Estrategia para organizar tus pagos: la Cuenta Distribuidora

Mauricio Priego 17/Ago/2011 2

En nuestros días es muy común que se nos invite a “domiciliar” el pago mensual de servicios, préstamos y créditos, existiendo ocasiones en que la domiciliación es obligatoria o conlleva beneficios para el cuenta-habiente como descuentos o reducción en comisiones. Lo que buscan comercios, instituciones financieras y prestadores de servicios es garantizar su cobro oportuno en un escenario que se acerque a la retención vía nómina: la mayoría de las personas realizan la domiciliación sobre las cuentas en las que reciben el pago de sus sueldos u honorarios.

Sin embargo, el que se cargue el pago a la misma cuenta donde se mantiene el dinero para el día a día representa, para muchas personas, una falta de control, ya que el saldo en la cuenta no refleja el disponible de la misma (se tiene la capacidad de sacar en cualquier momento todo el dinero, sin que se vea esto limitado por las domiciliaciones pendientes de cobrar), adicionalmente a que el cargo se hace sin miramientos siempre y cuando haya fondos disponibles. Y si no los hubiese, en cuanto los haya se aplicará el cargo y en muchos casos por un monto mayor al pactado, ya que se suman comisiones por penalización e intereses moratorios.

¿Qué puede hacerse entonces para tener un mayor control de tus pagos y evitar cargos “sorpresivos”? Una buena idea es abrir una Cuenta Distribuidora.




Una Cuenta Distribuidora no es más que una cuenta de ahorros bancaria, la cual destinas exclusivamente para la domiciliación de tus pagos. Es cierto que se requiere de cierto orden para garantizar que al momento de cargarse la domiciliación tengas fondos suficientes, pero si sigues estas sugerencias verás que en realidad es algo sencillo.

  • Al momento de realizar tu presupuesto identifica los pagos domiciliados.
  • Ten presente que, sin importar como distribuyas el pago a través de tus ingresos, éste debe quedar cubierto antes de la fecha en que se realice el cargo a tu cuenta.
  • En cuanto recibas tu ingreso realiza la transferencia (o depósito) a tu cuenta distribuidora, para que el monto de la domiciliación ya no forme parte del saldo de tu cuenta eje y puedas disponer de tus recursos en la misma sin miramientos.
  • El dinero que depositas en tu cuenta distribuidora considéralo como ya gastado, siendo muy importante que no lo “tomes prestado” y mucho menos hagas retiros deliberados. Hacerlo es uno de los caminos para sacar de balance tus finanzas.
  • Da seguimiento a que los cargos domiciliados se apliquen puntualmente, y en caso de que esto no ocurriera, comunícate con el comercio, institución o prestador de servicios correspondiente para verificar el estatus de la domicialiación.
  • En caso de que el banco requiriese un saldo promedio mínimo, procura hacer un depósito por esa cantidad (puedes tomarlo de tu fondo personal de ahorro o de tu fondo para el retiro) y mantenerlo sin tocarlo: todas las domiciliaciones deben ser cubiertas por sus transferencias (o depósitos) respectivos.

Sobre la cuenta bancaria en particular, es recomendable que tenga las siguientes características:

  • Apertura con el menor depósito inicial posible, existiendo opciones que no requieren un depósito para la apertura,
  • permitir la domiciliación de pagos sin comisiones,
  • tener las menores comisiones posibles – existiendo hoy día cuentas libres de comisiones – aún que genere bajos o nulos rendimientos,
  • no exigir saldos promedios mensuales,
  • consultas de saldo, retiros y cargos a la cuenta gratuitos,
  • facilidad para transferir dinero de forma electrónica a la cuenta desde tu cuenta eje (en la que recibes el pago de tu sueldo u honorarios o depositas tus ingresos) – de preferencia mantén ambas en el mismo banco para evitar comisiones por transferencia interbancaria (SPEI).
  • Ten en cuenta que en algunos casos se cancela la cuenta si durante un período de tiempo (meses) no se llega a un promedio mensual (relativamente bajo).
  • En México los bancos tienen la obligación desde 2007 de contar con la Cuenta Básica para el Público en General según el Artículo 48 Bis 2 de la Ley de Instituciones de Crédito, la cual cumple con todas las características descritas en los puntos anteriores.
  • Algunas cuentas con estas características disponibles en el mercado:
    • Cuenta Base Banamex
    • Tarjeta Básica Bancomer
    • Banorte Fácil (paga rendimientos)
    • Cuenta Básica Banregio
    • Básica General HSBC
    • Cuenta Básica para el Público en General INVERLAT

Confío en que esta información te será de utilidad. ¡Éxito en tus proyectos!

Temas relacionados

2 Comentarios »

  1. Alex Valadez 17/Feb/2016 en 3:05 pm - Responder

    Con ciertos proveedores yo evito domiciliar pagos por su historial de errores y cargos fantasmas dificiles de recuperar (p.e. Telmex) y para los cargos periodicos como seguros, cablevision netflix, etc. y MSI utilizo una tarjeta de crédito que genera puntos que no se extinguen y soy totalero. Me parece que el detalle del Estado de Cuenta de la TC es mas explicito para mi y tienes el recurso de no reconocer los cargos. Agradecere algun comentario a este enfoque Mauricio.

  2. curso finanzas 23/Sep/2011 en 8:23 am - Responder

    Muy buen aporte. Saber administrar los ingresos y pérdidas es una tarea imprescindible hoy en día. Realizar el continuo análisis financiero ayudará a generar ahorros evitando deudas innecesarias que terminarían complicando aún más nuestra economía.

Deja un comentario »

Suscribete

Suscribete, es gratis

El proceso de suscripción requiere que confirmes tu dirección de correo. Para ello, por favor busca en tu buzón un correo que tiene como asunto "Feedburner Email Subscriptions" enviado por FeedBurner, dentro del mensaje encontrarás un enlace para activar tu suscripción. Por favor haz clic en él, ¡y listo! Ya estarás suscrito.