La Lista del Súper – Ahorra al realizar tus compras

Mauricio Priego 12/mar/2012 5

La Lista del Súper - Ahorra al realizar tus comprasUno de los principales rubros donde se concentra el gasto de una familia es en la compra de productos para el cuidado personal, la limpieza del hogar y los alimentos tanto para las personas como para las mascotas. Éstas compras llegan a consumir, en la mayoría de los casos, del 10% al 15% del ingreso familiar, llegando a ser aún más altas en el caso de familias con niños pequeños, personas mayores o enfermos graves por el consumo de pañales, jabones y cremas especiales. Adicionalmente es fácil que se escondan productos entre lo abultado de la cuenta que quizá en realidad no necesites – el llamado gasto hormiga – lo cual llega a ser una fuga considerable e invisible de tu dinero. ¿Cómo hacer que el dinero rinda más en las compras? ¿Cómo ahorrar al comprar? Hoy veremos algunas ideas.

Planea tus compras

  1. Realiza una lista de aquellos productos, alimentos y consumibles que son básicos en tu hogar y observa que tanto te duran cada uno de ellos.
  2. Determina la frecuencia que consideres óptima para hacer las compras del hogar. En lo personal resurto la casa cada 15 días, teniendo una visita al súper intermedia para la compra de alimentos perecederos (frutas, jamón, carnes) y de muy alto nivel de consumo.
  3. Conociendo qué productos que necesitas, cuánto te duran y qué tan seguido te conviene realizar tus compras, determina la cantidad suficiente de cada uno de ellos para tener en tu casa entre compra y compra. Por ejemplo el papel de baño: si tu familia usa un rollo diario y decides resurtir tu hogar cada 15 días, te conviene comprar un paquete de 18 rollos sobre uno de 12.
  4. Recuerda que al comprar de emergencia – porque ya no tienes y te urge – lo normal es que los productos te salgan más caros: No puedes aprovechar ofertas, compras en tiendas de conveniencia o en la de la esquina que normalmente son más caras, tienes un gasto adicional de gasolina, el tiempo que inviertes en estar yendo y viniendo a hacer compras, etc.
  5. Agrega a tu lista de productos básicos la cantidad de cada uno de ellos que necesitas para tener almacenado.

Esta es una imagen de cómo podría quedar la lista. Si lo deseas, haz clic sobre ella para descargar la hoja de Excel y que te sirva de base.

Ejemplo lista de compras

Elabora tu lista de compras

  1. Antes de ir a hacer las compras imprime tu lista y haz un inventario de tus productos almacenados, escribiendo en los cuadros cuánto necesitas para resurtirte. Por ejemplo, si basándonos en la imagen al hacer inventario te quedan 3 litros de leche, entonces apuntas 7, y si te queda una botella de lavatrastes, entonces no compras ninguna.
  2. Es muy importante recordar que no debes considerar productos ya abiertos. Recuerda que lo que buscamos es evitar que te quedes sin algún producto a mitad del período de compras, de forma que no tengas que realizar compras de emergencia.
  3. La excepción a la regla anterior son aquellos productos que tienen un ciclo de vida muy largo, como por ejemplo las bolsas negras para la basura o el insecticida. En su casa nos duran poco más de dos meses, por lo que al hacer inventario lo que reviso es que queden suficientes para el siguiente período.
  4. Los espacios adicionales son para productos que no compras de forma periódica pero que detectas durante el período que se necesitan en tu hogar, como pueden ser focos, vasos, un nuevo destapador, etc.
  5. Intencionalmente no se tienen frutas y verduras en la lista de la imagen ya que éstas tienen un tiempo de vida corto por lo que es difícil almacenarlas, adicionalmente a que hay muchas que sólo pueden adquirirse en determinadas épocas del año. Al hacer tu inventario considera aquellas que necesites.

Presupuesta tus compras

  1. Principio básico para tener finanzas sanas es llevar un presupuesto, el cual debe incluir un rubro para las compras. Es claro que no compras todos los productos en todas las visitas a la tienda y que a veces comprarás productos que no se encuentran de forma permanente en la lista, pero es necesario que definas una cantidad máxima para gastar.
  2. Una forma de hacerlo es identificar aquellos productos que más consumes y que es frecuente su resurtido, calculando cuánto dinero necesitas para comprarlos. Calcula cuánto necesitarías para comprar los demás productos y suma el 25% de ése importe a lo que requieres para comprar los de alto consumo. Cuando te sobre dinero, ahórralo; y cuando te falte, lo completas con ése ahorro.
  3. Cada vez que tengas un incremento en tu ingreso base (la cantidad mínima que se repite mes con mes, como podría ser el sueldo) ajusta tu presupuesto de compras a la nueva realidad de precios.

Sé disciplinado y apégate a la lista

  1. Existen cazadores de ofertas que no pueden resistir una cuando la ven. Ante la idea de “no sé cuando volverá a repetirse” compran productos que en ese momento no necesitan. En general, sé sincero contigo mismo para determinar la verdadera necesidad que tienes de dicho producto, y sólo cómpralo si puede cubrirlo tu presupuesto de compras o si tienes separado algún dinero para este tipo de eventos.
  2. Otro evento clásico es comprar productos que se te antojan en el momento… Por eso hay botanas, dulces, refrescos y revistas en la zona de cajas. En este caso resiste la tentación de comprar los productos pagándolos entre tus compras, ya que de ser el caso que te sobrase dinero de tu presupuesto a la hora de pagar, recuerda que necesitas ahorrarlo para compras futuras en las que no te alcance.
  3. Evitar pasear por la tienda, ya que es fácil encontrarse con una blusa, una herramienta o cualquier otro producto que llame tu atención convirtiéndose en una tentación para comprar algo que no necesitas.

Compara precios

  1. Compara de forma habitual los precios de los productos, no sólo entre las distintas marcas, sino entre las diferentes presentaciones de una misma marca. Me he topado que en ocasiones comprar los productos en presentaciones grandes (4 litros por ejemplo) te salen más caras que si las compras en presentaciones más pequeñas (1 litro), cuando muchos tenemos la creencia que comprando volumen siempre se tienen ahorros. ¿Trampa de las tiendas? Quizá.
  2. En lo personal desaconsejo recorrer múltiples tiendas para realizar el resurtido del hogar ya que usualmente el gasto en gasolina y tiempo no lo justifica.
  3. En vez de ello identifica la tienda donde los productos que usualmente compras te salen más baratos. No lo veas producto por producto ya que las ofertas y precios cambian de un día para otro, sino por el total que pagas por los productos de alto consumo.
  4. De vez en cuando acude a otra tienda para comparar precios. No porque una tienda en específico sea hoy la que tiene los mejores precios, los tendrá siempre.
  5. ¡Cuidado con las ofertas! En ocasiones esconden aumentos de precios, aprovechando que a los consumidores nos es difícil llevar un seguimiento puntual del precio de todos los productos que compramos. Lo mismo ocurre con los paquetes armados, no siempre son más económicos que los productos por separado.

¡Éxito!

¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos artículos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Artículos relacionados

Ligas recomendadas

5 Comentarios »

  1. Isabel González Castro 18/may/2013 en 8:04 am - Responder

    Estimado Mauricio, excelente artículo en contenido y utilidad como todos los de tu blog!
    Te comparto que en mi caso hago las compras del super cada 6 semanas (debo confesar que no siempre fue así) tengo dos hijos que me acompañan y cada uno llenamos un carrito, lo cual nos permite ahorrar tiempo y dinero, porque como bien dices no compramos en tiendas de conveniencia ni en la esquina, como la nuestra ya es una práctica constante ya sabemos las cantidades que consumimos de cada producto.
    Y cada semana en el mercado compramos los productos perecederos en base a lo que vamos a consumir.
    Mis hijos están involucrados en éste y otros temas de consumo con la intención de que sepan presupuestar, comparar precios y apegarse a un presupuesto.
    Ésta práctica de hacer el super cada 6 semanas, me ha representado un ahorro de aproximadamente $1,000.00 al mes o más.
    Gracias por tus artículos. Nuevamente felicidades!!!
    Isabel.

    • Mauricio Priego 21/may/2013 en 5:51 am - Responder

      Isabel, muchas gracias por compartirnos tu experiencia.

      Y principalmente felicidades por involucrar a tus hijos en la administración del hogar: la formación financiera es tan importante como la académica o la espiritual, pero muchos padres la pasan por alto y en las escuelas definitivamente no lo consideran.

      Te mando un fuerte abrazo ;)

  2. BIBIANA HIGAREDA 02/ene/2013 en 8:32 pm - Responder

    gracias me fue de mucha utilidad.. espero mas consejos.

  3. Bernardo Balvanera 14/mar/2012 en 11:58 am - Responder

    Esta es una de esas pequeñas cositas que normalmente no hacemos y luego nos preguntamos donde se nos va tanto dinero. Hacer uno su lista y llevar un inventario de lo que uno consume en su hogar resulta ser una herramienta muy buena cuando de ahorrar se trata o al menos de saber cuanto dinero se esta gastando y en que.

    Efectivamente me he dado cuenta que comprar botellas de 4 litro o paquetes de 18 o 24 rollos en ocasiones, sale mas caro. Que bueno que lo mencionaste. Otra cosa, que no crei que fuera verdad, pero que tienes mucha razon, es que las tiendas, al publicar sus “ofertas” primero inflan sus precios confiando en que uno no lo notara porque no llevamos un tracking de lo que las cosas cuestan. Eso lo sospechaba pero no lo creia porque creo en la “honestidad” de las tiendas comerciales grande, sin embargo, no debo olvidar que no se trata de “honestidad” si no de hacer negocio y pues no los puedo culpar.

    No hay mayor verdad en lo que has dicho; sobre todo en lo de presupuesto y disciplina.

    Como siempre, un excelente post Mauricio y muy acertadas observaciones.

    • Mauricio Priego 17/mar/2012 en 10:45 am - Responder

      Bernardo, muchas gracias por tus palabras.

      El saber que el artículo es de utilidad es nuestra mayor recompensa, justificando el esfuerzo y el tiempo de investigar, redactar y documentar los artículos. Confío que le sacarás el mayor provecho.

      Saludos desde el Mayab ;)

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.