Cómo afecta la depresión a tus finanzas personales, y como vencerla

Mauricio Priego 17/Sep/2012 6

Cómo afecta la depresión a tus finanzas personales, y como vencerlaLa depresión es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Mercados comerciales y laborales cada vez con mayor competencia, altos niveles de estrés y exigencia, y el incremento constante del costo de la vida entre otros factores, provocan que los individuos nos sintamos cada vez más solos y tristes, lo cual se refleja en todos los ámbitos de nuestra vida. Siendo las finanzas uno de los aspectos de la vida también se ven afectadas por la depresión, con lo cual el individuo puede llegar al abandono y aún al suicidio financiero. En esta ocasión veremos cómo detectar el efecto de la depresión en tus finanzas personales y cómo superarlo.




Como ya hemos platicado en el pasado, la salud y dinamismo de tus finanzas personales se ven definidas por habilidades financieras que es necesario desarrollar. Cuando estás deprimido estas habilidades se ven menoscabadas por tu estado de ánimo y por la falta de voluntad que la depresión conlleva, provocando el deterioro de tus finanzas.

La habilidad de Generar Ingresos 

Cómo te afecta: Al deprimirte descuidas la calidad de tu trabajo así como tus resultados, reduciendo tu esfuerzo y compromiso, y adquiriendo una visión negativa de cómo te valoran tus compañeros, superiores y clientes.

Sus consecuencias: Tus ingresos se ven reducidos al perder clientes y no cerrar ventas, al ver reducidos bonos de productividad por no alcanzar tus objetivos, así como por efecto de sanciones administrativas producto de retardos, faltas y presentar una mala actitud a compañeros y superiores. En casos extremos puedes llegar a perder el trabajo.

Suicidio financiero: Puedes llegar a renunciar o a cerrar tu negocio de forma abrupta, a abandonar tu empleo, o a quebrantar deliberadamente reglamentos  e instrucciones directas para provocar que te despidan.

La habilidad de Planear

Cómo te afecta: Al encontrarte desanimado y tener una expectativa negativa del futuro dejas de planear, con lo cual dejas de llevar y respetar tu presupuesto así como de considerar las consecuencias de tus decisiones y actos.

Sus consecuencias: Empiezas a gastar desmesuradamente muchas veces ante el razonamiento de que te lo mereces. No nos confundamos, es totalmente válido y aconsejable premiarte y darte un gusto de vez en cuando, así como tener momentos de esparcimiento y diversión. El problema viene cuando esto lo haces fuera de tu presupuesto y con dinero que no tienes.

Suicidio financiero: Llega el momento en que dejas de cumplir con tus compromisos al  no alcanzarte el dinero, como por ejemplo el caso de la persona que gasta en alcohol el dinero de la renta, de la letra del auto o de las colegiaturas de los niños. Ten en cuenta que esto no ocurre únicamente con alcohol, drogas y otros vicios… también puedes dejar de pagar tus compromisos por adquirir ropa o artículos electrónicos, por pagar comidas o espectáculos, por el juego y las apuestas.

La habilidad de Ahorrar

Cómo te afecta: Ante el desasosiego y la visión negativa de tu futuro dejas de ahorrar, llegando a ser aún más frustrante cuando cualquier intento de ahorro se ve coartado porque el dinero no te alcanza como consecuencia de la depresión en las dos habilidades anteriores.

Sus consecuencias: Dejas de estar preparado para eventos futuros, tanto planeados como no contemplados, con lo cual inexorablemente llegará el momento en que no tengas para pagar alguno de esos eventos, incrementando con ello tu estrés y por ende tu depresión.

Suicidio financiero: Todos hemos escuchado de personas que derrochan sus ahorros buscando sentirse menos solos o menos tristes… El problema es que el gasto jamás conducirá a la felicidad, y como ya vimos, quedarte sin ahorros te deja desprotegido para el futuro.

La habilidad de Invertir

Cómo te afecta: La persona deprimida tiende a dejar de dar seguimiento a sus inversiones, con lo cual se incrementa en gran medida el riesgo de perder el dinero invertido. Como dice el dicho: al ojo del amo engorda el caballo, por lo que si por la desidia provocada por la depresión el amo deja de cuidar al caballo, este seguramente morirá de hambre.

Sus consecuencias: En general son dos, la pérdida del valor de los activos donde inviertes (deterioro de bienes inmuebles, falta de mantenimiento a equipo y maquinaria, caída del valor del negocio), o la venta precipitada de los mismos, con lo cual suelen venderse a precios bajos.

Suicidio financiero: Pareciera extraño, pero muchas veces la depresión lleva a las personas a invertir de forma indiscriminada, adquiriendo riesgos absurdos ante especulaciones propias de los juegos de azar, con lo cual prácticamente garantiza la pérdida de su dinero.

La habilidad de Gestionar el Financiamiento

Cómo te afecta: En lugar de llevar un plan de financiamiento que te permita adquirir bienes y servicios a través de un crédito responsable, te endeudas, muchas veces como consecuencia del deterioro de tu habilidad para generar ingresos, para planear y para ahorrar.

Sus consecuencias: El saldo de tus tarjetas de crédito empieza a crecer hasta el punto que prácticamente trabajas para poder cubrir con trabajo el mínimo a pagar. Llegas a empeñar tus bienes, a acudir a prestamistas y agiotistas, aceptando tasas de interés exorbitantes.

Suicidio financiero: Tu necesidad de dinero te empuja a tomar préstamos y créditos aún a sabiendas que no podrás pagarlos, incluso abusando de amigos y familiares, llegando al extremo de recurrir a delincuentes donde no sólo pones en riesgo tus finanzas, sino tu integridad física así como la de tu familia.

La habilidad de Proteger tu Dinero

Cómo te afecta: La desidia y desesperanza que lleva la depresión te hacen perder sensibilidad del valor del dinero, y al igual que en los casos del ahorro y la planeación, al deprimirte dejas de prever, con lo que desestimas la necesidad de los seguros.

Sus consecuencias: Al perder sensibilidad del valor del dinero es frecuente que pagues aún sabiendo que te están cobrando de más o que te están cargando productos que no compraste, sin importarte la calidad del servicio prestado o si el producto está por encima de su valor en tiendas cercanas. Todo esto provoca que el dinero deje de rendirte.

Suicidio financiero: Al perder tus seguros quedas desprotegido ante cualquier incidente con tu auto, tu casa, tu salud, poniendo en riesgo no solo las finanzas familiares, sino la salud y hasta la vida de aquellos a quienes amas.

Saliendo adelante

Lo aquí visto es el efecto de la depresión en tus finanzas, siendo irresponsable de mi parte pretender dar algún consejo para salir del bache financiero cuando lo realmente grave es la situación anímica de la persona, que afecta muchos otros aspectos importantes de la vida de la persona. Si la persona logra dejar atrás la depresión mejorando su actitud hacia la vida y su compromiso para sí y sus seres queridos, lo más seguro es que sus finanzas también mejorarán.

La depresión es un tema muy complejo en el que en muchos casos se requiere ayuda profesional para poder seguir adelante, siendo el apoyo de la familia y amigos muy importante. Si estás deprimido no lo dudes: busca ayuda. Hoy día existen diferentes programas de apoyo a personas deprimidas auspiciados por el sector salud así como por diferentes organismos altruistas, además de contarse con orientación a través del departamento de recursos humanos en muchos centros laborales, así como en escuelas y universidades a través del departamento de psicopedagogía. (Al final del blog, en la sección “Centros de Apoyo Teléfonico”, listo algunos institutos que dan apoyo sicológico gratuito y anónimo)

Lo que sí puedo afirmar es que al deprimirte caes en un círculo vicioso en el que mientras más te deprimes, más consecuencias negativas de tu actitud se reflejan en tu vida, con lo que te deprimes aún más. Por tanto, mi recomendación se resume a estar al tanto de tu desempeño en las diferentes habilidades financieras. La depresión es como una enredadera que va creciendo poco a poco hasta que te atrapa y asfixia. Por tanto, si logras detectarla cuando apenas están empezando a manifestarse sus consecuencias, te será más fácil vencerla y salir adelante.

¡Ánimo!

¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados 

Ligas de Interés

Centros de telefónicos de apoyo

6 Comentarios »

  1. Isabel González Castro 25/May/2013 en 10:19 am - Responder

    Mauricio, como siempre tus artículos muy bien contextualizados! Desafortunadamente las personas que caen en depresión, en primera instancia no están conscientes y pueden entrar en un espiral descendente si no se toman acciones. Te felicito!!! muy buen tema!!!
    Gracias por tu tiempo dedicado a escribir y compartirnos tus artículos.

    Mucho éxito!!!

    Isabel

    • Mauricio Priego 29/May/2013 en 3:40 pm - Responder

      Isabel, viniendo de ti estos amables comentarios toman un valor adicional.
      Gracias por leer, y más aún, por compartirnos tus opiniones.
      Recibe un muy fuerte abrazo

      Mauricio

  2. ¿que es la depresion? 19/Sep/2012 en 6:17 pm - Responder

    Creo que tus teorías están escritas realmente con el corazón y desde la experiencia. Muchas gracias por publicarlas y compartirlas.

    • Mauricio Priego 20/Sep/2012 en 9:24 am - Responder

      Gracias a ti por dejarnos tus comentarios
      ;)

  3. Joan Lanzagorta 19/Sep/2012 en 12:19 pm - Responder

    Excelente post Mauricio, muy bien redactado y explicado. Lo he vivido en carne propia y tienes razón, es un tema muy complejo que requiere ayuda profesional.

    Un abrazo!

    • Mauricio Priego 20/Sep/2012 en 9:04 am - Responder

      Joan, gracias por tus palabras, las cuales me impulsan a seguir adelante.

      ¡Éxito!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.