un ahorrador avezado

Un persona que lleva tiempo ahorrando está consciente de que puede conseguir que le paguen intereses por su dinero, y que por la misma cantidad le pueden dar más o menos dinero dependiendo del tipo de cuenta – y de la institución – que esté manejando.

Habilidades a desarrollar: Observación y evaluación

Cómo mejorar: Has el hábito de comparar periódicamente el rendimiento que te dan diferentes instrumentos de ahorro, pero sin precipitarte a la hora de cambiar de cuenta. Primero confirma la constancia del rendimiento.

Principales riesgos a evitar: La especulación del ahorrador, es decir, estar cambiando tu dinero a cada rato debido a que viste que otra cuenta tiene mejores rendimientos.

Dónde depositar tu dinero: Cuentas a plazo fijo, pagarés bancarios, CETES.

Tercer paso: Toma el control de tus finanzas personales

Al manejar cuentas de ahorro en diferentes plazos nos enfrentamos al hecho de que para ciertas cosas necesitamos tener dinero a la mano, mientras que para otras el dinero lo necesitaremos en algunos meses y en otras más en un largo plazo. Por tanto, se vuelve necesario distribuir el dinero entre cuentas que dan poco rendimiento pero que nos permiten tener acceso a nuestro dinero (liquidez), y cuentas que nos dan un alto rendimiento con la condición de que no podremos tocar ése dinero durante algún período de tiempo.

Habilidades a desarrollar: Planeación (Planeamiento).

Cómo mejorar: Divide tus objetivos de ahorro en Provisiones, Reservas y Fondos para así tener una mejor planeación y con ello obtener mayores rendimientos por tu dinero.

Principales riesgos a evitar: Subestimar tus necesidades de liquidez depositando tu dinero a largo plazo. En ocasiones hay personas que, si bien tienen ahorrado el dinero suficiente para cubrir un gasto planeado, requieren endeudarse y pagar intereses a la tarjeta de crédito ya que no tienen el dinero a su disposición producto de una mala planeación.

Dónde depositar tu dinero: Cuentas a plazo fijo, pagarés bancarios, CETES.

Cuarto paso: Inversionista novel 

En la búsqueda de mejores rendimientos para nuestro dinero, tarde o temprano comprendemos que los instrumentos de inversión dan siempre mejores rendimientos que los instrumentos de ahorro. Sin embargo, su forma de operar es distinta, sus tiempos también son distintos, y por si esto fuera poco, debe considerarse que existe un riesgo de perder dinero.

Habilidades a desarrollar: Autoevaluación, honestidad contigo mismo, serenidad y paciencia. Identificar un asesor honesto, experimentado y confiable, el cual te ayude a seleccionar los instrumentos de inversión más adecuados a tus necesidades, a tu experiencia y a tu tolerancia al riesgo.

Cómo mejorar: Más allá de la confianza que tengas en tu asesor, estudia y prepárate por tu cuenta sobre la forma de operar de los instrumentos de inversión que estés utilizando, identifica en qué debes fijarte para seleccionarlos y evalúa cómo afectan sus características a tus necesidades de liquidez.

Principales riesgos a evitar: La avaricia, la cual pone en riesgo el poder cubrir de forma oportuna tus pagos y compromisos financieros con tal de alcanzar mejores rendimientos. La ignorancia, que podría provocar que no tengas a tu disposición el dinero cuando lo necesites o que te veas sujeto a penalizaciones y comisiones. La impaciencia, la cual podría provocar que una minusvalía (descenso momentáneo en el precio del instrumento en que inviertes) se convierta en pérdida de dinero.

Dónde depositar tu dinero: Fondos de Inversión, principalmente de renta fija.

Quinto paso: Inversionista en Fondos Indexados

Una vez que nos hemos acostumbrado a la forma de operar de los fondos de inversión, no podemos dejar de observar que los fondos de renta variable, si bien conllevan un riesgo mayor, en el largo plazo suelen tener rendimientos muy superiores a los instrumentos de ahorro e inversión que hemos visto hasta este momento, lo cual los convierte en una muy buena opción cuando nuestro ahorro está destinado a objetivos de largo plazo.

Habilidades a desarrollar: Gestión del riesgo, paciencia, disciplina, gestión de un portafolio de inversión.

Cómo mejorar: De las diferentes opciones de renta fija, selecciona los fondos indexados a un índice bursátil. ¿El motivo? Adicionalmente a que su riesgo es acotado al representar a las mejores empresas que cotizan en la bolsa de un país, te permiten estudiar y comprender las estrategias de análisis requeridas para participar de forma más directa en la bolsa: El análisis técnico, gráfico y fundamental.

Principales riesgos a evitar. La avaricia (apostar tu capital con riesgo de perderlo todo con tal de ganar mucho dinero de forma rápida), la soberbia (creer que ya lo sabes todo), y falta de planeación (que te lleve a quedarte sin liquidez, o a pagar penalizaciones y comisiones por realizar retiros a destiempo)

Dónde depositar tu dinero: Fondos de Renta Variable Indexados a un Índice Bursátil.

Sexto paso: Inversionista profesional

Para este punto ya conoces y utilizas los diferentes instrumentos de inversión disponibles: Acciones, Futuros, Bonos, TFS, Forex y un muy largo etcétera. Si bien habrá siempre habilidades para desarrollar, puntos de mejora y riesgos que acechen tu camino, cada caso será distinto y por tanto lo más importante será mantener la prudencia, la sencillez y la humildad, las cuales te ayudarán a tomar las mejores decisiones.

Para concluir, les dejo una aclaración

Los pasos listados son acumulativos, es decir, en cada nuevo paso mantienes y aplicas lo desarrollado en los pasos anteriores. De esta manera, quien llega por ejemplo al quinto paso, idealmente

  • debiera manejar un presupuesto donde separa de forma constante una cantidad para el ahorro,
  • tiene diferentes cuentas de ahorro a diferentes plazos para sus provisiones, reservas y fondos,
  • mantiene en cuentas a la vista las provisiones de muy corto plazo,
  • en cuentas de ahorro a plazo y fondos de ahorro de cuenta fija las provisiones  y reservas de mediano plazo,
  • y un porcentaje de las reservas y fondos para objetivos de largo plazo en fondos de renta variable.

Confío que ésta información les sea de utilidad ¡Éxito!

Artículos relacionados

12 Comentarios »

  1. Mauricio 13/Jul/2013 en 9:16 pm - Responder

    De verdad es de felicitar su gran labor por acercarnos más hacia las finanzas personales
    Y que mejor que con este post el cual ya hacia falta por que entre tanta información sobre el tema uno como principiante se pierde. Con esta guía tan simple nos ayudará a llegar al objetivo. Mil gracias y espero que no deje de escribir tan buenos artículos

    • Mauricio Priego 15/Jul/2013 en 12:28 am - Responder

      Tocayo, muchas gracias por tus palabras. El saber que la información que comparto te es de utilidad me ayuda a saber que voy por buen camino.
      Éxito en tus proyectos :)

  2. Esteban 01/Abr/2013 en 10:59 pm - Responder

    Bueno eso ya sería el tema de deuda buena y deuda mala =P y ya abría que escribir otro post para eso!

    • Mauricio Priego 03/Abr/2013 en 10:01 pm - Responder

      Jajajaja ¡Cierto! Y acepto el reto…
      En cuanto esté listo el artículo te aviso ;)
      Seguimos en contacto.

  3. MONICA 25/Feb/2013 en 1:20 pm - Responder

    Hola, yo tengo varis cuentas de inversión a diferentes plazos, mi pregunta es si las instituciones cobran algun tipo de comisión al rebazar cierto monto?

    Creo que se paga el ISR pero a partir de qué monto?

    • Mauricio Priego 25/Feb/2013 en 11:52 pm - Responder

      Buenas noches Mónica.

      De hecho sí hay instituciones financieras que te cobran comisiones por tu capital invertido dependiendo de los instrumentos en los cuales inviertas. Las comisiones cobradas pueden ser por tu capital invertido o por los títulos adquiridos, las cuales son nombrada muchas veces como “tenencia“. Sin embargo esto no ocurre con los CETES, Fondos de Inversión, ni títulos de deuda en general.

      Respecto al ISR, recordemos que éste es un impuesto que pagas por tus ingresos y no por tus ahorros ni por tu capital invertido. El ISR que te retiene el banco se calcula sobre los intereses o rendimientos que te da tu ahorro o inversión ya que dichos rendimientos significan para ti en la práctica un ingreso.

      Cualquier duda, aquí seguimos ;)

  4. Adriano 12/Feb/2013 en 1:10 pm - Responder

    Invertir el dinero en cualquier instrumento bancario es una de las formas de evitar salir “del día con día” Creo que es algo muy característico de nuestra cultura, y no hablo con el afán de ofender a nadie. Pero uno debe aprender a ser un buen ahorrador y como en otra ocasión alguien mencionó conservar su honorabilidad, no porque el dinero sea el fin de todo, sino porque uno nunca sabe que imprevisto habrá y considero que hay que evitar en lo posible pedir prestado o endeudarse así es más complicado salir del famoso “vivir al día”

    Existe el Libro de Padre Rico y Padre Pobre no sé si han tenido la oportunidad leerlo de Robert T. Kiyosaki es muy buena lectura, así como este artículo del buen Mauricio. =)

    • Mauricio Priego 12/Feb/2013 en 10:48 pm - Responder

      Adriano, concuerdo contigo…
      De hecho, en mi opinión en ahorro más que un hábito, es una habilidad que hay que desarrollar para poder prosperar financieramente.
      Y también leí ya Padre Rico Padre Pobre ;) (Si alguien no lo ha leído aún, sería muy buena idea adquirirlo, descargarlo de Internet o buscarlo en la biblioteca más cercana)
      Recibe un fuerte abrazo.

  5. Esteban 11/Feb/2013 en 9:35 pm - Responder

    Excelente post! ahora si que te escribiste el ABC de empezar a ahorrar y después a invertir!

    Creo que hizo falta la aclaración (para los que te comienzan a leer y no para los que llevamos tiempo siguiendote =P) que para comenzar toda ésta aventura tienes que estar libre de deudas!

    Un saludo Mauricio, como siempre mejor cada día!

    • Mauricio Priego 12/Feb/2013 en 10:34 pm - Responder

      Esteban, muchas gracias por tus comentarios… ¡y por las porras! :D

      Respecto a estar libre de deudas… Es un aspecto interesante a poner sobre la mesa. Te propongo algo: vamos a analizarlo juntos ;)

      Es difícil para una persona comprar su casa o un auto de contado, por lo que lo más frecuente es conseguir un crédito con lo cual la persona se endeuda. En base a ello, ¿una persona que esté pagando su casa o su auto, no puede empezar la aventura de ahorrar o invertir?

  6. maria 11/Feb/2013 en 11:41 am - Responder

    Me gusto la forma de escribir el artículo es claro y bien estructurado, para mi que no conozco nada sobre finanzas me ayudo mucho, gracias Mauricio Priego

    • Mauricio Priego 12/Feb/2013 en 10:21 pm - Responder

      María, para mí ha sido un privilegio el poder aportar mi granito de arena.
      Mis mejores deseos para ti :)
      ¡Éxito!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.