¿Pagar un poco de una deuda grande o liquidar una deuda pequeña?

Mauricio Priego 17/Dic/2012 12

¿Pagar un poco de una deuda grande o saldar una deuda chica?Me llegó un dinerito extra, ¿Qué es mejor? ¿Pagar un poco de una deuda grande o liquidar una deuda pequeña?” Hace poco me hicieron esta pregunta a través de Twitter, el cual es un dilema común para muchas personas. Debido a ello – y a la cercanía de los aguinaldos, con el cual muchas personas aprovechan para pagar deudas – comparto con ustedes una manera sencilla y objetiva de tomar una buena decisión, la cual requiere únicamente de 3 datos que seguramente tendrás a la mano. Agradezco a @mcvNora – a quien envío un fuerte abrazo – el permitirme utilizar su caso como ejemplo.

Empecemos por los datos requeridos:

1. El CAT o Costo Anual Total

Este dato aparece en los estados de cuenta de las tarjetas de crédito y en la mayoría de los contratos de los préstamos personales, representando cuánto te cuesta el financiamiento. En caso de no encontrarlo, es tu derecho el solicitarlo a la institución o comercio que te otorgó el crédito o el préstamo. En términos generales, entre mayor sea el CAT más cara te sale tu deuda, por lo que sólo considerando este factor convendría pagar la deuda con el CAT más alto.

2. El Pago Mensual que realizas

Es la cantidad que pagas mes con mes, ya sea un pago fijo, el pago mínimo de la tarjeta o la cantidad que tienes presupuestado pagar (es una buena práctica pagar más del mínimo). La importancia de este dato es que afecta a tu flujo de efectivo, es decir, al dinero con el que cuentas mes con mes para ahorrar, realizar tus compras… y pagar tus deudas. Por tanto, si sólo dependiera la decisión de este dato, lo ideal sería pagar aquella que tenga el pago mensual más alto para así reducirlo o eliminarlo, de tal manera que liberes el dinero comprometido a ese pago y puedas usarlo en otros objetivos (como por ejemplo, incrementa tu ahorro).

3. Porcentaje de la deuda que representa tu pago

Es el porcentaje que sale de dividir tu pago entre el total del adeudo multiplicándolo por 100, es decir, si debes $100 y pagas $10, es el 10%, y si pagas $45 es el 45%. Este dato lo que te permite ver es qué tanto se reduciría tu deuda, siendo que una decisión basada únicamente en este factor sería pagar aquella que tenga el porcentaje más alto ya que representa la mayor reducción a tu deuda.

Nota: Quizá más de uno considere que me hace falta el total de la deuda, sin embargo, el importe total se encuentra implícito en el porcentaje del pago, por lo que el método no lo necesita. Adicionalmente permite mayor discreción cuando se trata de analizar las opciones con terceros.

Lo lógico sería pagar aquella deuda que tenga el CAT más alto, con los mayores pagos mensuales, y que al mismo tiempo represente el mayor porcentaje de reducción del adeudo. Pero la realidad es que no es común ver un escenario así, siendo que a veces quien tiene el CAT más bajo es el que tiene los pagos mensuales más altos, o que el monto para el abono adicional representa el porcentaje más pequeño respecto a su saldo de esa deuda específica.

Por tanto, éste es el criterio que en lo personal recomiendo seguir:

Da prioridad a pagar aquello que te da un mayor flujo de efectivo, utilizando el dinero que liberas para incrementar tu pago mensual a las otras deudas y así salir más rápido de ellas.

Para determinar en cuál de los adeudos el pago adicional significaría el mayor incremento en el flujo de efectivo sigue estos pasos:

  1. Divide el CAT entre doce para así obtener el Costo Mensual Aproximado de la deuda.
  2. Resta al Porcentaje de Reducción el Costo Mensual, lo cual te dará un Porcentaje de Reducción Ajustado.
  3. Multiplica el Porcentaje Ajustado por tu Pago Mínimo para que obtengas la Reducción Aproximada.
  4. La Reducción Aproximada representa la mejora en pesos y centavos en tu Flujo de Efectivo, por lo que lo recomendable sería pagar aquella deuda donde la Reducción Aproximada sea más alta.
  5. En caso de que después de los cálculos dos deudas terminen con la misma Reducción Aproximada, da preferencia a aquella que tenga el CAT más alto.

Si las matemáticas no son tus amigas, no te preocupes. A través de esta liga puedes descargar una hoja de cálculo lista para ser utilizada (cómo usarla lo veremos un poco más adelante en este mismo artículo).

Seguramente habrá quien opine que es mejor pagar aquella deuda que tena el CAT más alto por el costo financiero que conlleva. También habrá quien considere que el saldar las deudas más pequeñas da un efecto psicológico  positivo que motiva a la persona. Y no faltará quien considere que pagando aquellas deudas que te llevará más tiempo pagar, te permite reducir el riesgo de tener compromisos de largo plazo (enfermedades, cambios laborales, caída de ventas, etc.).

Los puntos anteriores son valiosos a la hora de evaluar diferentes opciones de financiamiento, así como al momento de ajustar el presupuesto debido a un nuevo compromiso financiero. Pero a la hora de tener “un dinerito extra” en las manos – el cual usualmente no hay seguridad de volver a recibirlo, cuando menos en un período corto de tiempo -, el incremento en el flujo de efectivo junto con el incremento en la capacidad de pago que conlleva te permite tener un efecto multiplicador al incrementar el importe de tus pagos mensuales a tus compromisos financieros, con lo cual reduces tu costo de financiamiento al reducir el saldo de tu deuda más rápidamente, además de obtener un efecto positivo en tu estado de ánimo al ver que estás pagando más rápidamente tus adeudos.

Pero veamos un ejemplo real para comprender mejor el proceso:

Nora enfrentaba la disyuntiva entre abonar a una deuda grande o saldar una deuda chica. Al preguntarle por el detalle de sus opciones me dio los siguientes datos:

Deuda grande (Deuda A): CAT – 40.4%; Pago mínimo mensual – $626; Porcentaje de reducción que representa el pago – 18.8%

 Deuda chica (Deuda B): CAT – 39.6%; Pago mínimo mensual – $250; Porcentaje de reducción que representa el pago: 100%

Con los datos anteriores alimentamos la hoja de cálculo, lo cual podemos observar en la siguiente imagen:

Clic para agrandar

De esta manera vemos que

  • El aumento en liquidez de abonar el dinero a la deuda grande (A) es aproximadamente de $96.91,
  • mientras que por saldar la deuda chica (B) es de $250.

Por tanto, en el caso de Nora, la recomendación es saldar la deuda pequeña (B) con lo cual

  • Tendrá $250 adicionales para pagar más rápido la deuda grande (A),
  • tiene el beneficio psicológico de haber saldado ya una deuda, y
  • elimina el tener que estar pendiente del pago de la deuda saldada

Para concluir, una aclaración: Este proceso no busca calcular de forma precisa en cuanto se reducirá el pago mensual (para eso se requieren otros cálculos un poco más complejos) pero sí da de una manera sencilla una idea bastante certera del efecto que tendrá el pago en los diferentes adeudos que tengas.

¡Éxito!

¿Tienes otras estrategias que te han dado buen resultado? ¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

12 Comentarios »

  1. daniel 02/Ene/2013 en 3:53 pm - Responder

    Hola Mauricio. solo tengo una duda, como calculas el porcentaje de reduccion que representa el pago? por ejemplo: una deuda de 100,000 que tiene un pago minimo de 5,300? el porcentaje de reduccion es de 5% ?

    • Mauricio Priego 02/Ene/2013 en 8:12 pm - Responder

      Daniel, buenas noches.
      El porcentaje de reducción es el porcentaje en que se reducirá tu deuda después de hacer el pago, lo cual es ajeno al pago mínimo actual que tengas.

      Por ejemplo, si tienes la deuda de $100,000 que mencionas y el “dinero extra” que tienes son $20,000, entonces el porcentaje de reducción es del 20% -> (20,000/100,000)x100

      Si aún no me logro explicar coméntame para buscar una mejor manera ;)
      ¡Éxito!

  2. Joan Lanzagorta 23/Dic/2012 en 1:47 pm - Responder

    Excelente post Mauricio. Muy bien escrito, y con una información impecable. Te felicito, un gran trabajo de difundir información valiosa.

    Un fuerte abrazó,

    Joan

    • Mauricio Priego 26/Dic/2012 en 11:57 am - Responder

      Gracias Joan,
      Ése es el objetivo: aportar nuestro granito de arena en la promoción de la cultura financiera.
      Te envío mis mejores deseos para estas fiestas, así como el que el 2013 lleve prosperidad y armonía a tu hogar.

  3. Miguel Gomez 19/Dic/2012 en 1:24 pm - Responder

    Totalmente de acuerdo. El pagar la deuda chica es una forma de motivarse a lograr pagar deudas más grandes, como dices, un factor psicológico que puede ser de gran ayuda.

    Un saludo.

  4. Mr.Fahrenheit 18/Dic/2012 en 2:46 pm - Responder

    Muy buen artículo!

    Coincido en la tesis del amigo Mauricio. Si estás corto de dinero y lo que buscas es tener un mayor flujo en el día a día, opta por reducir aquel que te suponga disminuir tus cuotas o pagos mensuales.

    Si por el contrario vas bien con tus ingresos y gastos, y lo que quieres es reducir los costes financieros, amortiza o cancela el que te suponga mayores intereses. En este sentido, los préstamos con sistema de amortización francés hacen que paguemos mayores intereses al principio de la vida del préstamo, y en los últimos años del préstamo prácticamente sólo pagamos capital, por lo que también es conveniente revisar en que momento se encuentra nuestra deuda.

    Felicidades de nuevo Mauricio!

    • Mauricio Priego 19/Dic/2012 en 8:50 am - Responder

      Gracias Mr. Fahrenheit, tanto por tus felicitaciones como por señalar la conveniencia de conocer la forma como se amortizan las deudas.
      Que tengas unas felices fiestas navideñas.

  5. Joel Pinto 18/Dic/2012 en 1:23 am - Responder

    Yo prefiero pagar las pequeñas primero, para luego hacerle frente a las grandes :-D

  6. Adriano 17/Dic/2012 en 5:56 pm - Responder

    Pues que pague la deuda pequeña y así se evita en pensar que tiene 2 deudas y sólo se concentra en una sola deuda. Así menos dolores de cabeza y que la Señora ya no se endrogue en más deudas.

    • Mauricio Priego 17/Dic/2012 en 8:14 pm - Responder

      Adriano, en eso tienes toda la razón: de nada sirve pagar una deuda si se adquiere una nueva.
      Saludos desde el Mayab ;)

  7. PANCHO PANTERA 17/Dic/2012 en 5:12 pm - Responder

    Pagar, pagar, pagar cualquiera de los dos deudas, el chiste es pagar y continuar siendo un hombre de honor, integro………..

    • Mauricio Priego 17/Dic/2012 en 8:03 pm - Responder

      “Un hombre de honor e íntegro”… He observado a través de los años que muchas personas olvidan que una deuda es un compromiso que uno hace, y se comportan como si estuvieran haciéndole un favor a quienes los financiaron en su momento y ahora tienen que pagarle. Por eso me llama mucho la atención tu expresión… Y tienes razón. Pagar una deuda refleja el compromiso y honradez de la persona.

      Eso sí… Eso de pagar “cualquiera de las dos” te pone en riesgo de que el pago se diluya entre intereses o costos de crédito. Por eso es bueno tener una estrategia.

      Éxito! ;)

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.