Los indicadores que reflejan la salud de tus finanzas personales

Mauricio Priego 23/Abr/2012 6

Indicadores de tus finanzas personalesExiste un muy antiguo refrán que dice “Lo que no puede medirse, no puede mejorarse“, y las finanzas personales no son la excepción. Al igual que el corredor se fija en el tiempo que tarda en recorrer cierta distancia, el alumno en el promedio de sus calificaciones, el empresario en el total de sus ventas o quien desea adelgazar en su talla, peso o si la ropa le queda, tu bolsillo también tiene indicadores que te permiten evaluar tu situación financiera, de forma que puedas observar el resultado de tu esfuerzo por mejorar tu nivel de vida y el de tu familia de forma objetiva. Es claro que existen muchos indicadores y que la preferencia entre unos u otros depende de cada persona, pero los que voy a presentarte son los que he observado como más representativos y que en la práctica su seguimiento da mejores resultados.




1. Llevar un Presupuesto

Descripción: Plan escrito de cómo serán distribuidos tus ingresos entre tu ahorro, provisiones, gastos y compromisos financieros, el cual debe ser actualizado cada vez que tengas una variación en cualquiera de esos rubros como podría ser un incremento de sueldo, la compra de algún producto a plazos o el incremento de las colegiaturas en la escuela de tus hijos.

Importancia: El presupuesto es la base de tus finanzas. No llevarlo significa desconocer cuánto ganas y cuánto realmente gastas, reaccionar a las circunstancias en vez de planear para afrontarlas. Te impide ser consciente de tu flujo de efectivo.

Valores:

a) Sí llevo un presupuesto y procuro que esté actualizado así como cumplirlo.

b) Sí, pero me cuesta mucho tenerlo actualizado y muchas veces no lo considero al realizar mis gastos

c) No llevo un presupuesto

Para mejorar: Sé que para algunos será tedioso, para otros difícil de cumplir, pero como ya te comenté el presupuesto es la base de tu salud financiera. Si aún no llevas uno tómate el tiempo para hacerlo, procura mantenerlo actualizado y sé disciplinado al seguirlo. Puedes apoyarte en el artículo 10 Consejos para la elaboración de tu presupuesto.

2. Tu Flujo de Efectivo

Descripción: Determina tu capacidad de afrontar tus gastos y compromisos financieros, es decir, qué tanto tus ingresos logran cubrir tu necesidades y las de tu familia, así como tus deudas y tu ahorro. Para determinarlo te basas en tu presupuesto.

Importancia: Para mí es quizá el más importante de los indicadores ya que refleja sin lugar a dudas dónde estás parado, permitiéndote identificar fugas de dinero, zonas de amortiguamiento (gastos que puedes reducir o suprimir en caso de necesidad) y que tan apremiante es la necesidad real de incrementar tus ingresos, es decir, el que tu ingreso te sea suficiente descontando fugas de dinero y zonas de amortiguamiento.

Valores:

a) Si tus ingresos no logran cubrir tus gastos y compromisos, estás sumido en una crisis financiera severa. Lo más importante es romper el círculo vicioso de endeudarte porque no tienes para pagar tus necesidades lo que te lleva a endeudarte para cubrirlas: identifica y elimina tus fugas de dinero, aprovecha las zonas de amortiguamiento e incrementa tus ingresos.

b) Si el mayor porcentaje de tus ingresos se va en el pago de deudas, tienes una precaria salud financiera. Observa tus hábitos de consumo, quizá no todo lo que compras sea realmente necesario. Da prioridad al ahorro, se paciente para obtener aquello que deseas, y si hay algo en especial que deseas adquirir o disfrutar, haz el esfuerzo de generar un ingreso adicional para cubrir su costo antes de endeudarte aún sea a meses sin intereses.

c) Si el mayor porcentaje de tus ingresos lo dedicas a cubrir tus necesidades diarias, mayor es tu dependencia a tu ingreso para vivir al día, lo que te vuelve vulnerable ante los imponderables que suele presentarnos la vida. Busca ahorrar lo que hoy se te va en fugas de dinero, aprovecha las zonas de amortiguamiento, y ese dinero deposítalo en una cuenta de ahorro como provisión para eventos futuros. También es recomendable que te esfuerces por incrementar tus ingresos.

d) Si el mayor porcentaje de tus ingresos lo destinas al ahorro a corto plazo, podemos hablar de que disfrutas de estabilidad financiera encontrándote preparado para enfrentar el futuro. Observa la fuente de tus ingresos… Quizá sea hora de buscar ingresos que no dependan de tu fuerza personal, como son las inversiones, rentas, patentes y regalías.

e) Si la mayor parte de tus ingresos la destinas al ahorro a largo plazo y a las inversiones, hablamos entonces de que disfrutas de holgura financiera.

Para mejorar: Como podemos ver, cada valor del Flujo de Efectivo lleva intrínseco la clave para mejorar este indicador.

3. Tu liquidez

Descripción: Determina tu capacidad de pago en dinero efectivo. En muchas ocasiones una persona puede tener un flujo de efectivo sano pero no tener un peso en su bolsa, aún tenga mucho dinero en instrumentos de inversión, activos o ahorro a plazos.

Importancia: La liquidez es la que te permite pagar los productos y servicios que requieres día con día. Quien no tiene liquidez requiere recurrir a préstamos o a su tarjeta de crédito, con lo cual, lo único que gana, es mermar su flujo de efectivo futuro.

Valores:

a) Sin liquidez, es decir, no tienes capacidad de pago en efectivo.

b) Liquidez precaria, es decir, tienes lo justo que requieres para realizar tus pagos.

c) Liquidez, es decir, tienes disponible más dinero del necesario para tus gastos.

Para mejorar: Si requieres mejorar este indicador, es necesario identifiques el motivo por el cual no tienes la liquidez suficiente.

  • ¿No tienes un flujo de efectivo sano? Empieza por ahí: reduce fugas de dinero, aprovecha zonas de amortiguamiento e incrementa tus ingresos
  • ¿Tienes tu dinero “atrapado” en instrumentos de inversión y ahorro a plazo? Revisa tu estrategia de ahorro e inversión: Recuerda que debes tener una cuenta de ahorro a la vista (tarjeta de débito o chequera) con dinero suficiente para el día a día, quizá complementada por una inversión o ahorro de vencimiento diario (disponible en 24h).
  • ¿Tienes tu dinero invertido en activos (casas, autos, oro)? Recuerda que no puedes comer una bujía, ni pagar la colegiatura con una piedra, ni comprar en el supermercado pagando en caja con una onza de oro. Si tus activos no te proporcionan un flujo de efectivo (rentar la casa, por ejemplo) quizá debieras vender alguno para hacerte de liquidez, o esforzarte en generar un ingreso que te garantice la liquidez que necesitas.
  • ¿Te autofinancias a través de tus ahorros y por ello no tienes dinero? Si bien el autofinanciamiento es una práctica recomendable, debes considerarla como lo que es: una deuda. Por tanto, no seas condescendiente contigo mismo viéndote como el acreedor al que no le pagan… realmente eres el deudor incumplido.
  • Como punto general, recuerda la regla de oro de las inversiones: No uses para invertir el dinero que necesitas para comer.

4. El rendimiento que te da tu dinero

Descripción: En este indicador puedes ver reflejado que tan eficiente es tu propio dinero trabajando para ti, es decir, los intereses y rendimientos que recibes por tu dinero ahorrado e invertido para necesidades futuras (no el que necesitas para tu gasto diario ni para tus pagos mensuales).

Importancia: Este indicador no busca evaluar el rendimiento de tu dinero como una fuente de ingreso (lo cual está contenido en el Flujo de Efectivo) sino que mide tu propia eficiencia para administrar tu dinero, lo que conlleva planear, analizar y evaluar diferentes opciones.

Valores: 

a) Tu dinero no te genera rendimientos. ¿No ahorras? ¿Guardas el dinero en una alcancía, bajo el colchón, o en una cuenta que no te da intereses? Empieza por destinar parte de tus ingresos de forma constante al ahorro y acércate a un asesor para identificar algún instrumento de ahorro o inversión que se ajuste a tus necesidades.

b) Tu dinero te da rendimientos inferiores a la inflación. Estás perdiendo dinero aún que lo tengas en el banco o en un fondo de ahorro. Existen instrumentos que requieren un monto de apertura bajo que dan rendimientos superiores a la inflación, como pueden ser algunas cajas de ahorro, fondos de inversión y bonos del gobierno (CETES).

c) Tu dinero da rendimientos superiores a la inflación. Estás haciendo un buen trabajo y quizá sea hora de dar el siguiente paso: tomar las riendas de tus inversiones. Evalúa los diferentes fondos de inversión y compara sus rendimientos, escogiendo aquellos que te den mejores rendimientos: hoy existen fondos de deuda de bajo riesgo que están dando rendimientos anuales del 9%. Para tener una mejor idea te recomiendo la infografía ¿Dónde Ahorrar mi Dinero?.

d) Tu dinero trabaja para ti. Es quizá el punto al que muchos desearían llegar. Es cuando el flujo de efectivo que generan las inversiones es tal, que bien puedes considerarlo un ingreso adicional. Existen muchos casos que las personas llegan incluso a dejar de trabajar para dedicarse de lleno a sus inversiones

Para mejorar: Si bien es cierto que el importe de los rendimientos está relacionado con el total del capital que tengamos invertido, también es cierto que muchas veces no obtenemos mejores rendimientos más por falta de conocimiento que por falta de capital. Por ello es importante ser autodidacta: Lee libros y artículos relacionados al mundo de las inversiones, platica con personas con mayor experiencia, selecciona a un buen asesor financiero, relaciónate con personas que estén buscando andar el mismo camino que tú.

5. La Etapa Financiera en la que te encuentras

Descripción: Las Etapas Financieras son una serie de características en la vida financiera de una persona relacionadas con el origen de sus ingresos, la naturaleza de sus gastos y la urgencia de sus obligaciones. Puedes encontrar una explicación muy completa en Cómo Identificar (y prosperar en) las Etapas Financieras.

Importancia: La etapa financiera en la que te encuentras, al resumir en hechos tu nivel de endeudamiento, tu capacidad de pago y tu grado de desarrollo en diversas habilidades financieras como el ahorro, la inversión y el financiamiento, permiten concentrar en este único indicador muchos otros que pudieran manejarse de forma independiente, facilitándote su evaluación y seguimiento.

Valores: Las etapas financieras, según las puedes ver descritas en el artículo recomendado, son:

a) Dependencia Financiera

b) Autosuficiencia Financiera

c) Crisis Financiera

d) Estabilidad Financiera

e) Tranquilidad Financiera

f) Independencia Financiera

g) Libertad Financiera

Para mejorar: Identifica en qué etapa te encuentras y sigue las recomendaciones específicas para cada superar cada etapa.

Existen muchos otros indicadores que pudieran manejarse, y es muy probable que consideres que alguno de ellos sea demasiado importante para haberlo omitido en este artículo. Por favor inclúyelos en la sección de comentarios… poco hay tan valioso como la retroalimentación,  además que podrá servirle a otros lectores para forjar su propio criterio.

Recuerda que no existen caminos instantáneos. Ni quien busca bajar de peso lo logra en la primera sesión en el gimnasio, ni el corredor completa el maratón la primera vez que se pone los zapatos para correr. En todos los casos debes primero identificar de forma honesta dónde te encuentras, definir a dónde quieres llegar y establecer un plan para lograrlo, dando seguimiento periódico a tus indicadores para que puedas evaluar el resultado paulatino de tu esfuerzo. Ten paciencia… Estoy seguro que con constancia y disciplina, lo lograrás.

¡Éxito!

¿Consideras que hay otros indicadores que te han dado buen resultado? ¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos artículos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

6 Comentarios »

  1. David Segrra 14/Oct/2016 en 10:28 pm - Responder

    Hola muchas gracias por el artículo. me ha gustado mucho. Podrías dar mas detalles de las fases o etapas financieras como valores de ratios principales en cada una de las etapas? Te agradecerìa mucho para saber donde estoy

    Saludos

  2. Pedro 27/May/2012 en 11:37 pm - Responder

    Gracias por el artículo, me ha sido de utilidad.

    • Mauricio Priego 28/May/2012 en 4:40 am - Responder

      Pedro, gracias a ti por seguirnos.

      ¡Éxito!

  3. Garessi03 13/May/2012 en 7:34 pm - Responder

    Buenas noches Ing. Priego, me resultó sumamente interesante éste artículo y, mucho le agradezco me defina: ZONAS DE AMORTIGUAMIENTO. A que se refiere específicamente. Le envío cordial saludo, quedando en espera de su respuesta.
    Garessi

    • Mauricio Priego 15/May/2012 en 3:41 pm - Responder

      Garessi,

      Por Zonas de Amortiguamiento me refiero a gastos que es posible reducir y hasta suprimir de ser necesario para poder ajustar el presupuesto personal (o familiar) a una reducción súbita de ingresos o a eventos inesperados.

      Siento que como de costumbre es más fácil decirlo que implementarlo, así que te ofrezco escribir un artículo al respecto en el corto plazo. ¿Te parece?

      Seguimos en contacto.

    • Mauricio Priego 24/May/2012 en 8:42 am - Responder

      Mi estimada Garessi, lo prometido es deuda:

      Te dejo la liga a un artículo específico para este tema: La Zona de Amortiguamiento – Dando flexibilidad a tu presupuesto.

      Confío te será de utilidad.

      ¡Éxito en tus proyectos!

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.