La inercia de la vida

Mauricio Priego 18/Jun/2012 9

La inercia de la vidaEl día de hoy, al momento de publicar este artículo, es mi cumpleaños. Cuarenta años me separan del momento en que empecé mi andar por el mundo, de mi primer aliento de vida, de la primera muestra de amor que recibí a través de los brazos de mi madre. Y a Dios gracias el aliento y el amor me han acompañado desde entonces. Pero lo que quisiera compartir hoy con ustedes es uno de los mayores aprendizajes que he tenido, uno que me ha ayudado a través de los años a planear mi futuro viviendo cada minuto de mi presente… y lo irónico es que la semilla del descubrimiento fue sembrada en mi espíritu durante las clases de física en la preparatoria: Newton afirmó que todo cuerpo en movimiento tiende a seguir su trayectoria de forma uniforme y rectilínea a no ser que una fuerza externa incida sobre él. Pero el descubrimiento llegó años después, al momento de darme cuenta que nuestra vida – la de cada uno – también tiende a seguir la trayectoria trazada por nuestras decisiones pasadas, requiriéndose de un esfuerzo sincero o de un evento externo con el poder suficiente para variar nuestro destino, a lo cual llamo la Inercia de la Vida.

Permítanme explicarme con un par de ejemplos:

Un amigo mío, a quien aprecio en verdad, era gerente regional de una importante aseguradora. Tenía los conocimientos y los contactos adecuados para independizarse, pero seguía dentro de la empresa ya que cada decisión que tomaba, basadas en su experiencia y conocimientos, lo alineaban a seguir dentro de la misma. Y precisamente ese lineamiento a los objetivos de la empresa, el enfoque de sus conocimientos para su beneficio (de la empresa), aunado a su capacidad para motivar a quienes le rodeaban a seguir esos lineamientos enfocando sus habilidades, fueron los que le llevaron hasta la gerencia regional… Al día de hoy se encuentra al frente de su propia empresa, un pujante despacho de seguros, con mayor tiempo para sí y para su familia. ¿Que fue lo que sucedió? Sencillo: durante la crisis del 2008 hubo ajustes de personal en la aseguradora, y lo despidieron.

Me ha comentado que al principio vivió de su liquidación y sus ahorros, reaccionando más que planeando. Su impulso inicial fue buscar trabajo siguiendo la inercia de su vida, pero el trato injusto que suponía el despido después de tantos años de trabajo leal tuvo la fuerza suficiente para desviar poco a poco su trayectoria, llevándolo a tomar la decisión de luchar para levantar su propia empresa. Es claro que no lo logró de la noche a la mañana: los primeros años fueron muy difíciles debiendo de reducir sus gastos hasta el punto de respetar únicamente aquellos que junto con su esposa determinaron que no deberían tocarse. Hubo dudas, hubo momentos de angustia, hubo momentos de tensión familiar, todos ellos incrementados por el acuciante recuerdo del ingreso constante que supone tener un empleo… Y requirió de su voluntad, de su esfuerzo, para concluir el cambio de trayectoria, la cual le lleva el día de hoy a sonreír con orgullo ante lo que afirma ha sido su mejor decisión.

El otro ejemplo viene de otro amigo, agente de ventas, quien durante muchos años frecuentó el ambiente bohemio, disfrutando de la guitarra… y de la bebida. Hombre responsable a pesar del vicio, mantenía a su familia con el resultado de su trabajo, pero las discusiones con su esposa debidas a sus excesos con el alcohol y la angustia que provocaba en ella cada vez que llegaba tarde a casa, fueron enfriando cada vez más su relación llevándolos a los bordes del divorcio… Al día de hoy ha dejado la bebida y la relación con su esposa ha mejorado de forma muy perceptible. ¿Qué fue lo que sucedió? Le diagnosticaron diabetes.

Me ha contado que en un principio su relación se tensionó aún más debido a que su esposa responsabilizaba a la bebida de su enfermedad. El sentirse sano – recordemos que al principio la diabetes no causa síntomas – y el estrés que suponía los constantes roces con su pareja le invitaban a beber todavía más para distanciarse de los problemas, según dictaba la inercia que había impreso a su vida… Pero el temor a dejar a sus hijas pequeñas huérfanas de padre, de quedar incapacitado debido a alguna complicación de la enfermedad, de quedar ciego, cobró fuerza suficiente para que tomara decisiones diferentes a las que tomaba antes: dejar de tomar, dejar de frecuentar algunas de sus amistades y empezar a hacer ejercicio, el cual realiza el día de hoy junto con su amada significando para ambos un punto de unión.

Pero, ¿cómo llegué al descubrimiento? Siendo honestos, platicando con una adivinadora. Como lo oyen. Me estaba enseñando a leer las cartas, lo cual aún practico ocasionalmente con mis amigos más cercanos. El secreto consiste en que mientras se prepara “el ambiente propicio” y se barajan las cartas, platicas con el cliente sobre su vida definiendo su perfil, identificando sus constantes, sus temores y sus aspiraciones. Si bien cada carta tiene un significado, el significado es genérico, siendo el truco el alinear la carta a los temores, aspiraciones y perfil del cliente. Y en palabras de mi instructora: no se trata de adivinar el futuro, sino de tener la habilidad de vislumbrar a donde llevará la cadena de decisiones del cliente, las cuales son normalmente constantes a lo largo de su vida siendo determinadas por sus temores y aspiraciones, y que además llegan a ser comunes entre clientes con el mismo perfil. En pocas palabras, si logras definir la trayectoria que sigue la vida de la persona a quien le lees las cartas, sólo es cuestión de determinar cual es el siguiente punto en su camino.

¿Y de qué sirve el principio de la inercia de la vida?

Bueno…

Si al día de hoy vives endeudado y llevas así algún tiempo, es muy probable que tu vida ya lleve esa inercia, para lo cual requieres hacer un esfuerzo sincero y profundo para cambiar tu trayectoria.

Si al día de hoy no tienes ahorros y nunca has logrado tener más de algunos cuantos pesos en el banco, nuevamente es el resultado de las decisiones que has tomado, imprimiendo con ello inercia en tu vida.

Si sueñas con independizarte pero no vez como dejar el trabajo por los riesgos que esto significa, nuevamente podemos ver cómo pasarán los años antes de que tomes otra decisión… si es que la llegas a tomar.

Pero en ello no está el secreto…

El secreto de la Inercia de la Vida es que, cuando tomes la decisión de salir de deudas, de empezar de ahorrar, de independizarte, ¡encontrarás mil y un obstáculos! ¡A cada momento encontrarás un motivo por el cual no puedes lograrlo!¡Cada paso que des te costará mucho sudor y posiblemente mucho dolor! Y esto será así hasta que logres cambiar la trayectoria de tu vida… o te rindas y continúes con la trayectoria actual.

Toda persona que conozco y que quiere cambiar su vida, la veo enfrentarse al esfuerzo que conlleva cambiar su inercia… y entre más años llevan siguiendo la misma trayectoria, el esfuerzo requerido para cambiarla es exponencialmente mayor: sus costumbres, los motivos detrás de sus decisiones, sus paradigmas, llegan a estar tan profundamente impresos en su espíritu, que se sienten derrotados aún antes de haber comenzado a luchar.

Pero hay otro secreto detrás de la Inercia de la Vida: Si eres lo suficientemente astuto, paciente y perseverante, puedes llegar a variar poco a poco tu trayectoria, y de hacerlo de forma constante, lograrás cambiar el rumbo de tu vida, y con ello tu destino. Piensa cuando estás manejando un auto: si giras de forma intempestiva el volante para un lado, la inercia puede hacer que el coche patine, que los ocupantes se muevan de sus asientos, que llegues a perder el control de tu vehículo. Pero si en vez de eso giras un poco el volante, tu automóvil irá describiendo una curva suave que te llevará a cambiar de dirección. El truco se encuentra en no esperar al último momento para hacer el giro, sino empezar con el tiempo suficiente para hacerlo de forma planeada.

Para concluir les recomiendo ver una película la cual presenta de forma magistral el concepto de la Inercia de la Vida: En busca de la felicidad con Will y Jaden Smith, padre he hijo reales. En ella puede verse cómo, aún tomada la decisión de darle un giro positivo a su vida y a la de su familia, la inercia de las decisiones pasadas le llevan al divorcio, a perder el techo donde vivía con su hijo, a que le incautaran sus ahorros. Pero al final, gracias a su esfuerzo y determinación, logra dar la vuelta a su vida, siendo un ejemplo de amor para su hijo y de perseverancia para nosotros.

Me despido con las palabras de otro gran físico, Albert Einstein, que bien pueden ser utilizadas al momento de querer cambiar la inercia de tu vida: Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

¡Éxito!

¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales seguramente enriquecerán a otros lectores.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos artículos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

9 Comentarios »

  1. Veronica Garcia 19/Oct/2013 en 11:35 am - Responder

    Muy buen articulo….ahora a echarle ganas.

    • Mauricio Priego 21/Oct/2013 en 8:16 am - Responder

      Gracias Verónica :)
      Y como bien dices, a aprovechar las oportunidades que cada nuevo día nos regala…
      ¡Ánimo! :D

    • Mauricio Priego 21/Oct/2013 en 8:16 am - Responder

      Gracias Verónica :)
      Y como bien dices, a aprovechar las oportunidades que cada nuevo día nos regala…
      ¡Ánimo! :D

  2. Veronica 30/Ago/2012 en 11:57 am - Responder

    Muy interesante y cierto!

  3. Bernardo Balvanera 21/Jun/2012 en 2:33 pm - Responder

    Que tal Mauricio,

    Mi comentario llega un poco tarde, pero espero que hayas pasado un excelente dia y deseando que sean mucho mas por delante llenos de seguridad, salud y bienestar personal.

    Un saludo desde Aguascalientes.

  4. carlos 19/Jun/2012 en 12:55 am - Responder

    Mauricio,

    Muchas felicidades es tu día, que cumplas muchisimos mas.

    • Mauricio Priego 19/Jun/2012 en 8:31 am - Responder

      Carlos, muchas gracias.

      La pasé muy bien a Dios gracias en compañía de mi familia… y si te gusta el cine, te recomiendo Madagascar 3: Pasas un muy buen rato.

      Seguiremos en contacto :D

  5. Joan Lanzagorta 18/Jun/2012 en 11:30 pm - Responder

    Mauricio,

    Sólo un breve comentario para mandarte un fuerte abrazo por tu cumpleaños, con todas las bendiciones y lleno de amistad y cariño de las personas que te apreciamos.

    Y un agradecimiento por el regalo que nos hace, este gran post, inspirador, lleno de aprendizaje y experiencias de vida.

    Gracias!

    • Mauricio Priego 19/Jun/2012 en 8:42 am - Responder

      Joan, gracias como siempre por tus palabras y tu cercanía.

      El cariño de los amigos venciendo la distancia ha sido el mejor complemento de este día.

      Recibe un abrazo.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.