Negocios Multinivel, ¿Oportunidad de negocio o pirámide engaña bobos?

Mauricio Priego 16/Feb/2012 13
Negocios Multinivel, ¿Oportunidad de negocio o pirámide engaña bobos?

Negocios multinivel, oportunidad de negocio o fraudeAl rededor del mundo son muchas las personas que participan en negocios multinivel (también conocidas como Redes de Mercadeo) y muchas más son invitadas a participar en uno. Es muy probable que para este momento hayas escuchado hablar de alguno si no es que ya te han invitado a integrarte a una red… o quizá hasta te encuentres desarrollando la tuya. Pero ha habido muchos fraudes, ha habido muchos participantes que rayan en el fanatismo, por lo que una gran parte de la población se muestra escéptica cuando no detractora de éste concepto de negocio, de forma que a nivel sociedad la duda si es una oportunidad real o un mecanismo para engañar a incautos continúa dando vueltas en el aire, y ello impide que muchos puedan verse beneficiados con sus bondades. Escribo este artículo no en base a creencias o en la lectura de casos, sino en algo más de 10 años de experiencia en negocios de tipo multinivel, procurando ser lo más objetivo e imparcial posible.




Mi experiencia

Hay un dicho popular que dice “Cada quién habla como le fue en la fiesta“, pero también es cierto que “El hombre inteligente aprende de la experiencia de los demás” así que comenzaré exponiendo brevemente  mi propia historia. A principio de la década de los 90’s me invita un amigo de la universidad a participar en uno de los multiniveles más importantes a nivel internacional (en teoría los inventores del concepto) y decido participar. Por esas épocas era un joven tímido y algo retraído, educado en el seno de una familia de clase media donde mis padres trabajaban con esmero y dedicación por darnos lo mejor a mi hermana y a mí.  Yo mismo había escogido qué carrera estudiar no sólo en base a mis preferencias y aptitudes, sino en aquello que me garantizase tener un buen empleo que me permitiera tener un ingreso que garantizase el bienestar de mi futura familia, de forma que en vez de ser arqueólogo, astrónomo o meteorólogo (las cuales desarrollo el día de hoy como pasatiempo), estudié una ingeniería en sistemas de cómputo. Y siguiendo el ejemplo de mis padres, ya trabajaba desde el 4º semestre de la carrera buscando desarrollar experiencia y tener mis propios ingresos.

Cuando me invitaron al multinivel se me hizo algo sensato el principio de poder recibir un porcentaje de la venta de productos que recomendase a mis conocidos, por lo que decidí participar. Con ello empecé a acudir a reuniones y eventos, asistí a seminarios, leí los libros de superación recomendados y escuché los casetes de capacitación. Como quien me invitó era el hijo del líder regional de ése multinivel, también tuve la oportunidad de saber lo que ocurría más allá del la empresa y sus productos: lo que acontecía en el seno de la red humana que formaba la red de distribuidores.

Llegué a tener una red con varios centenares de personas distribuidas en diversos estados del país, incluyendo el sur de Estados Unidos y a un par de países de Centroamérica. Yo no me consideraba un buen vendedor, por lo que solucioné el problema de la venta de productos haciendo tandas (mutualistas), de forma que conseguía una serie de clientes cautivos por cuando menos 10 meses. Adicionalmente sentía un compromiso sincero con quienes formaban mi red, apoyándolos en todo lo que estuviera en mis manos. De esta forma llegué a triplicar los ingresos que recibía en mi centro de trabajo, si bien éstos eran discretos.

Y llegó 1995. El país entró en una crisis económica muy aguda la cual contagió a varios países del orbe, por lo que diversos autores la consideran la primera crisis financiera mundial denominándola “Efecto Tequila”. La moneda se devaluó de forma estrepitosa: pasó de 6 pesos el dólar a prácticamente 15 en unas semanas… y como los productos que comercializábamos eran americanos, el precio de los mismos subió en muchos casos más del 50% con todo y el esfuerzo que hizo la compañía por contener el aumento. ¿Conclusión? Quedamos fuera de mercado y la red completa se disolvió.

Sin embargo no considero haber fracasado:

  • Aunque aún me sudan las manos cuando tengo que hablar con un desconocido, aprendí a controlarlo venciendo así la timidez,
  • de ser una persona retraída me convertí en un expositor experimentado,
  • desarrollé habilidades propias del liderato,
  • descubrí que generar ingresos es realmente una habilidad y que no está peleada con tener un empleo,
  • descubrí también que un empleo, al igual que poner un negocio, no te da seguridad financiera a largo plazo,
  • y finalmente descubrí que todos somos de una u otra forma vendedores: nunca obtendrás lo que te mereces, sino sólo aquello que logres negociar.

Al poco tiempo llegó a nosotros otro multinivel, esta vez uno nacional, y gran parte de la red anterior decidimos integrarnos al mismo. En esta ocasión los alcances fueron mucho más discretos aún que nuevamente llegué a ganar más que en mi trabajo. Sin embargo no logré desarrollar líderes comprometidos con su red dentro de mi grupo, por lo que la dependencia a mi persona provocó la caída de mi propia red: llegó el punto a que ya no era capaz de atenderlos a todos y el nivel de deserción se incrementó hasta el punto en que yo mismo me decidí a dejarlo.

Más nuevamente no lo vi como un fracaso:

  • Aprendí lo necesario que es en cualquier organización desarrollar líderes,
  • aprendí también a enfrentar situaciones adversas y lo importante que es el ánimo y la actitud en un equipo,
  • y finalmente aprendí a ver en mis clientes y asociados personas con sus propias motivaciones e intereses, de forma que mi éxito dependía directamente de comprenderlas y ayudarles a alcanzar sus objetivos, de que alcanzaran sus metas… mi éxito dependía de su éxito.

Conclusión

Los negocios multinivel, como diría Robert Kiyosaki (autor de Padre Rico, Padre pobre), son una excelente escuela de negocios, pero no debes verlo como La Oportunidad que te hará multimillonario. Es un negocio como cualquier otro, donde conseguirás ingresos de forma proporcional a tu esfuerzo, donde tienes que vender productos, comprender y dar un buen servicio a tus clientes y, como reto adicional, apoyar a tu red.

La diferencia con un negocio tradicional es que no estás solo, ya que cuentas con asesoría y capacitación, tanto en los productos como en desarrollo humano, adicionalmente a que el capital a invertir normalmente es bajo.

Si tus ahorros no son muy grandes, careces de experiencia en el mundo de los negocios o te ha llevado mucho tiempo y aún no decides poner una empresa, el multinivel podría ser para ti. (Con mayores recursos y una actitud más emprendedora, quizá sea más recomendable adquirir una franquicia).

Pero, ¡cuidado!

Desgraciadamente existen muchas personas sin escrúpulos buscando precisamente a incautos, y la forma de operar del multinivel permite disfrazar de honestidad a verdaderas actividades fraudulentas.

  • Verifica en la Secretaría de Hacienda que la empresa esté legalmente registrada.
  • Valida la existencia de las instalaciones físicas de la empresa hasta donde te sea posible.
  • El dinero no se produce de la nada, así que si la empresa no distribuye productos o servicios, seguramente se trata de un fraude.
  • Los productos deben ser de calidad y a un precio competitivo, existiendo un procedimiento establecido de reclamación de garantías.
  • Consulta en Internet y organismos gubernamentales de defensa del consumidor (en México PROFECO) el historial y reputación de la empresa.
  • Si bien la empresa puede ser sólida, es crítica la calidad de tu red ascendente.
    • Verifica que haya líderes comprometidos los cuales te asesoren de forma personalizada,
    • Pregunta a personas que estén en la red sobre el compromiso, atención y actitud de los líderes,
    • Debe haber un programa de capacitación formal no obligatorio, donde los libros en particular puedas adquirirlos en cualquier librería.

Como podemos ver, no hay por qué rechazar de forma preconcebida los negocios multinivel aunque en definitiva no son para cualquier persona. Si estás comparando entre algunas opciones te sugiero adicionalmente fijarte en la madurez de las compañías así como en sus planes de compensación, así como en la calidad y experiencia de las personas que forman la red.

Y recuerda, es un negocio en el cual puedes tener un ingreso de forma honesta, compatible con tu actividad actual y donde puedes aprender mucho sin arriesgar un gran capital… Pero tienes que comprometerte con la venta del producto, con el programa de capacitación y con la red de personas que logres convocar.

¡Éxito!

¿Has tenido alguna experiencia que quisieras compartir con nosotros? ¿Te quedó alguna duda o inquietud? Déjanos tus comentarios, los cuales enriquecen a todos aquellos que lean este artículo.

Si te gustó este artículo y te pareció de utilidad, te invitamos a suscribirte sin costo para que recibas los próximos artículos directamente en tu cuenta de correo. Estamos seguros que serán de tu interés. También te invitamos a dar clic en Me Gusta de Facebook y +1 de Google.

Temas relacionados

13 Comentarios »

  1. arturo 06/Ene/2015 en 10:53 am - Responder

    Hola Mauricio

    Lo que necesitas hacer es utilizar esas mismas personas para construir una empresa verdadera.

    El unico que se ha echo millonario con el libro “Padre rico, padre pobre”, es el que escribio el libro.

    Si tu hablas con verdaderos empresarios acerca de lo que has consumido en el multinivel, se van a reir de ti. Porque los que estamos involucrados con grandes empresas sabemos como funciona… y no llegaron a ser lo que son por leer muchos libros de motivación y coaching.

  2. FER 10/Ago/2014 en 12:34 pm - Responder

    Conozco el sistema estoy con convencido de que es el mejor sistema pero para el dueño del negocio “TENER CONSUMIDORES VENDEDORES” empleados sin sueldo ni responsabilidades ni obligaciones laborales hacia ellos.

    Lo importante es no engañarse a uno mismo con que eres un dueño de negocio eso es mentira, solo te has comprometido a comprar productos y venderlos.

    Y date cuenta que los productos esta sobrevalorados se fabrican en centavos y se venden en cientos de dolares
    Pues necesitan repartir muchisimas comiciones.

    La pereza y la ambicion son amigas de estos negocios
    “Trabaja poco y gana mucho”
    “Ten tu propio negocio”
    “se dueño de tu tiempo”
    Y muchas frases
    La realidad para mi es “compra mi producto consumelo y vendelo”

  3. Juliana 03/Jun/2014 en 7:57 pm - Responder

    Que buen articulo, gracias, definitivamente este es el camino a la independencia financiera, al menos a mi me cambio la vida los multiniviles en los que me encuentro.
    Saludos

  4. Efrain Tovar 29/May/2014 en 5:37 pm - Responder

    Mi experiencia en los negocios por Internet ha sido muy favorable, por tal motivo afirmo que son los negocios del futuro.

  5. Kevin Valenzuela 13/Mar/2014 en 8:48 am - Responder

    Es interesante cuando se menciona los multiniveles como una escuela de negocios y no como una oportunidad de negocios, me gustaria saber si la compañia Zrii es multinivel o piramide, espero su respuesta, gracias.

    • Mauricio Priego 14/Mar/2014 en 8:25 am - Responder

      Kevin, honestamente no había oído hablar anteriormente de Zrii.

      Por lo pronto se encuentra registrada en de la Asociación de Ventas Directas en Estados Unidos (DSA por sus siglas en inglés) por lo que podemos afirmar que es una empresa constituida bajo las regulaciones americanas y que sus ingresos se generan por la venta de productos. Por tanto, no tengo elementos para considerar que se trate de una pirámide.

      ¡Éxito!

  6. ? 29/Sep/2013 en 8:04 pm - Responder

    curiosidad cuales de estos son piramides o multinivel y porque?
    WALMARTA
    SAMS
    COSCOT
    HERBALIFE
    VISALUD
    KMART

    • Mauricio Priego 10/Oct/2013 en 5:45 am - Responder

      De los que mencionas, sólo reconozco a Herbalife como multinivel. Los demás son tiendas y clubes de compradores… Del penúltimo ni siquiera he oído hablar.
      ¡Éxito!

  7. Amanda 05/Feb/2013 en 5:28 pm - Responder

    Puede que en algun caso puntual, sobre todo me refuero a distribucion de productos concretos, alimentación, cosmética, dietética, etc..puede ser uc modelo de negocio y generar unos ingresos complementarios…pero ahora llaman multinivel a cualq uier cosa y hay algún.cretino que garantiza que no es una actividad de ventas…hay mucho estafador y muvho gilipollas por aquí sueltos, apestan desde lejos, con palabreria barata y argumentos casposos que no se creen ni ellos… Cuidadin, cuidadín!!!

    • Mauricio Priego 06/Feb/2013 en 8:15 pm - Responder

      Así es Amanda.
      Como dice el dicho, hay muchos lobos que se presentan con piel de oveja, y por ello es que hay que estar bien informado si se está considerando participar en un negocio de este tipo.
      Éxito!

  8. César Quintanilla 17/Feb/2012 en 8:11 pm - Responder

    Hola!!!
    El negocio multinivel es una muy buena opción, lo que se tiene que hacer informarse bien antes de ingresar a alguna compañía, ya que últimamente estoy viendo empresas que se hacen pasar por multinivel, tienen un plan de compensación multinivel, pero en realidad son pirámides. Es por eso que debemos capacitarnos para saber diferenciarlo.

    Gracias por compartir este artículo
    Saludos
    César

  9. Elmer Escoto 16/Feb/2012 en 7:38 pm - Responder

    A mi me invitaron muchas veces, pero rechacé participar quizá porque quienes me invitaban se comportaban como verdaderos fanáticos de alguna extraña secta. Se pasaban el día entero hablando de un señor que se había vuelto billonario en dos años y algunos incluso lloraban como niños oyendo aquellos cassettes. Ninguno de los que me invitaron ha conseguido más que un modesto ingreso, y eso a base de correr del timbo al tambo cargando pizarrones y cautivando a algunos para que compren los carísimos poroductos. Si todo lo que predicaban fuese verdadero, a estas alturas tendríamos mil billonarios, cien mil millonarios, y ninguno tendría necesidad de trabajar 12 horas como empleados de una empresa donde se les explota y se les aliena.

    Pienso que, para esas personas, el tal “plan” no era más que una especie de escape, algo así como un sustituto de las drogas o el alcohol, aunque quizá psicológicamente más dañino, casi embruteciéndolos.

    • Mauricio Priego 16/Feb/2012 en 10:17 pm - Responder

      Elmer, gracias por compartir tu perspectiva.

      No puedo más que darte la razón en el sentido de que hay personas quienes toman el multinivel como “La Única Opción”, llegando incluso a menospreciar a quienes “no ven la oportunidad”…

      Pero no podemos por ello generalizar. Hay muchos que lo ven como realmente es: un negocio que requiere de esfuerzo para levantarlo. Una oportunidad de generar un ingreso adicional y en donde existen casos de éxito, casos en los que a través de diversificación con otros negocios, la persona llega a dejar su puesto de trabajo.

      Subrayo que las redes de mercadeo no son una fábrica de millonarios: Son muy pocos los que lo logran y hay que estar consientes de ello, al igual que son pocos los jugadores que se vuelven estrellas de fútbol, o los cantantes que se llevan un disco de platino, o los empresarios que logran levantar una multinacional.

      Y es curioso: Los más “fanáticos” usualmente son los que menos crecen… y no se dan cuenta. En fin.

      Nuevamente agradezco tu tiempo en leernos y dejarnos tus comentarios.

      Éxito en tus proyectos.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.